4359236389_7da6b11ac5_o

Brighton & Hove Albion, el nuevo de la Premier

Las rivalidades, aunque no se conozca de geografía, prestigio o historia, generalmente tienen una lógica. Pero para que un equipo con cierto pedigrí como el Crystal Palace tenga un pasado rencoroso con un club que incluso ha estado a punto de desaparecer del futbol organizado como el Brighton, debe existir una historia bastante singular.

Las Gaviotas -apodo que le deben a sus rivales, las Águilas del Crystal Palace- originalmente se fundaron en 1901, y hasta la década de los 80, su existencia se basó en ascender, mantenerse brevemente y descender en las divisiones inferiores del futbol inglés. Su mayor logro fue en 1910, cuando levantaron la FA Charity Shield contra el Aston Villa.

Es en 1976 que el Palace y el Brighton nombran como entrenadores a Terry Venables y Alan Mullery respectivamente. Ambos fueron compañeros en el Tottenham, aunque un pequeño asunto sobre la capitanía del equipo los había convertido en rivales. Ambos clubes buscaban ascender de la Tercera División, lo que los hizo enfrentarse cinco veces a lo largo de la temporada teniendo como momento pivotal el enfrentamiento de primera ronda de la FA Cup.

La eliminatoria se tuvo que ir a un tercer juego en campo neutral, postpuesto por mal clima dos veces, lo que solamente iba calentando los ánimos en las escuadras. El día del partido, goles anulados y penales repetidos hicieron que el Palace ganara, y de paso sus aficionados le aventaron café caliente a Alan Mullery, quien les lanzó de regreso unos centavos diciendo Esto es lo que valen, Crystal Palace, y lo acompañó con gestos no muy corteses con los dedos, según la crónica de esos días.

Con eso se dio inicio a una rivalidad un tanto incomprensible. Pero las aventuras del Brighton en FA Cup no habían terminado. El equipo estuvo muy cerca de alcanzar la gloria en 1983, al llegar a la final con el poderoso Manchester United logrando empatar el primer partido y forzando a un nuevo juego, que en esa ocasión perdieron 4-0.

Al igual que el breve periodo en el que el equipo contó con uno de los entrenadores más emblemáticos del futbol inglés: Brian Clough. Sin embargo, su paso por el Brighton difícilmente podría calificarse como memorable. Lo que sí fue sobresaliente fue cuando en 1997 el equipo disputó el partido contra el Hereford United para decidir el descenso del futbol organizado inglés -ambos equipos eran el 92 y 93 en la pirámide de clasificación-. El Brighton debía empatar o ganar, pero el gol que llegó primero fue el del Palace. Un tanto de último minuto por parte de Las Gaviotas las salvó.

Los 90 fueron años difíciles para el club. La crisis económica por la que pasaban los hizo vender su estadio para poder sobrevivir y estuvieron jugando en Gillingham, a más de 100 kilómetros de distancia de la ciudad. Pero en 1999 el equipo regresó a Brighton, y lograron dos promociones seguidas quedándose a un paso de la Premier. Sin embargo, la salida de un jugador promesa como era Bobby Zamora y malas gestiones volvieron a sumir al equipo en la dinámica de subir y bajar de divisiones.

Con la llegada de Chris Hughton en 2014, las cosas cambiaron para el Brighton & Hove Albion. Consiguieron una racha de 21 partidos seguidos sin perder, y por segunda ocasión en su historia, el equipo llega a disputar la máxima categoría del futbol en Inglaterra. Las Gaviotas van a poder enfrentar a su viejo enemigo Crystal Palace al máximo nivel, en su búsqueda por seguir acrecentando su historia.


Por: Bernardo OV