La Liga MX Femenil peligra

La Liga MX Femenil nació en el 2017 y desde entonces no ha dejado de crecer aún a pesar de las múltiples adversidades por las que ha tenido que atravesar en su breve pero problemática historia. Desde su arranque hubo algunos clubes que afirmaron no poder costear un equipo femenil, como fue el caso de Puebla, donde López Domínguez -entonces presidente de la institución-, aseveró que tenían otras prioridades y que no era momento para que se arriesgaran a tener un conjunto femenil. Otros club que no contó con equipo fue Jaguares de Chiapas. Los camoteros finalmente lo tuvieron.

Pero esto únicamente fue el principio. Entre otro de los problemas que ha tenido que enfrentar son la falta de sueldos que les permitan dedicarse de tiempo completo a su deporte como atletas de alto rendimiento, así como la falta de patrocinadores, ya que si bien las marcas interesadas en invertir en esta liga han ido en aumento, siguen sin igualar los número que ostenta la liga masculina.

Buscan que deje de ser obligatorio

Hace poco trascendió en los medios que hay varios dueños en la junta de directivos del futbol nacional que tienen la intención de abolir la obligatoriedad de un equipo femenil en cada uno de los clubes, ya que según abogan, esta rama del balompié nacional no ha resultado rentable para ellos y ha terminado por representar una fuga de capital.

¿Cuál ha sido la evolución del futbol femenil en nuestro país? Aquí te lo decimos.

De ser aprobada esta medida, la Liga MX Femenil podría estar en peligro debido a lo diezmada que quedaría tras la desaparición de múltiples equipos. Los conjuntos que buscan desertar, según “Futbol Total”, son Puebla, Lobos BUAP, Veracruz, Monarcas, Toluca y Cruz Azul. Como ya se comentó, Puebla desde el comienzo del proyecto tenía pocas intenciones de sumarse al proyecto, pero la novedad aquí es el hecho de que una cantidad cercana a la mitad de la liga esté buscando desvincularse de este proyecto que recién acaba de nacer.

Una liga naciente

La demanda de resultados pareciera ser exagerada debido a que sólo van tres torneos y es evidente que un proyecto de semejante magnitud (e importancia) no puede arrancar en poco menos de dos años. La poca paciencia mostrada por los directivos podría cercenar una liga que con todo y las adversidades que ha encontrado, ha logrado dar muestras del gigante en el que puede convertirse. En la final del Clausura 2018 tanto el partido de ida como el partido de vuelta de la final lograron imponer récords a nivel mundial. El encuentro en el estadio Universitario de Monterrey registró una asistencia de poco más de 38 mil asistentes, lo que representó una marca de liga femenil a nivel mundial, sin embargo el placer de ser referente a nivel mundial le duró muy poco a los rayados, ya que luego de una semana, el Volcán recibió el encuentro de ida y el récord volvió a ser abatido, con un total de 51 mil 211 asistentes.

Los dueños de los equipos que buscan eliminar la obligatoriedad no se dan cuenta de que están dejando escapar un mercado en crecimiento, con todo y que no se le han dado todas las facilidades posibles. Pero más allá del negocio lo realmente importante es que la Liga MX Femenil representa la apertura de un espacio para las mujeres, que llevan años peleando por encontrar las mismas oportunidades que los varones y dar luz verde a una medida que hace peligrar una de las victorias de esta lucha mandaría el mensaje equivocado, pero sobre todo sería una prueba de lo poco involucrado que está el futbol y su entorno en esta pelea, en cuyo caso estar afuera, es estar en contra.

Si te gustó te puede interesar: Mickey Mouse monopoliza el futbol: Disney compra Fox

Por: Alberto Roman / @AlbertoRomanGar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *