4359236389_7da6b11ac5_o

Cádiz FC un club anclado al mar

Los antecedentes del club datan de 1910, año en el que se fundó el Cádiz Foot-Ball, el equipo adoptó este vocablo debido a la influencia inglesa en la zona; recordemos que Cádiz está situada en Andalucía y que en específico la región gaditana fue uno de los puertos de relevancia para la nación española. En este caso, la práctica del futbol fue una de las expresiones que adoptaron los gaditanos y que marcaron la vida en el puerto español. Otra parte de la historia del Cádiz Futbol Club, estuvo relacionada al equipo Mirandilla equipo de las Escuelas Cristianas La Salle, mismo que mantuvo una participación constante en el futbol regional, a comparación del Cádiz Foot-Ball que desapareció de toda competición oficial en 1929.

Al término de la Guerra Civil, el Mirandilla fue renombrado como Cádiz Futbol Club, bajó la consigna de unificar a toda la afición gaditana en un solo equipo que representara a toda la región. Portaron el color amarillo y azul, mismos que el Mirandilla había implementado a partir de 1933 y que se afianzaron en la identidad del Cádiz Futbol Club gracias a su relación con el paisaje porteño.

Los colores que lleva el equipo amarillo y azul se impondrán, como el sol el color amarillo y el azul del color de su mar.

CÁDIZ C. F. - Cádiz, España - Temporada 1960-61 - Portu, Antón, Marquitos II, Naranjo, Torres y Sierra; Lorente, Bolea, Beke, Adalberto y Pedrusco - 4º clasificado en la Liga de 2ª División, con José Luis Riera de entrenador

Las temporadas subsecuentes se caracterizaron por el andar errante en las divisiones de ascenso y las competiciones locales, el Cádiz Futbol Club no lograba mantener una estabilidad. Aunque contaron con temporadas aceptables, el club parecía estar destinado a deambular en el inmenso mar del futbol de español. Sin embargo, su segundo ascenso en 1981 y la obtención del trofeo Carranza marcaron el inicio de la época dorada del club.

El mata gigantes fue el mote que adquirió el Cádiz jugando de local, pues en su campo cayeron el Atlético de Madrid, el Barcelona y el Real Madrid, todos por el marcador de 1-0. A pesar de esta proeza el club descendió. La estancia en la segunda división duró poco, pues de la mano del mítico jugador salvadoreño, Mágico González, lograron el ascenso.

El jugador salvadoreño es uno de los ídolos del club, se ganó a la afición con el talento que desbordaba en cada juego, los que lo vieron jugar dicen que El Mágico era mejor que Pelé y Maradona. Durante su estancia en Cádiz aportó 14 goles en primera división y mucho futbol en el campo, por otra parte la historia del Mágico se caracterizó por su indisciplina y por su estilo de vida relajado. Debido a su comportamiento el club decidió darle las gracias y el jugador regresó a su país natal.

Cádiz por su parte también regresaba a segunda división, la afición lejos de ver esto como una tragedia, lo asumió dentro de su identidad, Cádiz Futbol Club el equipo que transitaba en el futbol español. El retorno a la primera división se dio en el año 1985, esta vez el Cádiz iría en contra de su identidad pues se mantuvo ocho temporadas en primera división; durante ese tiempo el club gaditano se caracterizó como un club aguerrido y formador de nuevos talentos.

En la temporada del 86 logró salvar la categoría -a pesar de terminar último-, pues gracias a la propuesta de Irigoyen el descenso se disputaría de una manera diferente, a través de la denominada liguilla de la muerte el Cádiz se enfrentó a Osasuna y Racing de Santander, siendo este último el que descendió. Alcanzar las semifinales de la Copa del Rey en la temporada 88-89 fue un hecho que pasará a la historia del club gaditano, el Real Madrid fue quien detuvo la proeza del Cádiz. Otro hecho que debe resaltarse dentro de la historia del club fue la inesperada goleada que le propinó al Barcelona, el marcador fue de 4-0, destacando que, en las filas del Barcelona se encontraba Johan Cruyff. Este impulso que recibió el club le alcanzó para mantener la categoría en la temporada 90-91.

La época dorada del Cádiz llegó a su fin en la temporada 92-93, de nueva cuenta el deambular se hizo presente, aunque esta vez la aspiración de ascender no era a máximo circuito, sino a la segunda división. Las gestiones del club hicieron que el club sufriera para mantenerse en competición. Por fortuna el periodo que comprende de los años 2000 a 2016 el Cádiz Futbol Club recuperó el nivel y su identidad transitoria entre primera y segunda división. La administración del club se volvió sólida y cuenta con un proyecto estable que abarca tanto la parte deportiva como la comercial.

Por José Macuil García