4359236389_7da6b11ac5_o

Machistas, curiosos castigos contra ellos

Eran los último minutos del encuentro entre el Sparta Praga y el Zbrojovka Brno en la liga checa. El juego iba 3-2 en favor del Sparta, pero en tiempo de compensación, un ataque del Brno culminó en gol, logrando la igualada. Tomas Koubek y Lukas Vacha, guardameta y jugador del Sparta se lanzaron con todo contra la juez de línea, Lucie Ratajova, por no haber marcado el fuera de lugar en el que se encontraba el jugador contrario. Entre lo mucho que dijeron, insultos machistas como las mujeres deben estar en la cocina y no arbitrando un partido de hombres fueron pronunciados. El lunes que llegaron a entrenar, se encontraron con una sorpresa: habían sido enviados a entrenar con el equipo femenil del Sparta por orden del Director General del equipo, Adam Kotalik.

Los jugadores se entrenarán varios días con nuestros equipos femeninos para que se den cuenta de que las mujeres pueden ser valiosas no sólo en la cocina.

sparta praha

Un caso similar sucedió en la segunda división alemana. Kerem Demirbay, jugador del Fortuna Düsseldorf fue expulsado por la colegiala Bibiana Steinhaus, a lo que el jugador respondió con insultos machistas. Le dieron 5 partidos de suspensión, más aparte, arbitrar juegos femeniles de categorías infantiles. Podrá sonar chusco, divertido... pero nada de eso. Lo más fácil sería castigar con multa y suspensión a los culpables, pero eso no impedirá que vuelvan a cometer los mismos actos en el futuro. La única manera real y efectiva de que el machismo, el racismo, la xenofobia y todos los demás males que aquejan al futbol y al mundo en general paren es con la convivencia. Los prejuicios desaparecen una vez que se conoce a la otra persona, y se entiende que es igual de humana que tú: con miedos, sueños, humor, ideas, gustos que hasta pueden coincidir con los tuyos. Nada más así. El camino sigue siendo largo, pero acciones como estas hacen recuperar un poco la fe en la humanidad.

sparta-mujeres