FA Cup: el torneo más antiguo del mundo

La belleza del juego radica en que son 11 contra 11, el balón es redondo, el partido dura noventa minutos y cualquiera puede ganar. A lo largo de la historia hemos visto grandes ejemplos de esto, y aunque en la actualidad parece cada vez más difícil con los grandes equipos dominando el panorama, hay un torneo que trata de mantener vivo ese espíritu: la Football Association Challenge Cup, o simplemente, la FA Cup.

El torneo más antiguo del mundo comenzó casi ocho años después de que se formara la Football Association y las primeras reglas del juego. Para ese momento seguía sin haber mucho orden ni ideas de hacia dónde tenía que avanzar el futbol. Charles W. Alcock, el primer secretario de la FA, empezó a dibujar las primeras ideas para un torneo a nivel nacional que incluyera a todos los equipos afiliados en la FA. De los 50 de equipos afiliados, solamente una docena aceptó la invitación, y la primera ronda se empezó a jugar el 11 de noviembre de 1871.

Durante los primeros años, los equipos amateur del sur dominaron la competición, pero la importancia que adquiriría la FA Cup -para 1883 había más de 100 equipos compitiendo- hacía que los equipos intentaran todo para ganarla, incluyendo caer en el profesionalismo. En 1885, el profesionalismo fue legalizado y se inició una nueva era en el deporte, con los cuadros norteños dominando ahora en el panorama.

Esto también trajo consigo la creación de las ligas y las divisiones, provocando que cuadros de poca categoría tuvieran la oportunidad de derrotar a los que se encontraban en Primera División. Notts County fue el primero de Segunda División en ganar el trofeo en 1894; y en 1901, antes de que el Tottenham Hotspur fuera grande, se convirtió en el primer y hasta la fecha, único equipo no perteneciente a ninguna liga en ganar el trofeo.

Otros momentos importantes que ha vivido la FA Cup ha sido la decisión de trasladar la final al estadio de Wembley en 1923; la primera y única vez que el ganador ha sido un equipo no inglés –Cardiff City en 1927- y la primera transmisión de la final por televisión en 1938. Dicha final cuenta con una anécdota… curiosa: El partido se disputaba entre Preston North End y el Huddersfield Town. Un partido aburridísimo al punto que el comentarista, Thomas Woodroffe dijo en el último minuto del tiempo extra Si cae un gol ahorita me como mi sombrero. Mientras lo decía un penal ocurría en el área del Huddersfield, y unos días después se comió un pastel con forma de sombrero en TV en vivo.

Otra de las finales más recordadas es la que consiguió Stanley Matthews, recordada por su gran actuación para coronar su excelente carrera. La década de los 70 y 80 fue la época dorada de la FA Cup por la cobertura televisiva que recibía, y por grandes momentos en los que David derrotó a Goliat. Equipos de segunda división como Sunderland Southampton y West Ham vencieron a equipos poderosos como Leeds United en 1973, Manchester United en 1976 y Arsenal en 1980 respectivamente. Coventry City ganó su primer trofeo en la historia contra Tottenham en 1987, y al año siguiente, un equipo de desadaptados como el Wimbledon derrotó al Liverpool.

La tragedia de Hillsborough en el partido correspondiente entre Liverpool y el Nottingham Forest inició la época de la decadencia para la FA Cup. Junto a la incursión masiva de otras competiciones más importantes, el crecimiento de la brecha entre equipos grandes y chicos, y la modernización del futbol con patrocinios y ajustes de calendario para beneficiar las televisoras le ha quitado el aura mágica de un inicio. Pero todavía se pueden dar historias y sorpresas, como la de Wayne Shaw o el Wigan Athletic ganando la edición del 2013 contra el poderoso Manchester City. Sí, la FA Cup todavía puede dar de qué hablar…

Por Bernardo OV

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *