¿Deben jugar extranjeras en la Liga Mx Femenil?

Creo que aún estamos un poquito lejos… deja entrever Nayeli Rangel, una de las referentes del futbol femenil en México. Desde la creación de la Liga Mx Femenil en 2017, hemos cuestionado aspectos como: salarios, infraestructura y actitud de los aficionados. Sin embargo, otra cuenta pendiente para el torneo es el nivel competitivo.

Actualmente, el Clausura 2019 vive su recta final. A falta de algunas jornadas, el portal de la liga registra un total de 339 goles, es decir, más de 22 goles por jornada, de los cuales el 57% son anotados en el área. Sin embargo, clubes como Necaxa o Querétaro suman 4 y 5 puntos respectivamente. ¿Cómo mejorar la brecha deportiva entre clubes?

Las jugadoras extranjeras, el nuevo reto de la Liga MX Femenil

Retomando las palabras de Nayeli Rangel. “[En México] en cuanto a la publicidad, televisoras y la gente, estamos por encima de España”. Sin embargo, la jugadora considera que le faltan jugadoras extranjeras al torneo. Esto se une a la postura de algunos equipos, quienes se muestran abiertos para recibir jugadoras no nacidas en México en sus plantillas.

Este ambiente orilló a que Enrique Bonilla, titular del futbol mexicano, abriera la puerta a una reforma al reglamento de la Liga MX Femenil. Recordemos que el artículo 8 y 22 estipulan lo siguiente:

Artículo 8. Una jugadora es elegible para participar en los partidos que integran los Torneos Apertura 2018 y Clausura 2019, siempre que se encuentre debidamente registrada por su Club en la Liga MX Femenil conforme a lo dispuesto por el presente reglamento. Solo jugadoras nacidas en México podrán participar en los Torneos de la Liga MX Femenil.

Artículo 22. Todos los Clubes deberán registrar a las jugadoras respetando las siguientes categorías y particularidades: […] c. Categorías Mayores, solo 4 jugadoras nacidas a partir del 1° de enero de 1993 en adelante, de las cuales sólo 2 jugadoras mayores podrán participar simultáneamente en el terreno de juego, pero pudiendo incluir a las 4 en la hoja de alineación.   

De esta forma, desde su formación, la Liga Mx Femenil fue concebida como una cantera para las jugadoras jóvenes mexicanas. De ella tendrían que formarse las generaciones que participarían en Copas del Mundo y demás competencias internacionales. Hasta el momento podemos decir que su finalidad se ha cumplido. La prueba de ello fue la participación histórica de la selección femenil en una Copa del Mundo Sub 17. Competición en la que el combinado llegó a la final.

A pesar de esto, personajes como Nayeli Rangel o Enrique Bonilla consideran que es necesario modificar el reglamento. Con esto, las jugadoras extranjeras llegarían al futbol mexicano para incrementar el nivel futbolístico. Además, para atraer mayores más reflectores y, con ello, ampliar las oportunidades de patrocinios.

Los pros y contras de abrir las fronteras en el futbol femenil

El debate sobre la inclusión de extranjeras gira sobre lo deportivo y lo económico. Para dimensionar esta discusión, entrevistamos a dos voces autorizadas: Paola López Yrigoyen, jugadora de Club Pachuca y a Iván Pérez, director editorial del sitio Referee, para contrastar la parte deportiva con la económica.

Paola López menciona lo siguiente: “Si el argumento es el mérito o quizá mejorar la Liga, sirve que metan extranjeras”. Sin embargo, la misma jugadora apunta que la medida debe ser tomada con cuidado, pues “hay un malinchismo tan arraigado, que si abren la liga a extranjeras lo que va a pasar es que van a venir muchas jugadoras, por lo tanto, se necesita una regulación”.

Para profundizar en esto, Paola López hace una analogía con la selección mexicana femenil: Yo jugué selección mucho tiempo, en la sub 17. Siempre ha estado plagada de mexicoamericanas […] y no es que no merezcan la oportunidad, hay muchas con mucho talento. Pero lo que sucedía en selección era los siguiente: había gente nacida en México con las mismas cualidades, pero las mexicoamericanas eran la que se quedaban en la convocatoria.

De este modo, la Liga fue en su momento la oportunidad para que gente local se pudiera formar, porque en selección antes era muy difícil estar en un cuadro nacional. Tenías que ser una Charlyn, una Ocampo. Tenías que ser una fuera de serie. Porque una persona mexicana promedio, simplemente no era llamada, se acabó.

Con las palabras de Paola López podemos concluir que si el plan es incluir a las jugadoras extranjeras, se requiere de una reglamentación que no perjudique a las mexicanas.

¿Quieres escuchar a Paola en Spotify y iTunes? Checa el último capítulo del podcast, Historias del llano: ¿Cómo ser periodista? 

Muchas veces la razón de este éxodo de jugadores es lo económico, pero llevarlo a buen cause es complicado. Por eso consultamos a Iván Pérez, Director editorial del sitio Referee, para aunar más sobre el tema rentabilidad y monetización. Esto fue lo que nos contó:

En términos económicos me parece que puede ser rentable para los clubes. En caso de que fichen a futbolistas de nivel, una de las ventajas, por así decirlo, es que ahora los salarios, los sueldos, no son exorbitantes, me parece que fichar futbolistas sudamericanas con cierto cartel puede ser una opción de negocio para los clubes, en términos de monetizar taquilla o producto, o combinado.

Me imagino a un club como Tigres o como el mismo América, Pumas o algún otro equipo que haya apostado por el futbol femenil, con un par de seleccionadas nacionales y quizá una futbolista extranjera con potencial me parece que sería interesante, incluso sería una opción de negocio, inclusive en términos de internacionalización, o sea que la futbolista logre posicionar el nombre del equipo fuera del país.

En ventas de playeras en los países de donde provenga la jugadora, me parece que es una buena opción. Sobre todo se tiene la posibilidad de ofrecer ese tipo de opción, cuando los clubes tienen el poder adquisitivo en México. Creo que es verdad que ahora les cuesta más de lo que ingresan, pero también en México se tienen finanzas sanas para poder intentar apostar por un producto femenil rentable. Tanto se quejan de que cuesta mucho, pero creo que no se han explorado vías de negocio para monetizarlo.

Más allá de abrir los partidos y que entre la gente y cobrar un boleto, creo que hay más opciones.

[…]

Siempre y cuando [las jugadoras] sean de calidad y reconocidas, porque traer una sudamericana que no tenga el mismo cartel, que probablemente esté empezando, quizás en ese punto no sea tan redituable. A menos de que la futbolista tenga hechuras o cualidades que no haya en el equipo, solo así se podría explicar…

Por ejemplo, en la varonil tenemos a Veracruz que tiene un buen de extranjeros que no conocemos su nombre, y a veces, ni siquiera juegan más de dos o tres partidos. Entonces, creo que puede ser una buena opción. Si se focaliza la inversión se puede explotar para generar ingresos con futbolistas de calidad de marca, que ayuden a posicionar al futbol mexicano, más a nivel local y también internacional.      

Una vez expuestos ambos argumentos, podemos concluir lo siguiente: La Liga MX Femenil tiene detrás un organismo (Federación Mexicana de Futbol) que es capaz de apostar por la integración de las extranjeras en el balompié nacional. Aunado a esto, la mayoría de los clubes tienen una organización económica estable para apostar por la internacionalización.

Sin embargo, la incertidumbre de las jugadoras gira en torno a la regulación del número de extranjeras. De lo contrario, la Liga MX Femenil está condenada a repetir los vicios del futbol varonil.

Por: José Macuil García

*Agradecemos a Paola López e Iván Pérez por su contribución en el presente artículo.

Si quieres saber más sobre el tema, mira este video. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *