Tres jugadores legendarios de León

El León es un club lleno de tradición que nació tras la fusión de la Selección de Guanajuato y el Unión de Curtidores. Entre sus filas han pasado varios de los más grandes futbolistas que ha visto este país. Aunque su historia no es únicamente la de los logros y las victorias, como pueden recordarnos los descensos de las temporadas 86-87 y el verano del 2002, los panzas verdes han sabido sobreponerse y hace poco menos de una década lograron coronarse bicampeones. Son un conjunto que constantemente ofrece pelea y está empujando de forma perpetua para encontrarse entre los mejores del futbol mexicano. Por esta razón, nos gustaría recordar a tres jugadores legendarios de León.

Antonio “La Tota”  Carbajal

El arquero es uno de los máximos símbolos no solamente del León, sino del futbol mexicano en general. Representó a la Selección Mexicana en cinco mundiales y es considerado uno de los mejores porteros en toda la historia de nuestro país. Como es de esperarse, el cariño que los aficionados panzas verde sienten por él es inmenso. Genio y figura bajo los tres palos, siempre se negó a usar guantes, por lo que atajaba con las manos desnudas. Aunque su carrera no comenzó con el León (su debut se dio en el Real Club España en el 48), la mayor parte de su carrera jugó ahí, consagrándose campeón de la liga en un par de ocasiones. Como director técnico logró levantar dos copas para los panzas verdes.

Adalberto “Dumbo” López

Aunque sus primeros pasos dentro del futbol profesional los dio con el Atlante, gracias a la titularidad indiscutible de Horacio Casarín decidió marcharse al León, donde vería sus mejores años como futbolista. Con el equipo de Guanajuato logró ser campeón de liga en dos ocasiones, además de ganar una Copa. De manera individual logró un desempeño tan eficiente que consiguió el campeonato de goleo durante tres temporadas consecutivas (46 – 47 a 48 – 49), logrando establecer una marca histórica al ser el mexicano que más goles ha marcado en un sólo torneo con 36 tantos. Actualmente es el máximo goleador en la historia del León, con 136 goles. Como dato curioso, él fue una parte fundamental del único campeonato de liga que ha conseguido el Atlas hasta el momento.

Mauro Boselli

El argentino llegó a tierras mexicanas en el 2013. Provenía del Palermo de la Serie A y se esperaba mucho de él. No decepcionó ni un poco. En su primer partido el 24 de julio de aquel año contra Dorados en la Copa MX, Boselli anotó dos goles que prepararon el camino para uno de los más grandes ídolos recientes en Guanajuato. Boselli pronto se convirtió en uno de los goleadores más letales de la Liga MX, ayudando a su equipo a convertirse en bicampeón en aquel año. Por si esto fuera poco, logró ser campeón de goleo en tres ocasiones (Aperturas 2014, 2015 y 2017). Para tragedia de los panzas verdes el delantero se marchó hace poco del club, pero dejó una marca indeleble en la afición, siendo el segundo máximo anotador en la historia del club, sólo por debajo del mítico Dumbo López.

Si te gustó te podría interesar: Necaxa: desde los Electricistas a los Hidrorayos

Por: Alberto Roman / @AlbertoRomanGar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *