4359236389_7da6b11ac5_o

¿Quién es el Atlético San Luis?

Hablar del Atlético San Luis significa hablar de una tropezada historia en el futbol mexicano. Problemas financieros, cambios de nombre y malos manejos del club han sido una constante a lo largo de su participación en el balompié nacional, que han hecho de la escuadra una institución gris y con un paso cruento por la historia del futbol mexicano.

El pasado 16 de abril se anunció que las directivas del Atlético de Madrid y la del Club Atlético llegaron a un acuerdo para hacer del equipo potosino una extensión de los colchoneros. En ADR te contamos un poco de la historia del club, sus historias y fracasos para preguntarnos ¿qué podemos esperar de esta nueva y prometedora alianza?

La historia. El descenso y los problemas económicos.

Los inicios del futbol profesional en San Luis Potosí se remontan al año de 1957, fecha en que el primer equipo ingresó a la Segunda División mexicana. Desde sus inicios, el club se vio envuelto en polémicas financieras pues tan sólo un año después de su debut, tuvo que ser vendido a empresarios tamaulipecos ante la falta de recursos y el desapruebo del gobierno estatal. En 1967, la escuadra ya con su tradicional uniforme reapareció en tierras potosinas aunque para jugar el campeonato de la Tercera División.

A partir de entonces se iniciaría una primera época dorada del club, logrando un rápido e impresionante ascenso en la Tercera y Segunda División respectivamente, que le valdrían su promoción al máximo circuito del futbol mexicano en el año de 1971. En la liga profesional, sin embargo, San Luis se enfrentaría a severos problemas futbolísticos, siendo goleado en sus primeros encuentros, entonces disputados en la Ciudad de México en el Estadio Azteca y descendiendo nuevamente a Segunda en 1974. Los desastres económicos regresarían y para 1976 a su triste destino fue ser vendido a a Tamaulipas.

Sería hasta la década de los 90 que San Luis reaparece en la escena del futbol mexicano con un renovado proyecto liderado por el empresario y actual presidente del club, Jacobo Payán. En 1994, cuando se crea la Primera División A, el equipo es uno de los primeros invitados. Las malas decisiones y los siempre presentes desastres financieros continuaron mermando al club, que de su reaparición no logró una participación sobresaliente ni pasar de la media tabla. Ante el desastre, el equipo trataría varias alternativas entre cambios de nombre (pasa a ser Reales de San Luis), nuevos asociados, un apoyo estatal y un nuevo estadio.

A principios del nuevo milenio, el club es adquirido por grupo Televisa y la directiva del América, que entonces buscaba urgentemente una filial en Primera A. En 2002 el equipo logra su segundo ascenso a la máxima deportiva mexicana, logrando participaciones aceptables y descendiendo y reapareciendo de manera récord en las temporadas 2004 - 2005. El año de 2006 ve el más grande logro del club potosino, cuando se llega a la final del fútbol mexicano alcanzando el subcampeonato.

En 2013, el Club San Luis desaparecería de manera definitiva, cuando venden sus licitaciones para convertirse en Jaguares de Chiapas F.C. La capital potosina, sin embargo, no se quedó sin fútbol profesional, pues en el mismo año se anunció que Veracruz entonces participante de la división de ascenso, pasaría a jugar a la ciudad potosina, esta vez con el mote de Atlético San Luis.

Una de las grandes hazañas del club potosino sucedió en el Clausura 2006, cuando en la última jornada el equipo se salvo de descenso en un dramático partido que además le dio el pase a liguilla. San Luis llegaría a la final para perderla contra Pachuca.

Nuevos colores, nuevas ilusiones. El futuro y el Atlético de Madrid.

Tras la reaparición de Payán como dueño y con ello, la creación del Atlético San Luis, el futbol potosino empieza una nueva etapa sobre las cenizas del accidentado Club San Luis. A partir de su primer torneo en la Liga de Ascenso, el equipo evolucionado logra participaciones destacables, consiguiendo el liderato en el año de 2015. Las incertidumbres económicas, sin embargo, seguirían azotando al club. En 2016, tras un tentativo intento por hacer del Atlético de San Luis un club de Primera División, nuevamente a través de Jaguares F.C. el equipo se queda sin participación en las dos ligas, puesto que por una parte, no se llega a un acuerdo con la directiva chiapaneca y por otra, ante la incertidumbre el equipo no logra su registro a tiempo para la justa del ascenso.

Este año, se anuncia una opción que resulta tentadora para los aficionados del futbol en San Luis y que en principio parece como una alternativa viable ante las inestabilidades históricas del club. Y es que, el pasado 16 de abril se anunció que las directivas del Atlético de Madrid y del Atlético San Luis llegaron a un acuerdo para hacer del equipo potosino una extensión de los colchoneros en México por un contrato de 20 años con opción de expandirse a 10 más. El Atlético, que cuenta ya con franquicias en Estados Unidos, China y la India, en donde su filial por cierto se coronó campeona, espera así fundar una nueva extensión en tierras mexicanas que le permita expandir tanto su mercado como su fuerza de trabajo.

Para su participación en el Apertura 2017, el Atlético San Luis se refuerza de una manera considerable, contratando a quince jugadores entre los que se encuentran estrellas de la Primera División como los expumas Alejandro Pikolín Palacios, Santiago Palacios y Alejandro Castro, y el mediocampista de Tigres UANL, Jonathan Espericueta, así como elementos provenientes de los manzaneros, como Borja González. Da la impresión de que por primera vez en su historia, el club potosino puede encontrar una estabilidad tanto económica como futbolística, que le permita dar a su afición las alegrías que por los infortunios y azares de la historia, quedan aún como promesas inconclusas.

Por Eduardo Yescas