Los molinos de La Mancha: Una pasión en la distancia

Por Juan Carlos Gutiérrez @juankyy

El tema de la independencia de Cataluña siempre ha provocado mucha polémica en el ámbito social y cultural de España. Pero es ahora cuando ha llegado a la actualidad del ámbito deportivo debido a las declaraciones del Presidente del FC Barcelona Sandro Rosell, en las que asegura que el Barcelona jugaría la Liga Española a pesar de que Cataluña obtuviera la independencia, algo practicamente útopico.

En 1917 el francés Manuel Huguet funda la Uniò Esportiva Bossòst, equipo catalán de la provincia de Lérida que disputa competiciones oficiales de la Federación Francesa de Futbol desde hace más de 80 años. Manuel era secretario en una explotación minera del pueblo y varios mineros formaron parte del club, vistiendo de negro en sus primeros encuentros. Sin embargo años más tarde adoptaron los colores de la bandera del Valle de Arán en una camiseta verdiblanca (verde por las montañas y blanca por la nieve de las cumbres con el pantalón azul por el cielo de su tierra). Al final el pantalón azul, se cambió a verde para una mejor combinación.

El club puede jugar competiciones francesas debido a la proximidad geográfica y muy especialmente por la facilidad de acceso. Pero la gran vinculación con el país francés viene desde mucho tiempo atrás cuando los habitantes del pueblo se desplazaban hasta allí para vivir del comercio y del trato con los franceses. Hoy en día el equipo se desplaza unos 80 km para entrar en territorio francés y disputar sus partidos. Si jugaran en Lérida, sus desplazamientos serían de más de 200 km.

Al tratarse de un club amateur, la plantilla la conforma gente del pueblo que tienen otros trabajos como mecánicos, electricistas, carpinteros y algunos guardias civiles que están destinados ahí. Aunque reciben ayudas del Consell Comarcal del Valle de Arán y el equipo se financia por patrocinios o loterías, ninguno cobra sueldo alguno y solo juegan para divertirse y para ganar los fines de semana. Situación con la que muchos nos podemos indentificar.

Los orígenes de un club son la esencia del equipo. La historia pesa, a veces demasiado, en la playera de los equipos, más que cualquier otra cosa. La UE Bossòst es de los pocos clubes de España que tiene una condición especial. A pesar de jugar en la distancia y en otro país, son conscientes que son un equipo único. Un equipo fiel a una filosofía muy parecida a la de Napoleón Bonaparte: “No hay distancia que no se pueda recorrer ni meta que no se pueda alcanzar”.

U. E. BOSSOST

Union-Deportiva-Bossots_TINIMA20120914_0267_5