Texto

David el “Guaje” Villa: goles continentales

“Ahora, viendo hacia atrás en mi carrera estoy contento de llevar el proceso que llevé, porque si a lo mejor del Sporting me hubiera ido al Valenciano, no sé si hubiera tenido el éxito que hubiera tenido. Después de eso, el paso por Zaragoza me hizo madurar. O si hubiera saltado del Zaragoza al Barcelona y no hubiera pasado por el Valencia, a lo mejor no hubiera tenido éxito, no sé yo tuve un proceso de maduración de crecimiento perfecto y que no cambiaría”. (David Villa)

Nunca rendirse

El 3 de diciembre de 1981, la pequeña región de Tuilla del principado de Asturias en España, vio la llegada al mundo de David Villa Sánchez, aquel pequeño venía de una familia que por generaciones vivió gracias al trabajo que ofrecían las minas de carbón de la región, y en las que trabajaba su padre José Manuel Villa. Éste último fue quien le transmitió el amor por el futbol y, al mismo tiempo, era la persona más ilusionada por las cualidades que mostraba su hijo:

Los padres siempre creemos cuando llevamos a los niños, sobre todo cuando son pequeños, que los nuestros son los mejores. Yo intenté muchas veces evadirme de eso, aunque lo pensaba igual que todos, pero si, ¡yo le veía diferente! No sé por qué yo tenía algo en mi que me decía que David era diferente a los demás y el tiempo me demostró que casi era”. (José Manuel Villa)

Sin embargo, cuando David tenía 4 años de edad, esa ilusión fue puesta en duda debido a una fractura en el fémur de la pierna derecha, causada en el Colegio Regino Méndez, cuando un compañero le cayó encima. Aquella lesión le causó gran angustia a sus padres, pues diversos médicos les daban solamente malas noticias e incluso les mencionaron que David podía llegar a perder movilidad en su pierna derecha, a pesar de eso, uno de esos médicos decidió intentar algo distinto:

Mi padre me contó que un doctor dio una solución con unas poleas para meter peso, a través de estar colgado en el hospital y que ese peso ayudaría a que se uniera el hueso, y de esa forma no se necesitaba una operación”. (David Villa)

Su recuperación tardó seis meses, tiempo en el que estuvo enyesado. Durante ese periodo, y gracias a un consejo de su padre, empezó a entrenar con su pierna izquierda dando pases a la pared. 

Pisar con fuerza

Tiempo después, ya recuperado y sin ninguna secuela, participó en un torneo de futbol de sala en el que llamó por primera vez la atención de un equipo profesional, era el Real Oviedo. Sin embargo, fue rechazado debido a que los ojeadores del club le vieron carecer de potencia y altura.

Su primera oportunidad llegó cuando David tenía 9 años, gracias al entrenador Manuel Cases del equipo Alevín, categoría en la que juegan niños entre los 7 y 11 años, del Unión Popular Langueo, que le vio jugar en uno de esos torneos de futbol sala.

En aquel equipo formó parte de una camada que la rompió, además es durante esta etapa donde surge su apodo, el “Guaje”, palabra que en asturiano es utilizado para referirse a un niño o a un joven.

Después de 8 años dio el salto a la cantera del Sporting de Gijón, en donde jugó su primer torneo 1999-2000, en la División de Honor, categoría máxima en niveles juveniles. Rápidamente se hizo de un puesto importante en el club y para la campaña 2000-2001 fue ascendido al equipo B del club, donde nuevamente fue indispensable. Gracias a sus grandes actuaciones, en la última jornada de la temporada, el 17 de junio de 2001, debutó con el primer equipo ante el Córdoba C.F en el Molinón, pero fue integrado de manera definitiva la siguiente campaña, 2001-2002.

Compitió durante dos temporadas completas en la Segunda División Española y demostró que podía estar a la altura de los mejores. Para la recta final del torneo 2001-2003, el conjunto asturiano sufrió una crisis económica y por ello vendió a su joven estrella al Real Zaragoza por 2,7 millones de euros.

Saliendo de tierras Asturianas

El recién ascendido Real Zaragoza dio su primera oportunidad en La Liga al joven asturiano que, a pesar de no tener experiencia en está división, se encargó que eso no fuera una limitante y para el finalizar la campaña 2003-2004 convirtió un total de 17 goles. Sumado a ello, se consagró campeón de la Copa del Rey ante el Real Madrid, partido que finalizó 3-2 y en el que marcó el segundo gol.

Gracias a esa victoria, para el siguiente torneo 2004-2005 pudo disputar la Supercopa Española en contra del Valencia, partido que nuevamente se llevó el conjunto Aragonés. David Villa finalizó su participación con 15 tantos, y con ello su estadía en el conjunto Leonés, pues en el mercado de verano de 2005 aceptaron una oferta del Valencia por 12 millones de euros.

El histórico paso del Guaje en Mestalla fue a lo largo de 5 temporadas e inició en la temporada 2005-2006. Su primer partido defendiendo la casaca valenciana fue en contra del Real Betis. Al finalizar la campaña, y luego de mostrar un excelente desempeño finalizó en segundo lugar en la tabla de goleo.

A pesar de que durante esas 5 campañas siempre fue constante en su cuota goleadora, el único título que consiguió fue durante la temporada 2008-2009, cuando levantó la Copa del Rey. “He vivido momentos muy buenos, pero ese es el principal. Darle un título a un club tan histórico como el Valencia CF es algo que me enorgullece mucho y, pese a que me hubiera gustado dar muchos más, tengo ese gran recuerdo de la Copa de 2008 que estará en los recuerdos para siempre”. (David Villa)

Escribir su propia historia

El gran cariño que tiene el Guaje a Valencia y su afición es correspondido tanto por los aficionados como por parte de grandes figuras del club, a tal grado que jugadores como Cañizares ha mencionado que si el jugador asturiano hubiese estado con ellos cuando Valencia disputó la final de la Champions en el 2001, seguramente hubieran sido campeones, pues en ese momento les hubiera venido bien el tener un delantero de elite como lo fue Villa.

Con la casaca valenciana Villa disputó un total de 177 partidos, en los que descontó en 107 ocasiones y se convirtió en el quinto goleador histórico del club. 

Años después, en una entrevista realizada en Estados Unidos, afirmó que se despidió de aquel conjunto aunque le habría gustado seguir en Valencia porque tenía un contrato largo, pero el club decidió venderlo porque la institución tenía necesidades económicas.

“Ellos se desprendieron de mí o me traspasaron porque necesitaba dinero. Si no, habría seguido aquí”. (David Villa)

Hablar en catalán

El siguiente paso en su carrera fue Barcelona, escuadra que se hizo con sus servicios tras una transferencia de 40 millones de euros, esto durante el verano de 2010 para disputar la campaña 2010-2011.

Aquella temporada se adaptó rápidamente al esquema utilizado por Pep Guardiola y formó parte de aquella plantilla que fue nombrada como el mejor Barcelona de la historia. Además, David Villa conquistó por primera el título de La Liga y la Champions League. 

Ese mismo año ocurrió la tragedia del derrumbe de la mina de San José en Chile, suceso que sensibilizó al jugador asturiano, pues al provenir de una familia que se dedicaba a eso, sabía lo riesgoso y preocupante que era el que alguien trabajara en esos lugares.

Quería decirles que estoy con ellos, que todos los que sabemos cómo es la mina estamos con ellos, que todo el mundo les está siguiendo y les apoya”. (David Villa)

El principio de su declive en su era como blaugrana llegó el 15 de diciembre de 2011, en su debut en el Mundial de clubes en contra del Al-Sadd SC, partido en el que sufrió una fractura de tibia en su pierna izquierda, misma que lo mantuvo alejado de las canchas el resto de la temporada 2011-2012.

Su reaparición se dio el 19 de agosto de 2012, cuando el cuadro Barcelonista visitó a la Real Sociedad en la jornada 1. A pesar de que aquella campaña marcó 10 goles en La Liga y 21 en total, el Guaje poco a poco fue perdiendo protagonismo, pero lo que terminó por dar su salida del club, fue la llegada del astro brasileño Neymar Jr.

Prefería estar en el campo que en el banquillo. Asumí que los jugadores que habían venido eran mejores”. (David Villa)

Como azulgrana disputó un total de 119 partidos oficiales en los que marcó 48 goles: 33 en la Liga Española, 8 en la Liga de Campeones, 6 en la Copa del Rey y 1 en la Supercopa de España.

La última y nos vamos

El mercado de verano de 2013 vio una sorpresa, pues el Barcelona hizo oficial el traspaso de Villa al Atlético de Madrid a cambio de 5.1 millones de euros.

La operación está cifrada en un máximo de 5,1 millones de euros, repartidos en 2,1 millones esta temporada, 2 millones más si el jugador pertenece al Atlético de Madrid la temporada 2014/15 y otro millón si alarga su contrato hasta la temporada 2015/16″. (San Diego Union Tribune)

Durante la primera vuelta del campeonato 2013-2014, el jugador mostró un gran nivel y los Colchoneros se colocaron líderes de la liga. Pero en la segunda vuelta, el artillero perdió importancia para Diego Simeone. Pese a ello, consiguió ganar el título de liga y llegar a la final de la UEFA Champions League.

Conocer tierras exóticas

En aquel momento el Guaje contaba con 31 años de edad, había ganado todo lo que se podía ganar a nivel de clubes en España, por este motivo y, a pesar de que el Atlético de Madrid quería que el asturiano continuará, David Villa decidió tomar un nuevo reto en su carrera. Al principio fue tentado por dirigirse a la Premier League, pero al final dio la sorpresa cuando anunció que su nuevo destino sería el recién fundado New York City, con lo que se convirtió en el primer fichaje en la historia del club, aunque no pudo hacer su debut hasta el año 2015.

Durante ese periodo de espera tomó una decisión todavía más sorprendente, pues partió rumbo a tierras australianas de Melbourne. La llegada del Guaje fue gracias a que tanto el New York City como el Melbourne pertenecen al City Football Group.

Villa declaró: “El acuerdo es por 10 partidos, pero realmente depende de los dos clubes. Daré lo mejor de mí y jugaré al máximo de mis capacidades, pero la decisión final depende de los dos clubes”.

En total apareció en 4 partidos y marcó 2 goles, antes de partir rumbo a los Estados Unidos. En tierras neoyorquinas el futbol pasaba completamente desapercibido, sin embargó Villa llegó a ponerlo en el mapa. Disputó 124 partidos con el New York City y marcó 80 goles. También fue nombrado el Jugador Más Valioso de la MLS para la temporada 2016, en donde marcó 23 goles y dio 4 asistencias en 33 partidos.

“Me hubiera gustado darles a los aficionados la Copa MLS, pero no tengo ninguna duda de que en los próximos años el club lo obtendrá con seguridad. Mi experiencia aquí fue increíble. Me dio todo como futbolista, como persona y como hombre de familia. Siempre recordaré esta experiencia con amor. Mi corazón está aquí y soy un fan de NYCFC para siempre”. (David Villa tras finalizar su estancia con el New York City en 2018)

La última etapa de el Guaje como futbolista llegó a sus 38 años de edad, en febrero de 2019, cuando fichó por el Vissel Kobe de Japón. En aquel equipo se encontró con su antiguo compañero del Barcelona, Andrés Iniesta, que era capitán del club.

También es ahí donde consiguió su último trofeo al ganar la Copa del Emperador, con el que escribió una nueva era para el club nipón, pues era el primer título que conseguía en su historia. Al mismo tiempo, ese partido con el que ganó la copa se convirtió en el último de su carrera, pues al finalizar el encuentro mencionó:

“Tengo muy claro que este era el final, y me he preparado para lo que viene”.

Fue así como David el “Guaje” Villa, aquel jugador que se sobrepuso en contra de todo pronóstico, aquel que logró meter gol en todos los continentes, que fue referente en todos sus equipos siendo incluso histórico en algunos de ellos, colgó los botines.

Leer más: Xabi Alonso: pensar y conquistar

Síguenos en Google News

 

Por: Fernando Ayala

Comentarios
rabona

Deja un comentario

Entradas recientes

Antivacunas en el futbol: ¿Cuáles son sus razones?

El 17 de noviembre de 2019 se detectó el primer caso de Covid-19 en el…

3 días hace

Iván Zamorano, mi primer ídolo

Probablemente, la imagen más clara que tenga de Iván Zamorano sea el gol que anotó…

4 días hace

Garrincha: la estética de la diferencia

¿Verdaderamente qué tan sano estás? En estos momentos miles de células cancerígenas probablemente profanan tu…

4 días hace

¿Salvar al club? Cinco futbolistas lo hicieron

Corren tiempos en el que el amor y la devoción por los colores de un…

6 días hace

Gol y festejo de Hamid Estili, un grito de paz

Durante varias semanas se habló de la tensión que rodeaba al partido. Los noticieros repetían…

6 días hace

Leche cortada

Propulsado por la fuerza de la maroma que convirtió en su rúbrica, Hugo Sánchez se…

7 días hace