4359236389_7da6b11ac5_o

Ricardo Ferretti, técnico de mil partidos

Muchos jugadores y directores técnicos pasan por el futbol mexicano sin pena ni gloria, pero no es el caso de Ricardo Ferretti, pues tanto en su carrera de futbolista y como estratega ha marcado pauta en todos los equipos donde ha estado. Tanto así que, el próximo 25 de diciembre en la final de vuelta del Apertura 2016, cumplirá los mil partidos desde el banquillo.

Como jugador comenzó en Botafogo, Club de Regatas Vasco da Gama y Bonsucesso de su natal Brasil y luego llegó a Atlas para la temporada 1977-78. Lamentablemente, su juego no fue suficiente y los Rojinegros no pudieron evitar el descenso en esa campaña. Tras el errático paso que tuvo en la Perla Tapatía todo cambió con su llegada a Pumas, donde se consagró como emblema del equipo universitario y referente durante dos etapas, siendo el episodio más recordado el de la final de la temporada 1990-91 cuando convirtió en el Estadio Olímpico Universitario el gol del campeonato contra el odiado rival, las Águilas del América, un tanto tan significativo que incluso fue bautizado como el Tucazo.

Con un gesto adusto y de pocos amigos es como se relaciona a Ferretti, sin embargo, la fuerza de sus palabras y ademanes es la misma que imprime en sus jugadores

rferretti

También militó en Neza, Monterrey y Toluca, sin embargo, los años de gloria del Tuca están fuertemente ligados a los Pumas. Cuenta la anécdota que después del torneo 1989-90 con Toluca decidió culminar su carrera dentro del campo para convertirse en el auxiliar técnico de Miguel Mejía Barón, estratega de Pumas, pero durante la pretemporada que realizó el equipo en Europa, éste último decidió que la experiencia de Ferretti sería vital para reforzar el proyecto para que el conjunto saliera campeón tras diez años de sequía. El destino tenía un último capítulo para Ferreti como jugador y le dio la posibilidad de retirarse como ídolo, sin embargo, no dejó las canchas por completo. El torneo siguiente del campeonato asumió la dirección técnica de los auriazules, donde comenzó el largo trayecto que parece no tener fin.

Su debut desde el área técnica fue el 15 de septiembre de 1991 en contra de Cobras de Ciudad Juárez. El juego terminó 3-1 en favor de los auriazules y un nuevo augurio se iluminó en el rostro del poco sonriente Tuca. Después de cinco años con Ciudad Universitaria como su casa dirigió a Chivas e incluso les dio un campeonato. Tigres, Toluca y Morelia fueron sus equipos siguientes antes de repetir etapas. Para 2006 volvió a Tigres antes de su segunda etapa con Pumas y posteriormente la tercera con los regiomontanos, donde actualmente está por disputar una final más en su carrera, con la que alcanzará el casi insuperable número de 1,000 partidos como técnico, sólo por debajo de Ignacio Trélles que registra 1083.

ferretti1

De los 998 encuentros dirigidos 116 han sido de liguilla y ha conseguido cuatro títulos en el máximo circuito del futbol mexicano. Con un gesto adusto y de pocos amigos es como se relaciona a Ferretti, sin embargo, la fuerza de sus palabras y ademanes es la misma que imprime en sus jugadores a la hora de transmitir la experiencia que esta a punto de conseguir el millar de juegos en el banquillo.

Por: Obed Ruiz/@ObedRuizGuerra