4359236389_7da6b11ac5_o

Costa Rica, ¿de quién debemos preocuparnos?

Durante años México fue el Gigante de CONCACAF. Un título poco honorífico considerando que ser el gigante en una tierra de enanos simplemente significaba que éramos promedio. Pero la primera señal que tuvimos de que las cosas cambiaban fue con el Aztecazo. Nuestra fortaleza se vio vulnerada por primera vez en la historia el 16 de junio del 2001. El rival: Costa Rica.

Desde entonces y progresivamente, el Tri ha sufrido contra los equipos centroamericanos rumbo a las justas mundialistas. Costa Rica es el que principalmente nos ha puesto en aprietos, subiendo su nivel, lo cual quedó demostrado en Brasil 2014 cuando alcanzaron su instancia más lejana -cuartos de final-, una que México no ha podido lograr fuera del Mundial de México 86. Costa Rica viene una vez más al Azteca con la mejor generación de futbolistas que hayan tenido nunca, pero hay cuatro jugadores que destacan por su trayectoria, su experiencia, y que pueden ser los principales artífices de otra tragedia mexicana.

Keylor Navas
El actual arquero del Real Madrid inició su carrera en el Saprissa de su país natal. De ahí se movió al Albacete de España, donde, a pesar de sus grandes esfuerzos, no pudo evitar el descenso del equipo. Fue cedido como préstamo al Levante, y después de un espectacular Mundial donde fue la figura en el partido contra Grecia de octavos de final, -fue decisivo tanto en los tiempos extras como en los penales- llegó al Real Madrid asumiendo la difícil tarea de llenar el hueco de un histórico merengue como lo fue Iker Casillas. Keylor ha cumplido con las expectativas de forma sobresaliente. Se ha consolidado como bicampeón de la Champions League ante el Atlético Madrid y la Juventus, además de lograr su primera Liga Española en la temporada 2016-17, el arquero ha demostrado que tiene lo necesario para continuar defendiendo la portería del Real Madrid.

Bryan Ruiz
El equipo tico también cuenta con Bryan Ruiz, que actualmente es jugador en el Sporting de Lisboa. El 10 y capitán de la Selección es el cerebro detrás del ataque costarricense, y su experiencia en equipos como el Fulham y el PSV lo avalan. Inició su carrera en el Alajuelense en el que no duró mucho, pues su habilidad lo llevó al KAA GENT de Bélgica. Tras dos temporadas pasó al Twente de Holanda, donde a base de goles y buenas actuaciones se convirtió en figura. En Brasil apareció en los momentos importantes para llevar a Costa Rica a liderar el Grupo de la Muerte y dejar en el camino a Inglaterra e Italia.

Joel Campbell
El actual compañero de Ruiz en el Sporting es el delantero que dejó pesadillas a los uruguayos en Brasil 2014. Su camino no ha sido fácil y ha estado lleno de inconsistencias desde que debutó con el Deportivo Saprissa, para pasar al Arsenal de Inglaterra. Nunca se pudo asentar con el equipo de Londres, siendo cedido al F.C Lorient de Francia, Real Betis y Villarreal de España, e incluso al Olympiakos de Grecia. Sin embargo, el equipo Gunner no lo suelta a petición de Arsène Wenger, ya que sigue confiando en la capacidad del delantero, aún así el tiempo que le queda al equipo londinense para decidir sobre el futuro de Campbell se agota, ya que en poco más de un año el contrato del jugador tico expirará.

Celso Borges
La carrera de este centrocampista ha sido de lo más variada. Debutó en el Saprissa de Costa Rica, para luego emigrar al futbol noruego con el Fredrikstad FK, y de ahí se pasó al futbol sueco con el AIK de Estocolmo para finalmente recalar en el Deportivo La Coruña. Es un medio de área a área, con una labor más discreta pero que ha sido fundamental en la Selección tica por su lectura del juego y su parado en la cancha. Con el Depor logró salvarse del descenso a segunda división en 2015, siendo su participación una de las más destacadas, gracias a esto pudo renovar su contrato con el conjunto coruñés hasta 2019.

Estos son los hombres de experiencia y liderazgo, y que además juegan en equipos de jerarquía del viejo continente. Pero no podemos olvidar a otros como Cristian Gamboa, que juega en el Celtic de Escocia, Giancarlo González, defensa del Palermo, Óscar Duarte, compañero de Diego Reyes en el Espanyol y Bryan Oviedo, del Sunderland inglés para complementar la legión extranjera de Costa Rica.

No solamente tienen experiencia y calidad, sino que además juegan con el objetivo de repetir el Aztecazo. Vencernos en nuestra casa o en cualquier torneo, quitarnos la corona y proclamarse los nuevos Gigantes de CONCACAF. Cuando todo lo demás falla, las ganas y el corazón son lo que saca a un equipo adelante. Y a Costa Rica no le falta ni una ni la otra.

Por: Bernardo OV