4359236389_7da6b11ac5_o

Alessandro Del Piero: Fidelidad a la Vecchia Signora

Mientras Alessandro Del Piero y compañía estaban cerca de alcanzar la cuarta Copa del Mundo para Italia, en su país explotaba el Calciopoli. El escándalo de corrupción por amaño de partidos que involucraba a la Juventus, la Lazio, Milán y la Fiorentina derivó en castigos ejemplares, pero el equipo que más sufrió fue la Juventus, a la que le revocaron los scudettos del 2004-05 y 2005-06. Por si fuera poco, también fue relegada a la Serie B del futbol italiano, y castigada con 30 puntos menos que sus competidores.

alessandro-del-piero-juventus

Fue un golpe durísimo para los jugadores bianconeros y su afición. A muchos jugadores no les importó que fuera la Juventus: ellos no iban a jugar en la segunda división de ninguna liga. Zlatan Ibrahimović, Gianluca Zambrotta, Fabio Cannavaro, Lilian Thuram abandonaron el barco. Pero otros, los más veteranos y emblemáticos se quedaron con la misión de regresar a la Vecchia Signora, al lugar que le correspondía. Pavel Nedved, Gianluigi Buffon, Mauro Camoranesi y David Trezeguet, capitaneados por Del Piero jugaron en la Serie B durante un solo torneo, con Alessandro siendo el goleador del certamen.

del-piero-italia

Pese a que su carrera como jugador empezó en el Padova, para Del Piero solo existió un equipo durante su carrera. Con la Juventus rompió todos los récords de jugadores históricos como Gaetano Scirea, Roberto Bettega, Giampiero Boniperti y Dino Zoff. Más partidos jugados, más goles anotados... compartió cancha con Roberto Baggio y Zinedine Zidane. Salió ovacionado del Santiago Bernabéu. Ganó Champions, scudettos a placer, Copas Intertoto, Intercontinental, Supercopa y Recopa de Europa. Con los bianconeros logró todo lo que se puede alcanzar con un equipo de futbol.

Del Piero despedida

Alessandro Del Piero es una leyenda del cuadro de Turín porque dio la cara en el momento más oscuro en la historia del club. No solo se mantuvo, sino que encabezó la reconquista de la dignidad perdida. Con su calidad y recién campeón del mundo, se pudo ir a cualquier equipo que le agradara. Pero la lealtad, un rasgo cada vez más escaso en el futbol actual, fue lo que hizo que Del Piero se quedara. Algunos son así: no importa qué tan dramático, difícil o humillante pueda ser, saben que los valores son lo que los diferencian. Y actúan en consecuencia.

Por: Bernardo Otaola/@BernaOv