1970/1980 - Las pelotas impermeables

En la década de los 70 comienzó la carrera tecnológica de las pelotas de futbol. Nacen los 32 gajos en forma de hexágonos y pentágonos, cosidos a mano, blancos y negros, que marcaron a los posteriores. El Tango, que se utilizó en el Mundial 78, comenzó con los cambios de motivos. En España 82, se fabricó el mismo modelo pero impermeable, gracias al agregado de poliuretano al cuero. La tecnología, en este caso, rueda tan rápido como la pelota: cada año son más livianas y más resistentes al agua, lo que pone a sufrir a los arqueros.

Sería hasta la Copa del Mundo de México 86, cuando los balones de futbol utilizarían por primera vez materiales sintéticos para aumentar la impermeabilidad del balón, llamado “Azteca”. Durante los siguientes cuatro mundiales no hubo gran avance tecnológico en los balones de futbol.

En el Mundial de Alemania 2006, el “Teamgeist”, se realizó con catorce cascos unidos por termosoldadura, lo que genera que el balón sea casi esférico en su totalidad y completamente impermeable.

Para el Mundial de Sudáfrica 2010, se buscó perfeccionar las características del “Jabulani”. No tuvieron éxito. Terminó por ser uno de los peores balones que han existido en la historia, debido a que el balón era demasiado liviano y cambiaba de dirección fácilmente, lo que complicaba demasiado a los guardametas e incluso a los jugadores; ya que no sabían con certeza a dónde saldría su disparo.

Por último, Adidas presentó el “Brazuca”, el balón oficial de la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014, el cual contiene una superficie sintética muy unida entre sus partes, lo que permite evitar la humedad y elimina por completo el peso añadido en el cuerpo del balón cuando el terreno está mojado. No fue una labor sencilla, quedó finalmente terminado tras dos años y medio de intensas pruebas en distintas condiciones climatológicas como calor, nieve, lluvia, etc. Al final de cada prueba, se tomaba nota del peso del “Brazuca”, que terminó siendo de 437 gramos y 69 centímetros de circunferencia, en cualquier condición climatológica; es decir, se logró un balón 100% impermeable.

Hoy en día, la impermeabilidad del balón es un requisito básico para una pelota de futbol; ya que, en la mayoría de los estadios del mundo, el terreno de juego se riega minutos antes del arranque del encuentro con el propósito de generar un futbol más rápido y de mayor contacto.

Balón Impermeable 2

Balón Impermeable 5