Icardi y Maxi, el lío de faldas detrás de los festejos

Por Pedro González @gonmoc

El delantero de moda en Italia y Argentina se llama Mauro Icardi, juega en el Inter y tiene 21 años. Si tuviera que escoger a un rival no sería el defensa del Milan Philippe Mexes; ni Menez, Higuaín o Tevez, con quienes disputa el título de goleo. Si el ‘9’ neroazzurro es el protagonista de esta historia, el antagonista es el ‘11’ del Torino, Maxi Lopez. (Aunque, en realidad, tendría que ser al revés).

Icardi nació en Rosario y de pequeño admiraba a un espigado y rubio delantero del Barcelona. Maxi López tenía una novia que después se convirtió en su esposa. Su nombre es Wanda Nara. Cuando Mauro creció se convirtió en un crack y fichó por la Sampdoria, en donde compartiría vestidor con su ídolo que había abandonado el Barcelona. Empezaron una amistad tan profunda que terminó en el abismo. Algunos meses después de frecuentarse, la mujer y madre de tres hijos de Maxi se dio por vencida en la relación y lo terminó todo. Anunciándolo en redes sociales y pidiendo que la entendieran. Dos días después empezó la correspondencia con el joven Icardi que ya jugaba en el Inter, intercambio de canciones de Alejandra Guzmán y Calos Baute que pocos meses más tarde terminó en matrimonio.

Llegó el primer enfrentamiento entre la Sampdoria y el Inter, entre Maxi e Icardi. López empezó ganando el juego cuando molesto —naturalmente— negó el saludo al joven que luego remontó el partido haciendo un par de anotaciones. Para esto, Maxi López falló un penal. Y agudizó una de las peores etapas de su vida.

Hace algunos días, Maxi fichó por el Torino y se volvió a enfrentar a Icardi. Esta vez, el Toro le arrebató algunos puntos a los neroazzurri con una asistencia del veterano delantero.

La historia es tan trivial como dramática. Y esta vez, aunque no sea el corte de Apuntes de Rabona, decidimos traerles esta historia porque definitivamente dará de qué hablar en el calcio siempre que se enfrenten estos dos jugadores sin importar la playera que vistan.

Aquí un comercial en el que Wanda e Icardi ya se comportan como pareja: