4359236389_7da6b11ac5_o

Caminar es el destino

Comienzo con un agradecimiento para Apuntes de Rabona por brindarme este espacio y permitirme ser parte de este gran proyecto, pero sobre todo les agradezco a ustedes que ya se encuentran leyendo estas palabras, por interesarse en saber un poco más y conocer otros puntos de vista sobre lo que existe y sucede a nuestro alrededor.

Mi nombre es Fabián Israel Villaseñor López, soy Jugador de Futbol profesional. Actualmente soy portero de la Franja del Puebla, tengo un poco mas de 10 años en primera División con varios equipos (Veracruz, Chiapas, Tecos, Morelia, San Luis y Puebla). Me considero un jugador y ser humano como el resto de mis colegas: único y distinto. Así es, todos somos únicos y distintos, ustedes también lo son, y en el futbol a pesar de que pertenecemos a un grupo “selecto” somos más distintos de lo que pareciera ya que todos somos de distintas poblaciones, distintos hogares, distintos niveles socioeconómicos, distinta educación; tenemos distintas opiniones y visión sobre la vida, hasta diferentes formas de ver y jugar el futbol, de hecho lo único que muchas veces compartimos es la habilidad y destreza físico-atlética para practicar el deporte.

Esta es una de las razones por las que me siento halagado en ser parte de este proyecto y me atrevo a exponer mis opiniones, mi forma de pensar y de ver las cosas, para que ustedes puedan conocer uno de los tantos mundos que existen en el balompié: el mío.

Mi mundo comienza en San Julián, soy oriundo de este pueblo ubicado en los Altos de Jalisco que tuve que dejar a los 16 años para iniciar el recorrido hacia mi sueño: ser jugador de futbol profesional. Muchos me preguntan si sufrí mucho para llegar, yo les contesto que ha requerido mucho esfuerzo, constancia y disciplina, que no es pan comido. Pero tanto así como sufrirlo pues no, si en algún momento hubiera sufrido lo hubiera dejado. Si alguien tiene un sueño por cumplir y en su búsqueda se da cuenta de que esta sufriendo, yo le sugiero o que le busque por otro camino o reconsidere su sueño. Claro que no es fácil realizar nuestras metas, obvio se toman decisiones difíciles, tal vez la primera y una de las mas difíciles es alejarse de la familia (uno jamás DEJA la familia). Esta es una de las decisiones más importantes, porque es en este momento cuando te das cuenta que vas en serio, que inició el compromiso contigo mismo y con los demás. En mi caso, cuando llegó este momento ni titubeé, por un lado si era triste saber que ya no vería tan seguido a mis papás, a mis hermanos y amigos, pero por otro lado sabía que era por algo que valía la pena. Para nada que lo sufrí ni me lamenté, ellos estaban igual de felices por saber que buscaba realizarme, está por demás decir lo orgullosos que se encuentran hoy en día. Y así ha sido con cada decisión importante, en su momento significa alguna dificultad pero sólo si se ve hacia atrás, hacia lo que se deja, porque cuando se ve hacia adelante vemos que es un obstáculo insignificante en comparación con el logro que buscamos conseguir... lo que vamos a ganar. El día que el obstáculo sea mayor que el objetivo, es mejor detenernos y replantearnos todo, porque si buscas superarlo sufriendo, tus expectativas crecerán desproporcionadamente sobre tu objetivo, y cuando lo consigas puede que te sientas peor: decepcionado y vacío.

Jamás menospreciemos el camino que recorremos, nunca tomemos atajos, en ocasiones el camino es lo mas valioso del destino, hace poco en una entrevista me preguntaron: “¿Que te ha enseñado el futbol?” A lo que contesté: “Superación, desarrollo personal, mas allá de que no es una carrera profesional de estudio, me ha permitido aprender, conocerme, desarrollarme y crecer. Uno se encuentra con muchas adversidades; unas físicas: como las lesiones y otras psicológicas: cuando no se te dan las cosas y todo parece estar mal; y esto lo he aprovechado para buscar y encontrar herramientas que me permitieran crecer y mejorar o aceptar el lugar donde me encuentro”.

Hoy en día me considero mejor ser humano, más preparado, menos ignorante sabiendo que sé menos de lo que creía, y todo esto se lo debo a las adversidades que me he encontrado a lo largo del camino, en mi afán de sobreponerme a estos obstáculos me refugié en libros de superación personal para sacar fuerzas y encontrar razones de lo que me sucedía. Leí thrillers para distraerme del momento que estaba viviendo y de esta manera quedar atrapado en historias que me permitían olvidar lo que yo creía que era un problema en su momento, también he acudido frecuentemente a la novela histórica para viajar en el tiempo y en el espacio. Es increíble cómo un libro te permite viajar y visitar lugares que jamás creíste que conocerías y estar envuelto en situaciones placenteras e interesantes o mejores de las que crees que estás viviendo en ese momento. He llegado incluso a leer autores de psicología o filosofía buscando entender el comportamiento humano, porque a mí al igual que a todos ustedes, me llegan los momentos en que no entiendo por qué los demás hacen lo que hacen y quisiéramos corregir eso. Hoy me encuentro agradecido por toda esa retroalimentación que he obtenido de las dificultades y resistencia que la vida ha puesto en mi camino, sigo aprendiendo en cada paso que doy, de todo y de todos se aprende y con todo y con todos estoy agradecido.

Como pueden ver todo esto no tiene nada que ver con el futbol o con el deporte, sino con el ser humano. Les puedo asegurar que cada uno de mis compañero tiene sus adversidades, sus búsquedas y al igual que ustedes, sus propias herramientas y recursos para salir de esos obstáculos. Es por eso que los invito a leer mi columna que publicaré cada quince días en Apuntes de Rabona, mi mundo y mis puntos de vista. En muchas ocasiones se sentirán identificados, en otras contrariados o indiferentes, pero mientras consiga hacerlos sentir o pensar, sabré que vale la pena y me sentiré útil.

Que comience el recorrido y que nunca lleguemos a destino…

Por Israel Villaseñor @super1villa

fabian-villasenor-1