4359236389_7da6b11ac5_o

Leonardo da Vinci, creador del balón de futbol

El 2 de mayo de 1519 murió uno de los artistas que más han revolucionado el arte y la ciencia en la historia de la humanidad, hablamos del genio italiano renacentista, Leonardo Da Vinci. ¿Podrías creer que tiene relación con el futbol?

El maestro florentino fue un polímata del Renacimiento Italiano. Pintor, anatomista, arquitecto, paleontólogo, artista, botánico, escritor, escultor, científico, entre otras, no hubo prácticamente ninguna disciplina que no fuera estudiada por su prodigiosa mente. Fue el encargado de trazar en el libro de De Divine Proportioni (obra de Luca Pacioli) por primera vez el icosaedro truncado, un polígono conformado por 12 pentágonos y 20 hexágonos, prototipo del balón de futbol actual.

Leonardo buscaba la perfección esférica a través de la geometría. El icosaedro truncado era una búsqueda de esta perfección. Queda claro que lo que bocetó Da Vinci fue una aproximación a los balones de futbol, ya que la forma y fabricación de dichos elementos básicos del juego han evolucionado radicalmente.

Anteriormente tenían gajos rectangulares, por ejemplo, en el Mundial de Uruguay en 1930 se utilizó un modelo de 12 gajos. En Chile 1962 se aumentó el número a 18 paneles; pero fue hasta la copa del mundo en México 1970 que se empleó el modelo de Da Vinci, el icosaedro truncado, en el Telstar de ADIDAS. Las ideas de Leonardo no sólo revolucionaron la ciencia y el arte, también el juego más bello del mundo, el futbol.

Acá te contamos la historia: