4359236389_7da6b11ac5_o

Arreola, maestro de José Ramón Fernández

¡Apúrate, José Ramón, porque ya vamos al aire! Así es como recuerda José Ramón Fernández a uno de los personajes que más repercusión tuvo a lo largo de su trayectoria como comentarista deportivo, el escritor Juan José Arreola, con quien tuvo la oportunidad de compartir noticiarios en el tiempo de Canal 13 y con quien asegura que entabló charlas inmemorables.

juan-jose-arreola-en-1973-foto-de-kati-horna

En general, es más fácil ubicar al afamado conductor con el futbol, pero junto al maestro Arreola narró juegos de tenis, aprendió a jugar ajedrez y, como era de esperarse, compartió literatura. Si bien Joserra ha tenido predilección por la poesía de Federico García Lorca, nunca estaba de más entablar charlas literarias que complementaran su andamiaje cultural con uno de los narradores mexicanos de mayor reconocimiento en el siglo XX.

Durante las horas muertas en las que Jose Ramón escuchaba atento al escritor perfeccionó lenguaje, vocabulario e incluso la forma de analizar el deporte.

Durante los intermedios del deporte blanco, Jose Ramón y Arreola disputaban partidas fugaces en el tablero justo antes de que el escritor empinara su anforita para dar un trago antes de proseguir con la narración. A pesar de esto, los buches de coñac que apresuraba el autor de Confabulario nunca mermaron su desempeño con las piezas porque nunca perdió un juego contra su pupilo, quien recuerda que sólo una ocasión estuvo a punto de ganar, sin embargo, el encuentro terminó en empate.

jose-ramon-fernandez-1

No es atrevido considerar que durante las horas muertas en las que Jose Ramón escuchaba atento al escritor perfeccionó lenguaje, vocabulario e incluso la forma de analizar el deporte, pero a sus ojos, la participación de Arreola no fue tan afortunada en todas las disciplinas. Los apuntes que hacía en el tenis eran acertados, tanto como sus movimientos a la hora de jugar ajedrez y escribir, pero cuando hablaba de futbol los detalles que parecían de menor relevancia eran los que captaban la atención y los comentarios del jalisciense, quien incluso se atrevió a cuestionar la dificultad del Pibe Valderrama para conseguir su peinado.

La escuela que adoptó José Ramón Fernández puede parecer lejana de la gris participación que tuvo Arreola en el futbol, pero con el periodismo deportivo actual y las múltiples plataformas que existen para seguir los eventos, esos pequeños detalles, en los que solamente se concentraba el maestro, fueron recuperados con el paso de los años por una de las voces más autorizadas en México para hablar de futbol.