4359236389_7da6b11ac5_o

El juego de pelota, el futbol mexicano antiguo

La relación entre los mexicanos y la pelota tiene una historia más antigua que la llegada de los ingleses a principios del siglo XX. Durante casi tres mil años de historia precolombina, el juego de pelota era el rey de todos los juegos mesoamericanos. Su inicio mitológico se encuentra en el Popol Vuh, el libro sagrado de los mayas. En él, los hermanos Hunahpú e Ixbalanqué juegan un partido contra los señores del inframundo para rescatar a su padre y su tío, quienes habían perdido previamente, así como desmembrados y enterrados en la cancha del inframundo. Ganaron, y los cuerpos fueron puestos en el cielo para convertirse en el sol y la luna.

Las especificaciones técnicas del juego de pelota siguen sin estar claras. Lo que se sabe o se intuye, basándose en códices, grabados y en la única versión sobreviviente del juego -ulama, en el estado de Sinaloa-, es que la pelota, hecha de caucho y goma, solo se podía golpear con las rodillas, la cadera y los codos. Algunas versiones sostienen que también los antebrazos, bats o incluso con guantes. El ganador se definía al golpear los anillos que estaban suspendidos a cada lado de la cancha.

cancha juego de pelota

El juego a veces servía para dirimir disputas territoriales. Otras veces también era por simple entretenimiento, pero su función principal era la religiosa. Se le atribuyen distintos significados cósmicos y mitológicos, como la lucha entre Huitzilopochtli y su hermana Coyolxauhqui, o el movimiento del sol representado por la pelota. No se sabe a ciencia cierta si los vencedores o los perdedores eran los sacrificados, ya que en Mesoamérica era un gran honor dar la vida por los dioses, pero era una práctica frecuente al final de los partidos.

jugador teotihuacán

Tal vez las derrotas de la Selección pueden aclarar el misterio en torno a los sacrificios. El ya merito, jugamos como nunca y perdimos como siempre puede tener su origen en la idea de que ser derrotado y sacrificado era un gran honor. Aún así, la pelota está unida intrínsecamente al alma de los mexicanos. A pesar de que no usaban el pie, la pelota de goma que permitía el rebote y la intención de introducirla por un espacio delimitado hacen que, de todos los antecesores del futbol a nivel mundial, este sea el más similar.

seleccion-mexicana

Por: Bernardo Ov