Texto

Cagliari, el sueño de Fichera

Era el año de 1939 y el medio campo del Cagliari estaba cubierto por Mariolino Congiu, un futbolista que le arrebataba la pelota al rival y seguía luchando porque su equipo subiera posiciones en la tabla; pero de pronto, Adolf Hitler invadió Polonia, y Europa completa tuvo que intervenir en la Segunda Guerra Mundial. Cuando todo se reactivó, el club perdió ritmo y la categoría, pues bajó hasta la Serie C en un lapso de tiempo absurdo. Solo tenía 40 años de haberse fundado…

Origen

Al suroeste de Italia se encuentra Cerdeña, una isla de 450,000 habitantes dividida en 377 municipios; uno de ellos: Cagliari. Su etimología arroja que el significado de la palabra es ‘Castillo’ y en esta ciudad convergen la cultura, el arte y la educación, mismas que forjan de gran e impecable manera a su gente. Sobre todo, a los hinchas de su club local. 

Gaetano Fichera, médico de profesión, concursó para ganar una plaza para la enseñanza en patología quirúrgica en la Universidad de Cagliari. Su gran pasión por la medicina, se vio mezclada de igual forma por el futbol, pues -además de darles cátedra a sus alumnos- él soñaba con ver a los chicos universitarios en un equipo que los representara y en donde pudieran jugar. Ocho años después de su llegada a la institución, el 20 de agosto de 1920, fundó un club con el mismo nombre de la ciudad y en él, Fichera sería presidente y entrenador durante sus primeros años de vida. 

Un tiempo después, cumpliría la misión de ascender a la Primera División del futbol italiano, algo que sucedería hasta 1964. En aquella temporada se salvarían luego de sumar solo nueve puntos en la primera mitad del torneo. Ese equipo, como todo buen caballo negro, iba a encarar a los titanes de su nación para hacerlos pelear junto a él en la lucha por el scudetto. Dos de ellos, fueron el AC Milan y la Fiorentina, pues la campaña 1968-69 marcó el rumbo de la clasificación, dejando un espacio de dos o tres puntos entre cada uno. Aunque al final la ‘Viola’ consiguió ser campeona; I Rossoblu comenzó a adentrarse en la mejor etapa de su historia. 

Época dorada

El Cagliari quería su primera gran joya en la delantera del club y ese, ese fue Luigi Riva. Un tipo que llegó del AC Legnano y que en unos cuantos partidos se convirtió en el máximo artillero de la liga italiana y en figura del equipo cerdeño. Trabajando duro con sus compañeros, lograron hacer que su humilde club llegara a su primera final: una de copa que perdería contra la AS Roma

En 1969 y con Luigi como estandarte, el Cagliari comenzó a enfilarse poco a poco hacia lo más alto. Sus victorias de visitante en los estadios más importantes le dieron la oportunidad de alzar la mano para hacer de lo imposible algo posible. En aquella campaña no hubo rival que se le acercara. El Casteddu, perdiendo solo dos partidos y dejando que le anotaran 11 goles (récord histórico); terminó ganando su -hasta ahora- único campeonato: el scudetto italiano. 

Luego Riva, además de ser campeón de Italia, ganó nuevamente la bota de goleador y junto con la mayoría de su equipo, fue convocado al Mundial de 1970 en México; donde llegó a otra final, en donde, desafortunadamente, el Brasil de Pelé se haría inmortal en la cancha del Estadio Azteca. 

Infierno y actualidad 

La Copa UEFA del 94’ vio cómo este club se quedó a nada de jugar su primera final europea; algo que sin duda hubiera significado proyección mundial para este escudo y para la institución como tal. Aunque sacaron al Trabzonspor, Malinas y Juventus; el Inter de Milán hizo que se quedara en las semifinales de aquel torneo. Su mejor participación a nivel continental, sin lugar a dudas. 

Hace un año este club festejó el primer centenario de su historia y aunque no pudo hacerlo levantando un título; en los libros de los anales estará por siempre su nombre entre los años 1969 y 1970, cuando ante todo pronóstico y dimensión mental: saliera campeón de futbol italiano. 

Leer más: APOEL: un sueño griego en Chipre

Síguenos en Google News

Por: Bryan Trujillo / @BryanKameron

Comentarios
rabona

Deja un comentario
Compartir
Publicado por
rabona

Entradas recientes

Australia: el rey de dos confederaciones

La Selección de Australia, los canguros del futbol, es un equipo que comúnmente pasa desapercibido…

1 día hace

Una leyenda viviente: Barakaldo CF

Allí, en el municipio de Baracaldo, dentro de la comunidad de Vizcaya, en el País…

1 día hace

Warhol, Pelé y sus 15 siglos de fama

John Lennon, Mick Jagger, Muhammad Ali, Debbie Harry… Todos ellos posaron para la Polaroid de…

1 día hace

Santos de Pelé: el ballet blanco

Muchachos -dijo ‘Lula’-, "él es Edson Arantes, va a estar con nosotros a partir de…

2 días hace

La promesa de Pelé

Un niño de nueve años jugaba a la pelota con sus demás amigos, despreocupados de…

2 días hace

La Ley Pelé: gol a la corrupción

Lo hecho por Edson Arantes do Nascimento con el balón a sus pies, hizo que…

3 días hace