4359236389_7da6b11ac5_o

Ideas por elevación: Castle Keep

Después de una larga cabalgata, Roberto Courthose se encontró a las orillas del río Tyne. Sobre una colina se encontraban las ruinas de las antiguas fortificaciones romanas que custodiaban la parte más al este del Muro de Adriano y los subsecuentes bastiones sajones. Roberto, hijo de Guillermo el Conquistador, consideró que una posición defensiva tan ventajosa no podía ser desaprovechada. En el año de 1080, en la rivera del río Tyne al norte de Inglaterra, se erigió el Nuevo Castillo (Newcastle). Con el paso de los siglos, el castillo fue parte de la turbulenta historia de Inglaterra. Fue remodelado para detener los ataques de los escoceses en 1173 y 1174, y el rey Juan le añadió el Gran Salón, que en tiempos de paz era lugar de bailes y festines. Su última gran participación fue en la Guerra Civil Inglesa, donde fue el último bastión de los realistas que se rindieron a los parlamentarios en 1644. Entonces, el castillo cayó en el olvido. La gente construyó casas dentro de sus muros, y se convirtió en un lugar miserable. Sin embargo, en el siglo XX alguien se dio cuenta de que sin ese castillo no existiría la ciudad; las labores de remodelación comenzaron. Actualmente solo queda el Castle Keep y la Black Gate, sin embargo, es una visita obligada. Sin Roberto hubiera pasado de largo, nunca se hubiera fundado Newcastle, y si no existiera Newcastle, St James Park y el Newcastle United Football Club tampoco.

Por Bernardo Otaola @bernaov

20150930072355-1

20150930072355-2

20150930072355