El ojo de Banks

El accidente que retiró a Banks

“Tan seguro como los bancos de Inglaterra”, decían de él en alusión a su apellido. Todos hemos escuchado la leyenda de Gordon Banks, el mejor portero de la historia del Reino Unido. El hombre que defendía la meta inglesa en 1966, la única vez que los isleños han ganado una Copa del Mundo, complementado, claro, con un par de bestias en la defensa, Bobby Moore y Bobby Charlton. Gordon es una constante en los onces ideales de la historia y recordado, entre otras cosas, por haber realizado la mejor atajada del siglo XX a un tipo de nombre Pelé.

Banks afrontaba el Mundial de México 70 como un futbolista veterano y unos de los líderes del equipo del país donde se inventó el futbol que buscaban el bicampeonato. Se dice que previo al partido contra Alemania en la fase de grupos en el Estadio Jalisco, la selección inglesa fue a desayunar en tiempo y forma como lo marcaba el itinerario. Cuando terminaron, Gordon comenzó a sentirse muy mal, y no pudo jugar contra los teutones, que ganaron por la mínima diferencia. Hay quienes dicen que fue una cerveza lo que le ocasionó el malestar, otros, la mayoría, dicen que el guardameta fue envenenado.

Pero dos años después, el arquero enfrentaría el embate más duro de su carrera. Después de una sesión de rehabilitación en las instalaciones de su club, el Stoke City, Banks cogió su coche y en el camino a su casa tuvo un siniestro que le pudo haber costado la vida y en el que perdió total visión del ojo derecho. Decidió, con coraje y pasión, seguir jugando, pero la retirada era inminente, su perspectiva se había reducido y no había club que quisiera que un guardameta tuerto defendiera su arco. Un año después, Gordon Banks se retiraba del futbol. Años más tarde, en 1977, el guardameta decidió volver a intentarlo y jugó para un club estadounidense, el Fort Lauderdale Strikers de Florida. Sin embargo, no tuvo éxito y terminó la carrera del hombre que alguna vez hiciera la más grande atajada, el más grande de su época.

b1a61dedcd5ca6a92ae76882dac49de9d930bc0c

gordon-banks-accidente1