Adivina al jugador por su migración

En el futbol, el termino trotamundos es utilizado para definir a los jugadores que pasan su vida migrando en busca de trabajo. Aunque algunos los llaman mercenarios, estos no dejan de ser futbolistas que, en aras de mejorar su carrera o estilo de vida, buscan otros países para lograr su cometido. Para ejemplificar esta situación reunimos a 10 jugadores cuya migración es recordada en el futbol.

Te puede interesar: De la caravana migrante a ul crecimiento deportivo

1. Rafael Márquez

Originario de Zamora, Michoacán, es considerado como uno de los mejores futbolistas mexicanos de la historia. No es para menos. Asistió a 5 Copas del Mundo, levantó dos orejonas, cuatro ligas de España y dos Ligas Mx, tan solo por mencionar algunos logros. Márquez inició su carrera en Jalisco con el equipo de sus amores: los rojinegros del Atlas. La calidad mostrada en el campo lo llevó a migrar a Europa a los 20 años. Aproximadamente 6 millones de dólares fue lo que desembolsó Mónaco por sus servicios.

Lee más: Cuando Mónaco descubrió a Márquez sin quererlo

En 2003, Barcelona pagó 5 millones de euros por el central mexicano. Durante esta etapa, Márquez formó parte de un equipo de élite, donde fue multicampeón. Después de España, le siguió una etapa en la MLS con NY Red Bulls. Tras su experiencia en Estados Unidos, Rafael Márquez regresó a México con León, donde también fue campeón. Cuando nadie lo esperaba, el futbol europeo le abrió de nuevo las puertas. Esta vez fue Italia, donde estuvo no más de una temporada antes de regresar a México para retirarse con Atlas.

2. Hugo Sánchez

Si hablamos de jugadores históricos, el nombre de Hugo Sánchez debe aparecer sin lugar a duda. Hugol es originario de la CDMX y debutó en Pumas donde ganó dos títulos, además de marcar más de 90 goles. En México fue donde dio forma a su calidad para rematar a gol. A la par de su etapa en Pumas, Hugo Sánchez militó en Estados Unidos, en San Diego Sockers, equipo en el que marcó cerca de 26 goles.

La etapa de Sánchez en el continente americano llegaría a su fin cuando llegó una oportunidad desde España. Atlético de Madrid le abrió las puertas y el mexicano respondió con más de 50 de goles. Esto fue el preámbulo para la época dorada del mexicano. La casa blanca lo recibió en la temporada 1985/1986, donde acumuló 5 campeonatos y 5 pichichis. Posteriormente vino una etapa transitoria, pues regresó a México con América. Después volvió a España con Rayo Vallecano, de nueva cuenta jugó en México con Atlante, probó suerte en Austria, vistió la camiseta de Dallas y cerró su carrera en Celaya.

3. Pavel Pardo

Originario de Jalisco, Pavel Pardo debutó en Atlas en la temporada 93. Con los rojinegros se mantuvo hasta 1998, cuando jugó para otro equipo tapatío, los Tecos de la UAG, donde se mantuvo apenas una temporada. Al finalizar el torneo, se trasladó a la capital del país para vestir los colores del América, equipo con el que disputó cerca de 330 partidos.

Tras su actuación en la copa del Mundo de 2006, Pavel Pardo se quedó en el país teutón para jugar con VFB Stuttgart, club en el que fue campeón de la Bundesliga. En la temporada 2010-2011 regresó a México para jugar con América, institución que lo considera un referente. Pardo cerró su carrera en la MLS con Chicago Fire.

4. Luis de la Fuente y Hoyos

Una de las leyendas del futbol mexicano nació en el estado de Veracruz. Aunque futbolísticamente debutó en la capital del país con el Aurrera, fichó posteriormente por Club Marte. Fueron sus actuaciones en Selección nacional las que lo llevaron a España para jugar con Racing de Santander con tan solo 20 años y con un sueldo de 700 pesetas mensuales. Regresó a territorio nacional para jugar con América, aunque su estadía en la capital terminó en 1939, año en el que fichó por Atlético Contreras de Paraguay.

Su travesía en el cono Sur del continente continuó en Argentina, pues fichó por Vélez Sarsfield, equipo en el que se mantuvo como titular y entregó grandes partidos. En 1940 regresó a la tierra que lo vio nacer y jugó con los Tiburones Rojos de Veracruz.

5. Sergio Almaguer

Oriundo de Monterrey, Nuevo León, inició su carrera en el extinto Ángeles de Puebla en la temporada 1987-1988. La siguiente campaña, Almaguer se mantuvo en Puebla, ahora jugando para Puebla F.C. Después vino Querétaro, Tigres (equipo en el que marcó 23 goles), Correcaminos, nuevamente Tigres, Puebla, Necaxa y Cruz Azul.

Después de su estadía en Cruz Azul, le llegó su oportunidad en Europa. Galatasaray lo fichó en 2002. Aunque su  paso fue efímero, el defensa mexicano se suma a la lista de jugadores que participaron en el viejo continente. Su carrera la finalizó en Chiapas, donde disputó solamente 59 partidos.  

6. Nery Castillo

Aunque nació en San Luis Potosí, su debut como profesional lo hizo en Grecia con Olympiacos. Hay que recordar que se formó en Uruguay pero su debut fue en tierras europeas. En 2007 se trasladó a Ucrania, para jugar con Shakhtar Donetsk, club que lo catapultó a Inglaterra con Manchester City.

A estas instituciones le siguieron Dnipro, Shakhtar Donetsk, Chicago Fire, Aris Salónica, Pachuca, León y Rayo Vallecano. De todos los equipos en los que jugó, fue Olympiacos donde su rendimiento fue mayor, pues marcó más 45 goles en más de 150 encuentros.

7. Raúl Jiménez

Uno de los mejores delanteros mexicanos de la actualidad, nació en Tepeji del Río. Debutó en el Club América, equipo en el que se desempeñó en todo el frente de ataque, ya fuera como centro delantero o tirado a la banda para generar oportunidades. Sus actuaciones llamaron la atención del Atlético de Madrid por una cifra que rondó los 10 millones de euros.

En España no tuvo la regularidad esperada. A pesar de su bajo rendimiento con los colchoneros, Benfica desembolsó 22 millones de euros por el mexicano. Todos pensaron que en Portugal llegaría la regularidad. Si bien era un recambio recurrente, no tenía los minutos suficientes. Esto lo llevo a la Premier League, competencia en la que su capacidad goleadora se hizo presente. De hecho, Wolverhampton recientemente desembolsó 38 millones de euros para ficharlo.

¿Te gusta la música y el futbol? El ex vocalista de Led Zeppelin, Robert Plant, es fanático de los Wolves

8. Carlos Vela

A pesar de haber entrenado en Guadalajara, Carlos Vela debutó en España con UD Salamanca, equipo con el que tuvo poca participación. Posteriormente defendió la camiseta de Osasuna, club con el que marcó tres goles. En 2008 regresó a Inglaterra para jugar con la institución que lo fichó en 2005: Arsenal, donde acumuló minutos en Premier League y tuvo una baja cuota de goles.

Después de su paso en Arsenal, Vela jugó en West Bromwich Albion donde marcó 2 goles. Posteriormente llegó a la Real Sociedad, club donde se consolidó y en 219 partidos marcó 66 goles. Además de ello, Vela se convirtió en un referente de la liga española. Para 2018, Carlos Vela, fichó por Los Ángeles F.C., escuadra en la que milita actualmente y es líder de goleo.

Carlos Vela en la MLS. ¿A qué se debe el éxito?

9. Guillermo Ochoa

Uno de los porteros más recurrentes en la selección mexicana es el originario de Guadalajara, Jalisco. Guillermo Ochoa debutó en América donde se mantuvo hasta 2011 cuando fichó por el Ajaccio de Francia, equipo que luchaba por mantener la categoría. Después de su travesía en el país galo, Ochoa se trasladó a España, donde jugó para Málaga y Granada. Posteriormente, migró a Bélgica para jugar con Standard Lieja, institución con la que se mantiene actualmente.

Otra faceta que hay que destacar del arquero es su trayectoria en Selección mexicana. Ochoa acumula cuatro Copas del Mundo, posiblemente alcance a Rafa Márquez en Qatar 2022.

10. Antonio De Nigris

Por último, uno de los trotamundos más queridos del futbol mexicano es Antonio De Nigris. Originario de Monterrey, Nuevo León, jugó en México para: Monterrey, América, Puebla y Pumas. En el extranjero lo hizo en: Villarreal, Polideportivo Ejido, Once Caldas, Shandong Luneng, Santos F.C., Gaziantespor, Ankaraspor, Ankaragücü y A.E. Larisa. Este último club ubicado en Grecia, país donde desgraciadamente perdió la vida.

Por: José Macuil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *