La música y el futbol han creado una amalgama que es imposible separar. Cuando el equipo se encuentra disputando el partido, la afición no es un ente quieto que simplemente contempla; toma parte activa en el encuentro y es ahí donde la voz de los aficionados se congrega para apoyar. Sin lugar a dudas es uno de los eventos más bellos de apreciar para quien va al estadio, al mismo tiempo que logra generar un sentimiento de comunidad en el que miles de personas que no se conocen, se convierten en un solo canto que busca hermanarse con los once que libran la batalla de todos. Por eso, queremos saber quiénes son aquellos que compusieron esos himnos del futbol que sin ser pensados para un partido de futbol, terminaron por ser parte de las gradas, de la afición y del balompié en general.

  1. Can’t Help Falling in Love

Este tema salió a la luz en el 61 de la mano del Rey: Elvis Presley. Se usó para la película “Blue Hawaii” y fue compuesta por Hugo E. Peretti en colaboración con George David Weiss. Peretti también compuso la letra en inglés del famoso tema “The Lion Sleeps Tonight”, mientras que David Weiss colaboró con el score de múltiples películas a lo largo de su carrera. En las gradas esta canción suele estar relacionada con el Sunderland de la Premier League. Aunque el caso más conocido es el del Sunderland, también se puede escuchar en los estados de escuadras como Hull City, Swansea City o el Preston North End.

2. Matador

Si hay un país que sabe poner pasión en las gradas es Argentina. La canción suele ser entonada por múltiples barras y no se asocia directamente con un solo equipo. El tema pertenece a la célebre banda argentina Los Fabulosos Cadillacs y formó parte de su octava producción ”Vasos vacíos”, que es considerado el mejor álbum de la banda. La letra fue contribución de Flavio Cianciarulo, mientras que la música fue compuesta por la banda en conjunto. Un dato curioso es que esta canción ha comenzado a ser usada por la afición del New York City, de la MLS, para apoyar a su equipo.

3. Cielito Lindo

Este es un tema que suele cantarse en cualquier partido de la Selección mexicana. En el extranjero suele servir para que México conozca el apoyo de su gente y no solamente es un valuarte del futbol local, sino de la cultura nacional en general. El tema se atribuye a Quirino Mendoza y Cortés, quien según se cuenta, conoció a su esposa en la sierra y contaba con un lunar cerca de la boca. Si embargo, ha habido múltiples polémicas respecto al tema y se dice que hay demasiadas similitudes entre la canción y un poema de Lope de Vega, por ejemplo. Esta no es el único parecido, se han señalado otros, sobre todo pertenecientes al folclor español. Con todo y la polémica, en México ha sido versionado por la mayor parte de sus iconos musicales y sigue siendo un canto que no falta en los partidos del Tri.

4. Hey Jude

El célebre tema de The Beatles fue grabado y compuesto en 1968. En aquel año Lennon se divorció de Cynthia Powell y su pequeño hijo, Julian Lennon, lo pasó realmente mal. Aunque el líder de la banda siempre fue un padre distante, su compinche Paul McCartney estuvo al pendiente de su entonces ya ex esposa y de su hijo, por lo que le escribió el tema al pequeño para alegrarlo un poco. La canción terminó por ser un éxito avasallador tanto con la crítica como en ventas, siendo el tema de los Liverpool que más tiempo pasó en el número uno de las listas.

En el futbol el tema suele estar relacionado con el Manchester City y su afición, que suelen robarse el partido cuando comienzan a entonar el famoso “na na na na na”. Fue el tema que comenzó a sonar cuando lograron del campeonato del 2011-2012. Pero no solamente en ese estadio suele entonarse, ya que también ha servido para aclamar a jugadores, como en el caso de los mexicanos que lo han entonado en el Volcán para celebrar al francés André Pierre Gignac.

5. You’ll Never Wall Alone

El listado no podría estar completo sin contemplar este tema que está relacionado de manera tan cercana con el Liverpool que incluso el título de la canción aparece en su escudo. La pieza fue compuesta por Richard Rogers en la parte musical, mientras que la letras corrieron por parte de Oscar Hammerstein y fue parte del musical Carousel, estrenado el 19 de abril del 45. Este fue el segundo trabajo que realizó el dúo, ya que en 1943 realizaron Oklahoma, que terminaría por ganar el premio Pulitzer.

A partir de los sesenta los aficionados del Liverpool comenzaron aún entonar la canción durante los encuentros del equipo hasta que se volvió el lema oficial del equipo y hoy por hoy la frase incluso está grabada en una de las puertas de Anfield.

¿Qué otros himnos del futbol conoces? ¿Cuál es tu favorito?

Por: Alberto Román / @AlbertoRomanGar

Comentarios