Liga MX y estrategas: una muerte anunciada

Agradecemos su entrega y profesionalismo en todo momento, y le deseamos [suerte] a él y a su cuerpo técnico en futuros proyectos… Reza el obituario que Querétaro le dedicó a Rafael Puente Jr. tras finalizar el proceso del estratega en el Clausura 2019. Sin embargo, este mensaje es uno de los más habituales en la Liga MX, pues en el futbol nacional, la juventud, la innovación técnica y los procesos largos, no son la constante para los entrenadores.  

Resultado mata técnica

No estamos descubriendo el hilo negro cuando afirmamos que en la Liga Mx la prioridad es el resultado. En el futbol mexicano poco importa si el club tiene más posesión, si juega bonito o si tiene una base de jugadores jóvenes. La tarea del técnico se resume a clasificar a liguilla, mantenerse fuera del área de descenso y hacer que los jugadores contratados mantengan un ritmo. Las formas no son la prioridad y la Liga MX no es un terreno para dar oportunidades al talento joven.

Ahora bien, si comparamos las estadísticas del Clausura 2019 con la Bundesliga y La Liga, la tesis en torno a las oportunidades para los entrenadores cobra fuerza. Partamos de los siguientes factores: promedio de edad y nacionalidad de los directores técnicos. En cuanto al promedio de edad, en la Liga Mx es de 52 años. Hay que destacar que nadie con menos de 40 años dirige en primera división. En la Bundesliga, la edad promedio de los técnicos es de 47 años, y cuenta con 4 técnicos que no superan los 40. Por último, La Liga registra un promedio de edad de 48 años y en ella solo 7 técnicos superan los 50.

En cuanto a las nacionalidades, en la Liga Mx 12 de los 18 entrenadores tienen pasaporte mexicano, aunque 3 de ellos son nacionalizados: Siboldi (acaba de renunciar a su cargo al frente de Veracruz), Diego Alonso, Tuca Ferretti. Por lo tanto, solo 7 de los estrategas en México son de origen nacional y ninguno de ellos es menor a 40 años.

En cambio, la Bundesliga cuenta con 13 técnicos alemanes, solo Domenico Tedesco de 33 años tiene la doble nacionalidad, pues es de origen italiano. Sin embargo, la cifra de técnicos nacionales es mayor en España. En La Liga, 17 de 20 técnicos cuentan con la nacionalidad ibérica.

¿A qué vamos con esto? Sencillo. Al priorizar los resultados antes que las formas se genera en el futbol mexicano una tendencia a buscar estrategas “comprobados” y no proyectos a mediano y largo plazo. Por esa razón, menos de la mitad de los entrenadores son nacionales y los mexicanos que se encuentran en primera división son técnicos que por lo menos han dirigido a otro club en el país.

Esto nos lleva al otro factor expuesto, ya que la tendencia en cuanto a técnicos con experiencia en otros equipos explica a la perfección que el promedio de edad sea alto. A diferencia de las ligas arriba mencionadas, donde se prioriza que los técnicos nacidos en España o Alemania tengan oportunidades y continuidad en el máximo circuito.

Si volteamos de nuevo a la Liga MX, notaremos que la duración al frente de los proyectos  deportivos es corta. Para el Clausura 2019 solo Hernán Cristante (destituido y reemplazado por Ricardo La Volpe), Miguel Herrera, Pedro Caixinha, Roberto Hernández y el Tuca superan el año al frente de sus equipos. Hablamos de que 13 estrategas del máximo circuito mexicano no cuentan con más de dos torneos con sus equipos. De esta forma se explican los procesos cortos.

Si la juventud fracasa, ¿la madurez triunfa?

Si volteamos a ver a los técnicos cesados, responderíamos que ninguna triunfa de forma contundente. En el Clausura 2019, solamente Puente Jr tenía el perfil de un técnico novato en la Liga Mx. Ahora bien, no había forma de justificar la estancia del estratega con el club, pues de 7 partidos perdió los 7. Pero los casos de David Patiño, Enrique Meza, Roberto Hernández, Hernán Cristante, Saturnino Cardozo, Robert Dante Siboldi inclusive Pako Ayestarán podrían argumentar una mayor trayectoria en el futbol.

Sin embargo, los resultados no los acompañaron. Por ejemplo, Patiño había hecho de Pumas el mejor visitante y un equipo regular en el Apertura 2018. Por otro lado, Meza le había aportado toda su experiencia –y vaya que es mucha—, a Puebla, pero un arranque flojo provocó que el equipo buscara el romanticismo y pasión que el Chelis le puede imprimir. Y en el caso de Roberto Hernández, no solo rescató a Morelia del descenso sino que los convirtió en un equipo constante; desgraciadamente la directiva desmanteló al equipo y esto originó el triste final para el estratega.

Te puede interesar: Enrique Meza, una vida ligada al banquillo

Entonces, ¿quién demonios triunfa en el carrusel llamado Liga MX? Al parecer y con los números en mano, lo hacen dos perfiles. 1) Aquellos equipos que invierten en sus plantillas, ahí tenemos a Tigres, Monterrey, América, y 2) estrategas con propuestas comprobadas en el futbol mexicano. De esta forma, director técnicos con planteles limitados –caso de Querétaro y Veracruz—, tienen que plantear formaciones tácticas que aseguren el cero en la puerta, y con ello, garantizar un poco de vida en una liga que acostumbra a cortar procesos.

De este modo estoy completamente seguro que estamos lejos de ver revoluciones tácticas en nuestro país, pues en México el resultado manda.

Por: José Macuil García.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *