Leicester City, el recuerdo de un gran equipo

Fuimos afortunados de presenciar un hecho histórico en el futbol inglés con el Leicester City. Un suceso que naturalmente tendrá muchas repercusiones pues es una anécdota más que contaremos a las siguientes generaciones. El Leicester City ha demostrado que nada es imposible gracias a la consistencia de un grupo el cual comparte valores tales como el sacrificio y la entrega total.

leicester-premier-league-jpg-crop-promo-xlarge2

Todo ha sido gracias a la recolección y selección exacta de jugadores dándoles a algunos su gran oportunidad en una primera división. Todo esto se ha logrado por dos personas muy puntuales. El primero es el empresario tailandés que puso su dinero en la mesa para que la segunda persona importante en este proyecto, Claudio Ranieri, seleccionara a jugadores con la disposición de dejar todo en la cancha, los cuales compartían los valores de este proyecto para un año después culminar con la coronación del equipo. Empezó la temporada 16-17 y el equipo dejó de dar resultados, por lo que destituyeron a Ranieri y en su lugar llegó Craig Shakespeare. Con un nuevo director técnico, el Leicester volvió a la gloria eliminando al Sevilla en Champions y a enlazar varias victorias consecutivas en la Premier League.

leicester-city-badge

El éxito del Leicester, la temporada pasada, se logró haciendo una apuesta por la inversión más efectiva sin dejar una metodología futbolística tal como nos lo demostró el Barcelona en la final de la Champions 2010/11, teniendo 7 de los 11 titulares formados en una misma escuela y filosofía.

large_leicester-1458658118

Todo lo anterior no quita ningún mérito a la hazaña conseguida por este David que una vez más venció a Goliat. Es ahí donde tomamos el sentido de identidad con el equipo y con la situación, una inspiración para el día a día en el cual, cada mañana despertamos sin ser el favorito y a pesar de eso, seguimos adelante, recordando que cada obstáculo está en el camino para superarse por más grande que sea, que la constancia y la dedicación siempre nos dará una recompensa en la vida y la dificultad radica en la paciencia.

leicester1

Esta no es una historia que se presenta por primera vez pero puede que sea el único equipo que retoma los valores del futbol evocando la hazaña que hace 68 años Uruguay logró en Maracaná, Rio de Janeiro. He ahí que esta es una lección de vida, no de futbol, en la cual nunca nos podemos dar por vencidos antes de cada partido y tenemos que dejarlo todo durante el trayecto del mismo, como en la vida misma.

Por: Luis Islas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *