La MLS dista mucho de ser la liga más poderosa del mundo, pero si algo es claro que es que se encuentra en franco desarrollo. Su crecimiento en los últimos años fue importante y pasó de ser el paraíso de los futbolistas en el ocaso deportivo (mucho dinero y poca demanda física) a atraer el capital de figuras como David Beckham, quien debutará como dueño de un de un equipo con el Inter Miami CF. Estados Unidos representa uno de los mercados más poderosos del mundo y el futbol florece cada vez con mayor fuerza en la tierra de las barras y las estrellas. Quizá el mejor testimonio  de esto sea el Atlanta United, que con un par de años en la MLS está logrando convertirse en todo un referente del balompié norteamericano. 

Arthur Blank y el Atlanta United

El club fue fundado por Arthur Blank un once de septiembre de 2014. Blank no era nuevo en la escena estadounidense, ya que es cofundador de The Home Depot. Pero sobre todo, no era neófito en el mundo del deporte: es dueño de los Atlanta Falcons, equipo que sin ser un gigante de la NFL, suele encontrarse en la fase de los Playoffs. Además de esto también fue dueño del equipo de hockey: Atlanta Trasher, pero tuvo que deshacerse de ellos para crear al Atlanta United. Desde el 2009 había buscado la posibilidad de ampliar el número de clubes de la MLS, esto con miras a que Georgia tuviera su propio club.

El interés en esta ciudad no es gratuito. Georgia es uno de los estados que más migrantes recibe. Según la BBC a principios del 2017 se encontraba en el tercer lugar; sólo Nueva York y Chicago estaban por encima. Gran parte de la población que llega está conformada por latinos, teniendo una gran concentración en Atlanta. Había una enorme comunidad que ya tenía la afición por el futbol como parte de su cultura, y que no encontraba ningún referente en aquella zona. Arthur Blank supo verlo y puso manos a la obra para poder aprovechar todas esas condiciones. 

La generación de condiciones

Si en un primer momento su propuesta fue rechazada por falta de fondos e infraestructura, el empresario construyó el Mercedes-Benz Stadium, uno de los inmuebles más destacados del deporte estadounidense y donde comparten la localía con los Atlanta Falcons. El 16 de abril del 2014 se anunció que el club ingresaría para el 2017 en la MLS. Sin un nombre definido aún, Blank mostró cuál sería la tónica de la relación entre el club y la afición. En vez de informarles el nombre del nuevo equipo, pidió a los hinchas que ellos determinaran el nombre: Atlanta United sería el ganador en una votación donde participaron 21 mil personas.

Te puede interesar: Los futbolistas ponen en riesgo su salud: FIFPro

En 2016 los Five Stripes anunciaron un fichaje que mostraba de manera cristalina sus intenciones de comandar la liga estadounidense, a pesar de ser los nuevos en la zona: Gerardo “El Tata” Martino llegaba al banquillo. El argentino tenía para ese momento un camino hecho en la dirección técnica, donde podía presumir su estancia en clubes como el Barcelona o la Selección Argentina. Junto a él llegaron varios jugadores de experiencia que ya habían probado su valía en la MLS o en otras ligas, como Jeff Larentowicz, Zach Loyd o Josef Martínez. 

La llegada a la MLS

El club no decepcionó en lo más mínimo demostrando que su apuesta era la de estar en la cima: lograron llegar a los Playoffs, donde cayeron ante el Columbus Crew. Si bien no cosecharon títulos aquella temporada, demostraron que, sin lugar a dudas, serían uno de los rivales a vencer. La temporada 2018 supuso la consolidación del Atlanta United: Se hicieron con el campeonato de la liga, con Josef Martínez como máximo goleador del torneo. Todo esto con un respaldo absoluto de sus aficionados, que comienzan a colocar al Mercedes-Benz Stadium como un espacio donde las cosas parece que sólo pueden ir a mejor. 

El ocho de diciembre del 2018, frente al Portland Timbers se coronaron campeones y al mismo tiempo impusieron un nuevo récord de asistencia a un partido profesional de fútbol en Estados Unidos: Más de 73 mil personas se congregaron para apoyar al club. Números bastante positivos para una segunda temporada en el máximo circuito. Para 2019 la situación sigue perfilada en la misma dirección: la cima. Han logrado llegar a semifinales, donde enfrentarán al Toronto, y en caso de resultar campeones podrán obtener su primer bicampeonato. Y sólo llevan dos temporadas.

Por Alberto Roman / @AlbertoRomanGar

Comentarios