4359236389_7da6b11ac5_o

El sorprendente repunte del Atalanta

En Bérgamo, Italia, el futbol es sinónimo de sufrimiento. El balompié está asociado con el desconsuelo de ver s su equipo, al menos el más representativo: el Atalanta, entre los últimos lugares cuando se encuentra en la Serie A, peleando por la supervivencia, con el cuchillo entre los dientes y con la calculadora en la mano, pensando en las cuentas que les darán su permanencia en el máximo circuito. Pero esta campaña es muy distinto, el conjunto que comanda Gian Piero Gasperini ha tenido como estandarte la estabilidad y la cosecha amplia de puntos.

De momento, y desplegando un futbol aguerrido, Atalanta navega entre los primeros cinco puestos, solo detrás de la Juve, Roma, Milán y Lazio. Tiene 28 unidades. A cinco unidades del líder, la marca pareciera algo normal, pero no para este equipo, que desde hace seis años volvió a la Serie A y que desde entonces, ninguna campaña la ha terminado, por lo menos, en el sitio que por ahora ocupa. De hecho, los azulones nunca han terminado un año futbolístico en el top five de la clasificación italiana.

Atalanta

Hoy, las cosas son muy diferentes. Si bien es imposible que aspiren al campeonato nacional, el Atalanta se ilusiona con una de sus mejores participaciones en el Calcio.

La plantilla la nutren futbolistas cuya labor es la del aporte diario y sin protagonismos; la experiencia de ciertos eslabones ha sido fundamental para conseguir un repunte inesperado, sorpresivo, pero contundente. El argentino Alejandro Gómez destaca en la creación del juego desde la media, y, el brasileño Rafael Toloi lidera la zaga.

En la Liga, la mezcla de razas e ideas ha rendido frutos, y no solo por la ubicación en la tabla de posiciones. Atalanta ha conseguido resultados, como su repunte, inesperados y gratificantes. Apenas hace unos días, a finales de noviembre, se impuso con autoridad a la Roma, en su campo, por 2-1; semanas atrás, hizo lo propio, aunque por la mínima, ante el Nápoles; en la jornada inicial del torneo, peleó hasta el final para conseguir una derrota con sabor a triunfo, ante la Lazio, por 3-4 como local.

Atalanta

En la Copa local, la recompensa también ha llegado. Recientemente, golearon al Pescara por 3-0, lo que les garantizó su estadía en octavos de final, y el boleto para medir su potencial contra la Juve, el líder indiscutible para hacerse acreedor a todos los títulos italianos… Espíritu combativo, determinación y un inquebrantable sacrificio, han sido el motor de esta escuadra, que ya acostumbró a su gente a luchar, y sobre todo, a ganar. ¿Quién puede prohibirles que piensen en positivo, cuando su club demuestra que no hay imposibles?...

Por: Rubén Guerrero Atilano/@RubenGuerreroA