4359236389_7da6b11ac5_o

El Loco trotamundos, Sebastián Abreu

Pensaba -¿Se atrevería a tirarlo así?- mientras Sebastián Abreu se enfilaba en el manchón de penal. Era una pregunta válida y que media Latinoamérica formulaba. Solamente alguien apodado El Loco tiraría un penal a lo Panenka en Cuartos de Final de la Copa del Mundo. En un partido tan dramático como lo fue ese de Uruguay vs Ghana, en donde Luis Suárez usó el último recurso que tenía para evitar la eliminación de su equipo -convirtiéndose en portero deteniendo un cabezazo en la línea de gol-, Abreu, un nómada de la pelota, venía a sumarle el último acto a esta obra.

sebastian-abreu

Washington Sebastián Abreu nació en Uruguay en 1976. Contrario a lo que dice Galeano respecto a que todos los uruguayos se quieren dedicar al futbol, a Sebastián le llamaba el basquetbol. Estaba en la selección sub-17, pero fue dado de baja por llegar un par de horas tarde después de ir a un bar. Fue invitado a incluirse en la Selección de futbol, y en un partido clave metió dos asistencias y dos goles. Con eso logró debutar en el Deportivo Sporting y veintidós años después, el charrúa ha jugado en 25 equipos. Tiene el récord junto con el portero alemán Lutz Pfannenstiel de más fichajes con distintos clubes.

loco-abreu-botafogo

Su lista incluye: Nacional de Uruguay, San Lorenzo de Argentina, Gremio de Brasil, Tecos de México, Cruz Azul, América, Monterrey, Dorados de Sinaloa, San Luis, Tigres, River Plate, Deportivo la Coruña, Beitar Jerusalén de Israel, Real Sociedad, Aris Salónica de Grecia, Botafogo, Figueirense, Rosario Central, Aucas de Ecuador, Sol de América de Paraguay, Santa Tecla de El Salvador, Bangu Atlético, Central Español y Deportes Puero Montt. Su agente lo describe como un profesional que siempre está vigente y que tiene metas y objetivos que cumplir. Recorrer el mundo mediante la pelota bien puede ser uno de ellos, ya que no se le ve cara de querer retirarse.

Lo que me motiva a seguir jugando es que primero me siento privilegiado de poder hacer lo que más me gusta que es jugar al futbol. Apunta el Loco Abreu

Así que, el Loco no solo lo mueve la pasión por seguir jugando hasta que el cuerpo aguante, al igual que Ronaldinho. Sino que también una necesidad de seguir sintiéndose útil. Muchos futbolistas temen al retiro, sobre todo si has recorrido 10 países jugando. Porque eso es el futbol: un juego. Y el Loco lo ha sabido disfrutar como un niño a sus 41 años. Tiene el descaro de aventar dos penales a lo Panenka en un mismo partido, usar el número 13 de mala suerte para algunos y el de la Mara Salvatrucha en El Salvador jugando precisamente en ese país.

loco abreu

Pero ese día, en Johannesburgo, su apodo jamás le había quedado más al dedillo. Si el portero alguna vez hubiera visto o escuchado del Loco Sebastián Abreu, tal vez hubiera sabido lo que se avecinaba. Los 3 millones de uruguayos estaban quedándose sin uñas sabiendo lo que vendría, y yo, en pijama desde México, pensaba que iba a ser serio por una vez en su vida e iba a tirar un penal decente. Como si el apodo no hubiera sido señal suficiente...

Por: Bernardo OV