Eva Espejo, orgullosamente Tuza

La creación de la liga femenil en México vino a cambiar un paradigma muy arraigado en la sociedad donde el futbol profesional solo se concentraba en varones, relegando a las mujeres que buscaban desarrollarse en este deporte. Ahora la jugadoras pueden cumplir un sueño sin tener que ir al extranjero e incluso también algunas entrenadoras han tomado un papel de liderazgo muy importante.

Entre aquellas estrategas se encuentra Eva Espejo, directora técnica del Club Pachuca femenil y que acaba de recibir el reconocimiento a la mejor entrenadora de 2017 por parte de la CONCACAF. Los méritos por los cuales fue embestida por tal premio fue obtener el primer campeonato de Copa MX femenil, además de un subcampeonato de liga con la escuadra Tuza.

Sin embargo, su experiencia como dirigente comenzó mucho antes en 2004 al integrarse a la carrera de estratega deportiva en la Escuela Nacional de Directores Técnicos, para después estudiar una maestría en Gestión y Dirección de Entidades Deportivas en 2009. Su incursión en el balompié comenzó en una escuela de futbol para niños, más tarde se incorporó a la FEMEXFUT y tras ello pasó a formar parte de las filas de Pachuca como coordinadora del área desarrollo humano, lo cual le dio la oportunidad para ser nombrada como nueva directora de las Tuzas.

El reconocimiento que obtuvo como mejor entrenadora de la CONCACAF en 2017 superó incluso al estratega de la Selección Femenil, Roberto Medina, y a la estratega tica Amelia Valverde. Aun así Eva no ha sido la única mujer en tener reconocimiento a nivel institucional por su labor técnica.

La estadounidense Jill Ellis y la costarricense Amelia Valverde de igual manera fueron merecedoras de un reconocimiento igual en 2015 y 2016 respectivamente. A la vez que ellas otras directoras también son dignas de mención, tal es el caso de las italianas Sara Di Filippo y Carolina Morace, la sueca Pia Sundhage, la francesa Corinne Diacre, quien se convirtió en la primera mujer en dirigir un equipo varonil, y la hongkonesa Chan Yuen-ting, la única entrenadora en ser campeona en una liga masculina profesional.

Todas ellas y muchas más han puesto en marcha la homogeneidad del futbol, pues en pleno siglo XXI ya es impensable considerar este deporte un edén exclusivo de hombres, dado que el talento para jugarlo y dirigirlo es tanto de mujeres y varones. Eva y todas las entrenadoras plantan cara al machismo dentro del deporte, demostrando que para ser una líder nata solo se requiere de carácter y sagacidad.

Por: Manuel Vázquez Laguna / @HayManolo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *