4359236389_7da6b11ac5_o

Ronaldinho es el poeta maldito del gol

Al último gran mago del balón, Ronaldinho:

De todos los poetas de gol que leí en el planeta del futbol,
Dinho ha sido el más creativo
Nadie se ha inventado tantos versos y
ha logrado tanta sintonía
con el estilo maldito de Baudelaire,
o de Rimbaud.

En el campo, nadie utilizó tantas figuras poéticas como Ronaldinho,
todas sus jugadas estaban cargadas de simbolismo puro:

un pase al vacío en medio de un mar de piernas,
era la metáfora perfecta que solo el delantero comprendía
para culminar en la red.
De pronto, una bicicleta tras otra, no significaban más que
la búsqueda de una aliteración necesaria en ese verso.
Un caño y un sombrero eran sinónimo
de que la estrofa -y el partido en cuestión- requería
un toque de comedia.
Cuando ejecutaba un tiro libre de comba increíble,
en realidad añoraba la creación de un alejandrino perfecto
al final del poema.
Qué decir de las jugadas en que regateaba defensivas completas,
no solo buscaba el arco, también buscaba la métrica perfecta
para declamar un gol.

Pero fiel a la escuela verdeamarela de los genios malditos
decidió extinguirse en su momento cumbre.
No queda más que agradecer, porque todo fue parte
de su obra literaria.

La búsqueda constante de una ovación,
era en realidad una aventura para encontrar la rima asonante y otra consonante.
Porque magia, poesía y Ronaldinho hace tiempo
que son sinónimos.

Feliz cumpleaños Ronaldinho. Creador de la primavera.

Por Jorge Emilio Mendoza Piña @georgehatetweet