¿Cuál fue el primer reglamento del futbol?

Según el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, juego es la acción y efecto de jugar por entretenimiento. Al ser un juego, el futbol tiene su efecto de dispersión, pero sería muy romántico pensar que podría llevarse a cabo un partido sin el uso de las reglas. Por eso presentamos una breve historia –que abre la discusión– del primer reglamento del futbol.

Historia del futbol

Existe una amplia genealogía de los juegos que se concentraban en patear un balón. China, Roma e incluso el juego de pelota en México han sido considerados por algunos como antecesores del futbol actual, pero la mayoría sostiene que en Gran Bretaña es donde realmente se establecen las bases del balompié debido a que es el país donde se crearon los primeros equipos, asociaciones y reglamentos que dieron pie al que, hoy en día, es el deporte más popular del mundo.

Lee más: Edimburgo y el club más viejo de la historia

primeregalmentofutbol2

Dentro de la aceptación británica como eje fundacional, se habla que fue en las instituciones educativas de carácter público donde comenzó a popularizarse el futbol y de ahí paso a las escuelas privadas, desde donde dio el salto a lo que hoy en día se conocen con clubes.

Los primeros reglamentos que comenzaron a regir al balompié en el siglo XIX fueron determinantes para generar una línea e impulsar la pasión por la pelota.

Los primeros reglamentos

Al ser una disciplina practicada dentro de las instituciones educativas, se cuenta que los primeros en establecer reglas para jugar futbol en las escuelas fueron profesores y alumnos, con el afán de unificar el deporte que poco a poco ganó simpatizantes en Europa. Se considera que el primer conjunto de reglas se escribió en Eton College en al año 1815, aunque no existen evidencias físicas que lo avalen.

Con el mismo fin de establecer las bases del futbol, se data que para 1948 Henry de Winton y John Charles Thring hicieron un anuncio para juntar a representantes de distintos colegios con el afán de discutir el tema, a lo que rápidamente respondieron y asistieron por parte de Eton, Harrow, Rugby, Winchester y Shrewsbury.

La reunión se llevó a cabo en el Trinity College de Cambridge, donde se llegó a una serie de acuerdo que se establecieron en un documento que, desafortunadamente, desapareció físicamente con el paso de los años. El escrito es conocido habitualmente como Reglas de Cambridge, mismas que, se considera, tienen repercusión en los estatutos que se manejan actualmente.

Ante la falta de estadios, el futbol se jugaba dentro de las escuelas y, en las calles, los parques eran los lugares predilectos para patear el balón. Tanto así que en el Parker’s Piece de Cambridge, el parque público de la ciudad, existe una placa que dice: Aquí, en Parker´s Piece, en la década de 1840, los estudiantes establecieron un conjunto común de reglas de fútbol haciendo hincapié en la habilidad por encima de la fuerza, prohibiendo la captura de la pelota y hacer “hacking, misma que fue colocada por los habitantes en memoria de las limitaciones que en su tiempo se colocaron en los árboles para que aquellos que practicaran el juego se familiarizaran con el nuevo reglamento.

527562_full-lnd

La década siguiente, justo a la mitad del siglo XIX, los clubes comenzaron a conformarse, siendo el primero Sheffield Football Club en 1857, un conjunto formado por Nathaniel Creswick y William Prest, antiguos alumnos de Harrow que impulsaron la formación de la Asociación de Fútbol de Sheffield en 1867.

Con la creación del club también se intentaron regular las ventajas y desventajas que se podían presentar dentro de la cancha gracias al ideal de que el futbol se convirtiera en un juego equitativo. De ahí surgió lo que se conoce como The Sheffield Rules, un código fundado el 24 de octubre de 1857 y que tiene repercusiones hasta las canchas de hoy en día.

Casi seis años después, el 26 de octubre de 1863, se creó, en Londres, The Football Association (FA), la organización más antigua del balompié. Durante mes y medio se sostuvieron seis reuniones de las que el 8 de diciembre surgió el llamado 1863 FA Minute Book o London Rules, un libro escrito por Ebenezer Cobb Morley y que fue el primer reglamento respetado y adaptado por la mayoría de los equipos de la época.

El primer encuentro oficial disputado bajo las reglas de la FA se realizó el 9 de enero de 1864 en Battersea Park. Sin embargo, la adaptación no fue tan fácil y hasta 1868 se logró establecer un consenso. Actualmente, las reglas son determinadas por la International Football Association Board (IFAB), formada en 1886 tras una reunión en Manchester donde se concentraron las asociaciones de futbol escocesa, galesa e irlandesa. La creación de la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) se dio en París el año de 1904 e inmediatamente se adhirió a las Reglas del Juego de la Asociación de Futbol, lo que gracias a la popularidad ganada condujo a la admisión en el IFAB para 1913.

Te puede interesar: ¿Cuáles son las nuevas reglas del futbol? 

Todos hemos jugado en lugares que ni siquiera se asemejan a las medidas oficiales de los campos, con porterías improvisadas, balones al borde del desgaste y sin árbitro, pero más allá de limitar el juego, los primeros reglamentos que comenzaron a regir al balompié en el siglo XIX fueron determinantes para generar una línea e impulsar la pasión por la pelota.

Por: Obed Ruiz/@ObedRuizGuerra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *