El legado táctico de Alfredo Di Stéfano

Los números, las estadísticas, las anécdotas de sus hazañas y hasta el respeto con el que la gente se refiere a su persona dejan claro para todo el que haya escuchado de Di Stéfano, lo grande que fue como jugador. Hay un antes y un después para el futbol a partir del gran Alfredo, quien revolucionó el deporte con estilos de juego que trascienden hasta nuestros días en el futbol internacional, como ser el antecedente del futbol total de Rinus Michels en el Ajax de los años setenta, cuando formaba parte de la imparable saga ofensiva del Real Madrid que ganó cinco Copas europeas seguidas.

stefano

En ataque, defensa, creación de oportunidades a gol, presión a la defensa y claro, clavarla en el arco, Alfredo Di Stéfano era un crack. Tenía una amalgama táctica que incluía visión y lectura del juego, habilidad, marcaba pautas en el medio campo y todo eso gracias a las diferentes posiciones en las que se desempeñó no sólo en los grandes clubes en los que militó, sino en las tres selecciones nacionales para las que defendió colores, escudo y camiseta, Colombia, España y Argentina. Por algo Eusebio y Pelé lo describieron como el jugador más completo de todos los tiempos.

megabanner_adaptacion_distefano

Es cierto también que en los equipos que jugó siempre estuvo rodeado de grandísimos futbolistas. En Argentina se formó en equipos históricos y consolidados como el River Plate y el Huracán, con el equipo millonario en 1947, se alzó con el título de Liga siendo el máximo goleador de la competencia con 27 goles y ese mismo año, con la selección de Argentina se coronó en el Campeonato Sudamericano. Lo acompañaban jugadores como Norberto Méndez y René Pontoni, figuras que ayudaron a formar a un joven de 22 años que al año siguiente fue perseguido por los dos más grandes equipos de España, el Real Madrid y el Barcelona y fue cazado por el conjunto merengue. Ahí fue donde despegó futbolísticamente, pero su éxito también está en la influencia del estilo de juego que traía de Argentina.

distefano_rmadrid_getty250913

Miguel Muñoz, el técnico del Madrid que lo recibió en el equipo bien lo dijo: La grandeza de Alfredo está en que, jugando para tu equipo, tienes a dos jugadores en cada posición. Se desempeñó en la media cancha, en posiciones de desequilibrio, de defensa y de definición. Tenía una lectura de las jugadas de su equipo como pocos la han tenido en las canchas, por eso vale recordar a Di Stéfano por ese legado táctico que le deben muchas generaciones en el futbol internacional que han ganado todos los títulos a su alcance desde entonces.

Por: Diego García Mondragón /@garciamdiego

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *