Ya todos saben lo que ocurrió el pasado 23 de septiembre entre la barra—o pseudoaficionados, depende la óptica— de Monterrey y Tigres. No vamos a seguir dándoles foco, claro está que condenamos cualquier acto de violencia en la Liga Mx e inoperancia de las autoridades y organismos encargados.

Estamos de acuerdo con la Liga, es nuestro deber evitar o fomentar la violencia en el futbol, pues no solo el barra es quien genera la violencia, hemos sido testigos de casos donde la intolerancia de los aficionados provoca peleas al interior del estadio. ¿Qué tiene que pasar para que cambie la situación? ¿Personas fallecidas? ¿Por qué esperar a un caso como este? ¿Lo que sucedió previo al clásico es un hecho aislado? Claramente no lo es.

En nuestra investigación analizamos el problema de la violencia en el futbol mexicano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *