Texto

Club América: 105 años de vuelo

Este 12 de octubre, el Club de Fútbol América cumple un años más de vida, ya son 105 en total, tiempo en que se ha erigido como el equipo del balompié mexicano con mayor número de trofeos en sus vitrinas; cuestión que ha tenido como consecuencia un número significativo de seguidores, pero también de detractores.

A lo largo de estos años, el América ha dado mucho de qué hablar; cuna de ídolos y villanos, así como de victorias y derrotas, es un club que reúne todo lo que puedes amar u odiar, sentimientos desenfrenados que nos recuerdan por qué este deporte resulta tan apasionante.

Origen

Las colonias británicas y españolas que se encontraban en nuestro país a principios del siglo XX, fueron un factor determinante para que el futbol se convirtiese en un deporte acogido con prontitud por parte de la sociedad mexicana.

Fue en 1916 cuando dos adolescentes de 13 años de edad, apasionados por el balompié y estudiantes del Colegio Mascarones, decidieron organizar un equipo que contara con los mejores jugadores de la escuela. Rafael Garza Gutiérrez y Germán Núñez Cortina llevaban por nombre estos entusiastas estudiantes.

La primera reunión convocada por Rafael Garza Gutiérrez se realizó en Alzate 136, en la colonia Santa María la Ribera. A este jovencito al que todos apodaban Récord, llegó vistiendo una camisa vieja color crema de manga larga, y con tan solo unos botones al frente. Rafael tomó del ropero de su casa un pantalón azul marino de su padre, lo cortó hasta las rodillas para quedarse con un pantaloncillo, las medias que le acompañaban lucían el mismo color. Por último, de la tela sobrante del pantalón, Garza Gutiérrez le pidió a su padre que le cosiera su mote a la espalda de la camisa: Récord, el cual terminó por ser el nombre del equipo.

En otro colegio, también ubicado en la colonia Santa María Ribera de San Cosme, se había formado un equipo que llevaba por nombre Colón. Sin embargo éste tenía un problema, pues normalmente no lograban reunir a los 11 jugadores reglamentarios para llevar a cabo los partidos. El entrenador de este equipo, Eugenio Cenoz, le propuso a los jóvenes fusionarse con el recién nacido Récord.

Por un lado, los Mascarones contaban con jugadores de gran calidad, sin embargo carecían de uniformes, así como balones, por el contrario, los dirigidos por Cenoz contaban con el material suficiente: metros de casimir para la confección de los uniformes y dos balones.

El 12 de octubre de 1916 en los llanos de La Condesa se llevó a cabo la reunión de ambas escuadras para concretar la unión en un solo equipo. Decidieron conservar el uniforme de Récord, ya solo hacía falta el nombre: “América” lo sugirió Pedro “Cheto” Quintanilla, debido a que ese día se celebraba el descubrimiento de dicho continente. Además, el Cheto realizó un bosquejo del continente americano con los colores azulcrema y con las iniciales del nuevo club: CA.

Llegada al máximo circuito

El poder de convocatoria del cuadro americanista fue tan rotundo que, Florencio Domínguez Cortina, primer presidente del equipo, creo dos categorías: la menor, en la que tendrían participación menores de 15 años y la mayor, donde jugarían mayores de 15 años.

Compitieron en torneos interescolares donde salieron victoriosos. De tal manera que esto motivo a la directiva a buscar ingresar a la Liga Mexicana de Football Amateur Association –primer liga que rigió en México 1902-1922—. El reglamento de esta liga dictaminaba que para poder admitir nuevos miembros, debían de jugar tres juegos contra tres rivales que ya estuvieran dentro de la misma. El cuadro azulcrema ganó dos y tan solo empató uno de los juegos, superó la prueba y debutó en dicho circuito durante el campeonato 1917-1918.

Durante esa temporada, la Liga Mexicana de Football Amateur Association contaba con nueve equipos entre sus filas: Pachuca Athletic Club (1892-1950, posteriormente, en 1960 reaparece bajo el nombre de Club de Futbol Pachuca), Reforma Athletic Club (1894-1924), Orizaba Athletic Club (1898-2002), Real Club España (1912-1950), Club de Fútbol México (1912-1922), Centro Deportivo Español (1914-1920), Real Club España (1914-1920), Germania Fußball-Verein (1915-1922), Junior Club (1917-1918). El América se sumó a esta lista.

Fue el 31 de octubre de 1917 cuando jugaron su primer partido en la Liga Mexicana. El marcador terminó con una 0-1 que favoreció al Junior Club. La primera victoria la consiguieron el 4 de noviembre de 1917, 2-0 ante del Deportivo Español, Abel Flores Reyes se hizo presente en el marcador.

Algo de destacar y que la misma Federación Mexicana de Futbol (FMF) reconoce, es que el América fue el primer equipo en contar en toda su plantilla con jugadores mexicanos, pues el resto contaba en su mayoría con ingleses y españoles.

Primer título

Paulatinamente, el cuadro capitalino fue nutriendo su plantel con jugadores provenientes de otras escuelas maristas: Savignon, San José y Alvarado. En 1918, los directivos del América cambiaron el nombre del equipo por el de Club Centro Unión. Los directivos consideraron “buena idea” el hacer esto, pues buscaban evitar confrontaciones entre los jugadores antiguos y los recién llegados.

La Copa Amistad fue organizada por el Club deportivo Asturias en el año 1918, época que se enmarca como la primer conquista de los azulcremas, sin embargo ésta carece de oficialidad. Al término de la campaña de 1920, el Club Centro Unión retornó al nombre de Club de Fútbol América, y a partir de ese momento jamás lo dejó.

El tigre millonario

Llegó el año de 1959, habían transcurrido ya 47 años desde el nacimiento del cuadro capitalino. Fue el 22 de julio de ese año, cuando Isaac Besudo –dueño del equipo azulcrema— vendió el 100% de acciones de éste a “el Tigre” Emilio Azcárraga Milmo, hijo de Emilio Azcárraga Vidaurreta (quien formó Telesistema Mexicano, grupo a la postre se convirtió en Televisa).

El Tigre compró al equipo el 22 de julio de 1959, por una suma de 425 mil pesos. “Yo no sé nada de futbol, pero sí sé de negocios y voy a convertir al América en un negocio bien administrado y redituable“, comentaría en rueda de prensa el nuevo dueño de la institución.

La unión entre emporio televisivo y el cuadro dirigido por Fernando Marcos fue la base medular para ese amor/odio que tanto suscita en el sentir colectivo. A partir de la adquisición por parte de Azcárraga Milmo, también comenzó esa tónica que hasta nuestros días persiste; comprar a “los mejores jugadores” del momento, además de pugnar por un revuelo comercial al tener entre sus filas a extranjeros.

En la temporada 1965-66, el futbol en México ya se jugaba de manera profesional, y fue justo en esa campaña cuando el cuadro americanista consiguió su primer título de carácter oficial. Esto al vencer en la última fecha al Veracruz por un marcador de 2-0, Javier “Chalo” Fragoso (34´) y Jorge “Coco” Gómez (80´) pusieron las cifras definitivas.

Llenando las vitrinas

Con pretexto del centenario del conjunto americanista, el periodista y comentarista deportivo, José Ramón Fernández, los felicitó a través del programa Los CapitanesEn él, Joserra dijo lo siguiente:

“Sí, es verdad que el América en los 80 era de clase media, pero a mitad de la segunda década del milenio se ha convertido muy popular, por no decir populachero. Tengo argumentos: ¿Consideran ustedes grande un equipo que ha ganado 12 títulos en 100 años de historia? ¿Creen que obtener un título cada 8 años lo hace importante?”.

Se le tendría que recordar a Joserra que si bien la primer liga de futbol en México se jugó el 19 de julio de 1902, es hasta 1927 cuando se creó la Federación Mexicana de Futbol (FMF), y ésta fue reconocida oficialmente por la Fédération Internationale de Football Association (FIFA), por lo que los título antes conseguidos por cualquier equipo no son de carácter oficial, al menos ante FIFA. Pero es en 1943 cuando ocurre una inclusión de equipos de pertenecientes a otros circuitos del país y así, formalmente, tener una liga en forma.

Era amateur (1916-1943):

– Liga Mexicana de Football Amateur Assosiation: 1918-19
– Campeón Liga Amateur del Distrito Federal: 1924/25, 1925/26, 1926/27, 1927/28.
– Copa México: 1937/38.
– Copa Challenger: 1927.
– Campeones de Liga Amateur: 1901-02 y 1942-43.
– Campeonatos de Liga: 1924-25, 1925-1926, 1926-27 y 1927-28.
– Campeonato de Copa: 1938.

Era Profesional (1943):

– Primera División de México: 1965-66, 1970-71, 1975-76, 1983-84, 1984-85, PRODE 1985, 1987-88, 1988-89, Verano 2002, Clausura 2005, Clausura 2013, Apertura 2014, Apertura 2018.
– Copa México: 1953-54, 1954-55, 1963-64, 1964-65, 1973-74, Clausura 2019.
– Campeón de Campeones: 1954-55, 1975-76, 1987-88, 1988-1989, 2005, 2018-19.
– InterLiga: 2008.

Torneos internacionales:

– Copa de Campeones de la Concacaf: 1977, 1987, 1990, 1992, 2006, 2014-15, 2015-16.
– Copa Gigantes de la Concacaf 2001.
– Copa Interamericana: 1978, 1991.

El coloso de Santa Úrsula

El que Azcárraga Milmo comprara al América trajo consigo grandes cambios, además de notables y agradables consecuencias para sus seguidores. Una de ellas y probablemente una de las más importantes fue el cambio de estadio.

El primer título de carácter profesional conseguido por los canarios en la temporada 1965-66, lo conquistaron en lo que entonces era su casa, el Estadio Olímpico Universitario –hoy  morada de los Pumas–. Sin embargo, cuando el Tigre se hizo del cuadro azulcrema, decidió que necesitaban un estadio grande, como el equipo que él tenía en mente, así que en 1962 comenzó la construcción del Estadio Azteca. Diseñado por el arquitecto Pedro Ramírez Vázquez, su construcción duró cuatro años, por lo que dio la bienvenida a los canarios el 29 de mayo de 1966. Antes 105 mil espectadores a las 12:00 horas, el América lo inauguró enfrentándose al Torino de Italia.

Emprendiendo el vuelo

Los sobrenombres de cualquier club terminan por generar atención e impactar en los seguidores. Motes que curiosamente se vuelven un segundo nombre, normalmente asociados al uniforme, escudo o modo de juego del equipo.

Cuando ingresaron en la primer liga mexicana de futbol, al América se le conocía como “los Estudiantes”, debido a que entre sus filas se encontraban todos los chicos de las escuelas maristas. También llamados “Azulcremas”, evidente relación a los colores que defendían. En la década de los 40´, al cambiar el color crema por un amarillo, les comenzaron a llamar “Canarios”. Más tarde se le conocería como “los Millonetas”, debido a que el equipo fue comprado por Emilio Azcárraga Vidaurreta.

Comenzaron los años 80´y con estos también llegó una nueva idea por parte de la directiva americanista. El presidente del club, Emilio Diez Barroso propuso un cambio radical; instaurar el águila de la bandera mexicana como símbolo e imagen para su conjunto, pues evocaba una representación de dominio y el constante vuelo que ésta emprende sobre todo lo que contempla desde la bóveda celeste. Fervientes campañas en los medios de comunicación en donde se bombardeaba y pronunciaba “Las Águilas del América” tuvo el impacto querido por la directiva.

105 años históricos y más

Es innegable que a lo largo de los años, en el América han desfilado un sinfín de jugadores que trascendieron y forjaron una historia emblemática, de esas que el tiempo no corroe ni borra. Mexicanos, extranjeros, directores técnicos que en sumatoria lucharon por un mismo objetivo: ganar y defender los colores americanistas.

Resulta difícil colocar nombres en una lista, muchos de los jugadores que jugaron aún lo hacen para esa institución dejaron algo más buenos partidos. Se vistieron de héroes y escribieron verdaderas epopeyas que han ido contándose de generación en generación y que, seguramente, así seguirá siendo.

Me he aventurado a hacer mi “11 ideal” de las Águilas, pero con bastante dificultad, es obvio, cuando hay tan buenos jugadores a la mano, la duda y decidia siempre aparecen.

. Portero: Héctor Miguel Zelada – argentino (Campeón: Primera división 1983/84, 1984/85, Prode 1985).

. Lateral por derecha: Mario Alberto Trejo – mexicano (Campeón: Primera división 1975/76, 1983/84, 1984/1985. Campeón de Campeones 1975/76. Copa de Campeones CONCACAF 1977. Copa Interamericana 1978).

. Defensa central: Alfredo Tena – mexicano (Campeón: Primera división 1975/76, 1983/84, 1984/85, PRODE 85, 1987/88, 1988/89. Campeón de Campeones 1975/76, 1987/88, 1988/89. Copa de Campeones CONCACAF 1977, 1987, 1990. Copa Interamericana 1978, 1991).

. Lateral por izquierda: Cesilio de los Santos – uruguayo (Campeón: Primera división 1988-89. Campeón de Campeones 1989. Copa de Campeones CONCACAF 1991 Copa Interamericana 1992).

. Medio centro: Carlos Reinoso – chileno (Campeón: Primera división 1970-71, 1975-76. Copa México 1973-74. Campeón de Campeones1975-76. Copa de Campeones CONCACAF 1977. Copa Interamericana 1978).

. Medio centro: Pavel Pardo – mexicano (Campeón: Primera división 2002, 2005. Campeón de Campeones 2005. Copa Gigantes de la COCACAF 2001. Copa de Campeones de la CONCACAF 2006).

. Medio por derecha: Cristóbal Ortega – mexicano (Campeón: Primera división 1975-76, 1983-84, 1984-85, PRODE 1985, 1987-88, 1988-89. Campeón de Campeones 1975-76, 1987-88, 1988-89. Copa Interamericana 1978, 1991. Campeón de la CONCACAF 1977, 1987, 1990).

. Medio por izquierda: Antonio Carlos Santos – brasileño (Campeón: Primera división 1987-88, 1988-89. Campeón de Campeones 1987-88, 1988-89. Copa de Campeones de la CONCACAF 1987, 1990, 1992. Copa Interamericana 1991).

. Extremo por izquierda: Luis Roberto Alves – mexicano (Campeón: Primera división 1987-88, 1988-89. Campeón de Campeones 1987-88, 1988-89. Copa Campeones CONCACAF 1987, 1990, 1992. Copa Interamericana 1991).

. Extremo por derecha: Cuauhtémoc Blanco – mexicano (Campeón: Primera división 2005. Campeón de campeones 2005. Copa de Campeones CONCACAF 1992, 2006).

. Centro delantero: Enrique Borja – mexicano (Campeón: Primera división 1970-71, 1975-76. Copa México 1973-74. Campeón de Campeones 1975-76. Copa de Campeones de la CONCACAF 1977).

. Director Técnico: Raúl Cárdenas – mexicano (Campeón: Primera división 1975-76. Campeón de campeones 1975-76. CONCACAF liga de Campeones 1977. Copa Interamericana 1978. Dirigió 171 encuentros, ganó 86, empató 51 y perdió 34, tuvo 65.20% de efectividad).

Un vuelo que continúa

A lo largo de su historia, el América ha brindando imágenes del amor por un club naciente en épocas en que ni siquiera existía la televisión, con el paso del tiempo el blanco y negro de las imágenes tomaron color por los sueños de un equipo que ya era una realidad. Hoy día este cuadro evoca sensaciones y emociones que estremeces los sentidos. Amado y odiado por muchos, así es el América.

Leer más: La llegada de “el Tigre” al Club América

Síguenos en Google News

Por: Ricardo Olín García / @ricardo_olin y Miguel Ángel Bustamante Rosas / @MiguelB07

 

Comentarios
rabona

Deja un comentario

Entradas recientes

Todo lo que necesitamos es a Rush

Hoy recordamos a Ian Rush, el mítico goleador ‘Rojo’ que construyó una trayectoria casi insuperable…

11 horas hace

Gheorghe Hagi, “el Maradona de los Cárpatos”

Pocos jugadores se pueden dar el lujo de decir que defendieron la camiseta del Real…

12 horas hace

Toni Pressley: la futbolista que venció al cáncer de mama

Toni Deion Pressley nació el 19 de febrero de 1990 en Florida, Estados Unidos. Asistió…

2 días hace

Ser portero de futbol para ciegos, con Luis Zárate

Hoy en Historias del Llano nos acompaña Luis Zárate, portero de Aztecas CDMX, equipo de futbol para…

2 días hace

Washington Tabárez, la patria repartida

Viglietti canta: ...si las manos son nuestras, es nuestro lo que nos den. Washington Tabárez, el…

3 días hace

Estrella Roja vs Dinamo Zagreb, la patada que inició la guerra

El partido se jugaría el 13 de mayo de 1990. La tensión política y social…

3 días hace