4359236389_7da6b11ac5_o

Futvodka: un mexicano en Rusia. Segunda Parte

Lo más sensato para un mexicano que quiere salir del país y no esconde su pasión futbolera es viajar al Mundial, sin embargo, Javier Vergara no viajó a Brasil en 2014: se adelantó y llegó a Rusia cuatro años antes de la fiesta más grande del futbol y ahora cuenta lo que es el próximo país sede, su cultura y el futbol desde la plataforma de Futvodka y en una entrevista exclusiva, a un año antes de que el balón ruede en las tierras de los zares.

-¿Están muy marcadas las diferencias de los ultras rusos con las barras en México?
-Sí, es muy diferente. Tengo dos situaciones muy parecidas. Una vez me pasó en el Azteca. Fue un América vs Atlante y yo quería ver a Solari pero no había planeado ir al partido. Iba en el tren ligero y reconocí que había juego, que jugaba Solari con Atlante y decidí verlo. Llegué y compré en la reventa un boleto que me costó 20 o 30 pesos de antes y era en la zona general, hasta arriba, donde está la gente de la porra. Entré y vi puros americanistas, algunos se pasaban droga o algo a escondidas y me espanté un poco. Me alejé un poco, me puse en la esquina, vi el partido y listo.

Aquí igual compré el más barato, entré, pero cuando me di cuenta que estaba con los ultras, como yo nunca había estado y había escuchado que según son violentos y todo eso, pensé a ver qué pasa, todos están de rojo y yo vengo de negro. Estaba buscando mi asiento y me di cuenta que la gente no estaba acomodada en su lugar, empecé a caminar pidiendo permiso pero todos me veían raro porque ni siquiera iba del mismo color. Por suerte la amiga que invité sí llevaba un pantalón rojo y tal vez pensaron que ella era aficionada y me llevó. Cuando empecé a identificar las banderas, los tambores y la música me quedé parado cinco minutos pensando que tal vez me decían algo, pero no. Volteé y empecé a ver que habían parejas y aunque todos estaban en el desmadre creí que todos eran un gran grupo, que se conocían e iban juntos, pero no, me di cuenta que era gente independiente que llega y se integra. El grupo que sí está siempre junto no es de más de 30 o 40 personas.

El aficionado que venga al Mundial tendrá la oportunidad de vivir su fiesta futbolera por un lado y por otro conocer a Rusia culturalmente.

-¿Cómo nos ven los rusos a los mexicanos?
-Sobre México en general me parece muy gracioso porque tienen una visión de estereotipo. Pero tienen dos estereotipos muy contrastantes. Piensan en tequila, mariachi, sombrero, machos, ese es el mexicano, pero después también te dicen que el mexicano es los aztecas, las pirámides, que somos una cultura más prehispánica, espiritual, que creemos en los dioses, en la energía, como si fuéramos una cultura milenaria parecida a las de Asia, y tienen esos dos pensamientos tanto por la literatura como por el cine. No tiene lógica. Igual creen que todo el tiempo estamos de fiesta en Acapulco y conocen nuestras telenovelas, ellos las llaman series. En sí tienen una idea buena, pero equivocada, sin embargo, no está en su cabeza que somos una mezcla entre los aztecas y lo hispánico.

¿Cómo surge Futvodka?
–Durante mis primeros fines de semanas en Moscú yo veía mucho YouTube porque veía repeticiones de partidos de futbol en México, la repetición de Futbol Picante y documentales de la historia de Rusia. Lo ponía mientras hacía otras cosas en la casa y de tantas veces que lo hice veía que cuando terminaba un video salía otro video -de los que te sugiere la página-, y así fui viendo algunos travel bloggers o algunos videos de Rusia hablando español y me di cuenta que había más cosas de las que yo usualmente usaba, porque yo solo lo utilizaba para la música y el futbol.

Me di cuenta que la gente subía cosas y opiniones mostrando las ciudades donde viven, extranjeros en otros países y me puse a buscar si había cosas de latinos en Rusia y vi que había poco o nada, sólo hay rusas hablando de su país y dije ya viene el Mundial y casi no hay cosas, tal vez si hago algo resulte interesante, pero no tenía cámara ni una computadora buena para editar ni sabía con qué programas. No sabía absolutamente nada y decidí iniciar en Facebook subiendo fotos con algo de texto y si resultaba, si la gente respondía y comentaba, avanzaría. Empezaron a preguntarme cosas, comentaban fotos, las compartían y llegué como a 6 mil seguidores en la página y me di cuenta que había interés, ahí fue cuando empecé en Youtube.

Me puse a investigar sobre cámaras, cómo editar y me compré una tipo go pro, compré una computadora y así empecé a hacer algunos videos que no me gustaban. Volví otra vez a la página y todavía no usaba el nombre actual, usaba otro que era Nos fuimos al Mundial. Me di cuenta cuenta que necesitaba un nombre, pero quería algo único, algo que combinara el futbol con Rusia y en algún momento me puse a escribir cosas que empezaran con la palabra futbol y en algún momento de todos esas combinaciones que hice pensé en Futvodka. Le pregunté a algunos amigos cercanos y les pareció interesante y gracioso. Les pregunté qué pensaban cuando escuchaban ese nombre, algunos me decían que en mi página y otros decían que futbol y Rusia y así es como nació. A mí me gusta mucho el futbol pero ya lo había dejado un poco en el olvido y al llegar y encontrar la oportunidad y el interés -hablando de futbol- y dar mi opinión fue lo que me impulsó. Fue una motivación no de iniciar, fue de permanecer.

¿Cómo se vive en Rusia esto que se ha anunciado en redes acerca de que los ultras ofrecerán un festival de violencia para el Mundial?
–Es un tema complicado del que no sé si tengo la verdad, pero mi visión es esta. Pienso que es falso. Cuando yo veía en la televisión a los ultras que causaron desmadres en la Eurocopa, me decía: ese tipo de gente yo nunca los he visto en el estadio. Me parece que tal vez esas personas son ajenas al futbol y tal vez fueron llevados para eso con algún otro interés, el de hacer pasar a los ultras rusos como violentos. En el video se ve gente adulta, fuerte y en el estadio veo gente joven que va con sus novias.

Pienso que es falso, pero puede pasar porque las personas que provocaron esa violencia en la Eurocopa querrán provocarla de nuevo en Rusia otra vez. Te repito, yo no creo que sean los ultras, sino gente infiltrada, suena como algo de las marchas en Mexico, pero desde mi opinión es eso. Aquí entre la gente no se comenta eso. De hecho yo pienso hacer un video sobre eso entrevistando a gente de todos los equipos de Moscú dentro del estadio tratando de mostrar que son diferentes a lo que se mostró por televisión en la Eurocopa. En internet hay muchos videos de supuestas peleas en bosques o cosas así. No todos esos videos son de aficionados de futbol. Es verdad que se pelean, pero muchas veces son escuelas de box o cosas así que quedan para enfrentarse.

Es difícil de explicar, digamos que en Rusia no hay condiciones para que toda la gente que le gustan los deportes así los puedan desarrollar. No hay ligas de boxeo o de lucha y terminan haciéndolo donde puedan y como puedan. Y lo hacen con ciertas reglas, aunque siempre hay alguien que se las salta o por el calor de que te pegaron, a veces quieren regresarlo más fuerte, pero lo que yo sé es esto. Donde sí he visto violencia es cuando el equipo de San Petersburgo visita algún equipo de Moscú, ahí si hay enfrentamientos pero es por la importancia de las ciudades que tienen esos roces, algo así como el Clásico entre Chivas y América.

¿Qué se puede esperar de Rusia 2018?
–Pienso que sobre infraestructura y todos los preparativos, Rusia cumplirá a tiempo. Sobre futbol me parece que el clima en el verano es bueno, el óptimo para el desarrollo del futbol, no hay calor agobiante y para nada es frío, son temperaturas entre 23 y 24 grados y hay una semana en que llegamos hasta los 34.

Creo que la gente no se meterá mucho a lo que es el Mundial, no se sentirá un ambiente que los rusos estén a la expectativa, que se vuelquen a las calles cuando juegue su país. Pienso que seguirán su día normal, pero el aficionado que venga al Mundial tendrá la oportunidad de vivir su fiesta futbolera por un lado y por otro conocer a Rusia culturalmente. No creo que todo sea en torno al futbol. Todo lo que aquí pasa cada verano, son festivales y conciertos aprovechando la única época de calor y sol, por eso los rusos siempre preparan eventos que seguramente seguirán y la gente tendrá la oportunidad de ver a Rusia tal cuál y vivir el futbol.

Lo que sí será difícil son los traslados porque son distancias grandes entre cada ciudad. No sé qué tanto pueda afectar que la gente tenga que invertir mucho tiempo viajando o si habrá precios especiales y descuentos. Porque si la gente se moviera en puro avión le saldría un poco caro. La gente que venga por su cuenta o de mochilazo sí tendrá que decidir si se mueve en tren, porque será gratis pero es lento. Para ir a Kazán o San Petersburgo que son las ciudades cercanas a Moscú son como 10 horas de viaje, toda la noche, y en el Mundial habrá distancias todavía más largas. La gente que venga conocerá una Rusia muy distinta a la que creen y muchos querrán quedarse o buscarán la oportunidad de regresar, tanto por el trabajo como por la belleza de las mujeres rusas.

Pienso que puede haber una serie de conflictos a la hora de que el aficionado y, principalmente el latino, vaya a ciertos negocios, porque le parecerá que el ruso es algo grosero, serio, no muy cortés en el trato pero es porque así funciona aquí. Vas a un restaurant y el mesero o la mesera no llegará sonriendo ni tratando de ser amigable, llega preguntando qué quieres y es difícil que te regale una sonrisa. Lo que es el servicio a cliente como lo conocemos, casi no hay, al menos que sea una empresa extranjera, pero en general lo ruso es así, como duro, no es que estén enojados ni sean malas personas, solo que en su cultura se trata de dar un buen servicio: no estoy aquí para hablarte bonito pero vas a tener lo que necesites.

La Copa Confederaciones está por comenzar como la primera prueba para Rusia de cara al Mundial de 2018, y en el país donde nació Dostoyevski hay un mexicano que desde Futvodka está listo para darles algunos adelantos a todos los nacionales que seguramente apoyarán al Tri sin importar el clima ni la distancia.

Por: Obed Ruiz/@ObedRuizGuerra