4359236389_7da6b11ac5_o

Juan Gelman, el futbol metáfora de la poesía

La poesía para Gelman nunca estuvo escindida de las condiciones políticas y sociales, pues la creación lo mismo que las palabras habitan un tiempo específico, aunque su composición literaria sea imperecedera. Y así como los versos son nombrados para vivir más allá de una época determinada.

El balompié lo mismo que el arte, es un vehículo que rescata a la memoria combatiendo el olvido.

gelman

Juan Gelman nació en Buenos Aires el 3 de mayo de 1930 en Villa Crespo. Hijo de una familia de inmigrantes ucranianos de ascendencia judía, pasó su infancia entre las letras y el futbol. En una entrevista que le otorgó en el 2012 a Juan Ignacio Calcagno, contó cómo se reunían entre todos los muchachos del barrio para comprar una pelota de 20 centavos. Ahora bien, si el dinero escaseaba el recurso era igual de romántico pues con una bola de papel y cuerdas la magia sucedía. Quizá fue ahí y no en otra parte donde comenzó su amor por el futbol, amor que lo llevaría a convertirse en hincha del Club Atlético Atalanta.

Club Atalanta

El futbol, la persistencia de la soledad

Si bien el barrio de Gelman se dividía el amor, entre el Chacarita Juniors y el Atlético Atalanta. El esférico por otra parte representaba una comunidad, era al tiempo un emblema y un sólido conjunto deportivo, ejemplificando con trabajo a la clase obrera que veía sus esperanzas fundidas en ambas escuadras. Era otra Argentina, otra patria. El Club Atlético Atalanta fundado en 1904 de tendencias socialistas, aún no conocía las luchas que sostendría hoy en día en la Primera B del futbol argentino.

Sin embargo para Gelman la pasión por el Atalanta, no se desvanecería. Ni siquiera en el exilio que sufriría a partir de 1976 y que terminaría por llevarlo a residir en México. Donde se convertiría en un clásico tanto de las letras argentinas como de las mexicanas. Influenciando a más de un poeta contemporáneo.

juan-gelman

Y es que la poesía de Gelman es un retrato íntimo y autobiográfico, que como su pasión por el futbol retrata la persistencia de la soledad, en donde un poeta a partir de 1959 se va viendo involucrado en el compromiso que exige versos como fusiles. La Revolución Cubana no solo despertaría a toda una generación de intelectuales latinoamericanos, también demostraría la importancia de jugar en conjunto.

De ahí que el poeta de Villa Crespo hiciera uso de las letras urgentes del periodismo, denunciando no solo los vicios de la clase política, sino sus excesos. Situación que lo llevó lo mismo que Paco Urondo y Rodolfo Walsh, a participar política y activamente en organizaciones guerrilleras de la Argentina, como las Fuerzas Armadas Revolucionarias de inspiración guevarista.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Del futbol a la metáfora

En Gotán libro de poemas de Gelman, se ve claramente el proyecto de significar a la poesía por medio del nombramiento de lo cotidiano. Esta apuesta no es extraña, pues muestra la intención de un autor que pese al exilio o a la desaparición de sus seres queridos, se reinventa. Entendiendo que la vida, es un impulso que se ve retartado tanto en las palabras como en la cancha.

Probablemente su Atlético Atalanta siga un tiempo en segunda, pero lo mismo que la poesía el futbol no precisa de grandes escaparates ni mucho menos de enormes anuncios publicitarios. Es la intimidad de la creación literaria; un poco como el futbol. Terreno democrático donde la esperanza pervive.