Egipto 2010, sueños de revolución

Las pirámides de Egipto se despiertan cuando el sol golpea
los muros de Heliópolis, en la primera luz de la madrugada.
Mira como florece
la corriente del Nilo. Al Ghazi contempla a sus tropas antes de la batalla,
durante la noche estuvieron rezando por la victoria.
Mañana tomarán Abisinia
y atravesarán la imagen a través de una mirada,
esa imagen donde un balón despunta en la mañana
y cae por la tarde, en un campo de futbol
donde vive el jersey del equipo egipcio,
campeón de la Copa Africana de Naciones, allá por el dos mil diez.

Egipto

Naguib Mahfuz sonríe
desde el callejón de los milagros,
Khaled Al Khamissi recoge la voz popular de los taxistas del Cairo:
Mire joven, dígame usted a dónde lo llevo.
Un laberinto se esconde en un beso,
Egipto es la historia del mundo contándose en un poema,
en un partido de futbol.
Campeón invicto,
hijo pródigo del tiempo,
has ganado siete títulos.

Soltura floral del rostro alejandrino,
las palabras perduran.
Estamos en el dos miel diez, mañana la revolución despierta.

La Primavera Árabe comienza a gestarse.
Egipto

Por: Andrés Piña/ @AndresLP2

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *