Once ideal de futbolistas de izquierda

El balompié se ha convertido en una escena para expresar emociones, pasiones y también ideales. Por más extraño que parezca, los futbolistas pueden ser protagonistas sociales ya que algunos se decantaron por tener o manifestar activamente tendencias políticas. Por ello, te traemos el once ideal de jugadores que lucharon dentro y fuera de las canchas desde la izquierda. 

Volker Ippig (Portero)

Denominado como el jugador más radical de la historia, jugó toda su carrera como guardameta del St Pauli, club alemán. Cada partido que saltaba a la cancha lo hacía con el puño en alto. Abandonó en dos ocasiones al club: primero para trabajar en una casa para personas con discapacidad, y la segunda para reconstruir escuelas en Nicaragua tras el paso de la dictadura en el país.

Javier Zanetti (Defensa)

“La solidaridad no tiene color, ni religión, o partido político”. Esas fueron la palabras pronunciadas por Zanetti, quien apoyó al movimiento zapatista abiertamente. Incluso se pretendió jugar un partido entre los insurgentes y el Inter de Milán, aunque éste no se dio. Sin embargo, Zanetti en gesto de solidaridad envió una ambulancia a las tierras zapatistas. 

Inaxio Kortabarria (Defensa)

Ícono del futbol vasco, abandonó a la selección española por sus ideales políticos ya que estaba a favor de un País Vasco independiente, además de estar en contra de la dictadura franquista. Es recordado por saltar con la ikurriña al campo en un derbi contra el Athletic Club tras la muerte del Franco.

Lilian Thuram (Defensa)

Nacido en el archipiélago de Guadalupe, fue campeón del mundo con la selección gala en 1998. Su lugar en este once se lo ganó tras rentar autobuses para llevar alrededor de 100 inmigrantes a ver un Francia contra Italia, todo como parte de la protesta en contra de la política migratoria del presidente Jaques Chirac. Además de ello, siempre mostró una postura crítica frente a los políticos de su país. 

Mustapha Zitouni (Defensa)

Es reconocido por luchar por la independencia de Argelia a través de la Selección del Frente de Liberación Nacional. Abandonó a la escuadra gala de cara a la Copa de 1958 para formar parte de las filas argelinas. Además de ello, se dedicó a viajar por varias partes del mundo para exponer lo que pasaba en la nación norafricana.

Johan Cruyff (Medio)

Rebelde e icónico que se negó a participar en la Copa del Mundo Argentina 1978 pues se opuso a la dictadura militar que regía al país latino. Además de ello, cuando militó en el Barcelona, se manifestó en contra del gobierno franquista.

Paul Breitner (Medio)

Declarado abiertamente maoísta, una corriente del comunismo implantado en China, también se negó a participar en la Copa del Mundo Argentina 1978, por los mismo motivos que Johan Cruyff. “Los deportistas, aunque tengan en el deporte su principal preocupación, no deben ser eunucos políticos”. 

Sócrates (Medio)

Para el jugador brasileño, el futbol y la política eran un mismo concepto. Junto con sus compañeros creó la Democracia Corinthiana, un movimiento de autogestión del club hechos por jugadores y trabajadores. De igual forma, se opuso a la dictadura militar en Brasil e incluso amenazó en abandonar el futbol en 1984 sino había elecciones libres. Tuvo que dejarlo y mudarse a Italia, pues nunca las hubo.

Diego Armando Maradona (Delantero)

Apoya abiertamente a gobiernos de izquierda como los de Cuba y Venezuela. Fue amigo personal de Fidel Castro. Tras la victoria contra Inglaterra en México 86, aseguró que fue una forma de vencer a los británicos y demostrar el orgullo del pueblo argentino, todo ello por el tema de la guerra de las Malvinas.

Carlos Caszely (Delantero)

El jugador chileno siempre se mostró en contra de la dictadura de su país, incluso dio un comunicado para rechazar la constitución que fue implementada. Conocido como el jugador que animó a Chile a desafiar a Pinochet, Caszely nunca dudo de sus ideales incluso después de que su madre fuera golpeada por soldados del régimen.

Cristiano Lucarelli (Delantero)

Abiertamente comunista, se identificó con  el club de sus amores y su afición, el Livorno. Con tal de jugar en dicho equipo, y con base de sus ideales, renunció a la mitad de su sueldo para formar parte de la escuadra.

Gusztáv Sebes (Director Técnico)

Entrenador de la mítica selección de Hungría conocida como los mágicos magiares. Apostó por una estrategia que llamó futbol socialista, en la cual todos los jugadores del equipo debían trabajar por el bien común, además de ser adepto a este ideal en el plano político.

Por: Manuel Vázquez Laguna / @HayManolo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *