Blog

El ascenso de la Juventus en la Serie A

La Serie A vive una hegemonía importante: La Juventus ganó los últimos ocho campeonatos locales, y salvo que las cosas se salgan del guión, todo parece indicar que esta situación no va a mutar. Desde la temporada 2011-2012, no hay equipo en la liga que tenga la capacidad de manotearle el primer lugar de la tabla. Además, es el único equipo de su país que sigue siendo un candidato real para ganar la Champions League. Tiene mucho tiempo que escuadras como el Milan o el Internazionale dejaron de competir en las altas esferas del viejo continente.

Sin embargo, esto no siempre fue así. La Vecchia Signora siempre ha sido símbolo de poder y fuerza dentro del Calcio; pero no estaba sola, compartía el protagonismo con un selecto grupo de equipos, a los que no siempre podía sacar ventaja. Sin embargo durante la última década la Juventus se convirtió en una aplanadora que ha dejado tras de sí a todos sus antiguos rivales, ¿cómo es que pasó esto?

La llegada de Andrea Agnelli a la Juventus

Lo primero que debe decirse es que no existe únicamente una causa. Son varios los motivos que han conseguido colocar al club bianconero en la cima de la Serie A. No puede ser casualidad que justamente en 2010 John Elkann nombrara a Andrea Agnelli como presidente del club, y apenas unos años después la ráfaga de éxitos se hiciera presente. El trabajo del actual presidente a sido brillante, ya que logró dejar atrás una década que se encontraba empañada, principalmente, por el Calciopoli

Gran parte de los aciertos viene de la mano de su política de fichajes. Generalmente se suelen usar dos dinámicas en cuanto a jugadores: se apuesta por los jóvenes de la cantera o se refuerza con futbolistas de renombre, que suelen implicar un desembolso importante de capital. La Juventus no funciona así. Si bien el sistema del que se sirven no es nuevo, lo dominan a grado tal, que les está dando resultado extraordinarios.

El sistema de fichajes

El primer paso es hacerse de los servicios de jugadores de élite, pero sin tener que diezmar sus arcas de manera significativa: comienzan a negociar el traspaso de los futbolistas cuando sus contratos ya están cerca de expirar. Con esta jugada lo que logran es que nombres estelares lleguen a Turín, con un gasto que es prácticamente ínfimo. Dos jugadores de gran categoría, que prácticamente no le costaron nada al conjunto italiano fueron Paul Pogba y Dani Alves.

La otra mitad de la jugada radica en el hecho de que con el dinero que logran ahorrar gracias a esta inteligente manera de fichar, se hacen de figuras de gran envergadura. Un buen ejemplo de esto es Buffon, que llegó en a la Vecchia Signora por 52 millones de euros. Una cantidad que no necesariamente representó un golpe fuerte a la economía de la Juventus.

Posicionarse

Sin lugar a dudas no podemos dejar de lado el fichaje de Cristiano Ronaldo, pero es que además de que su llegada se enmarca en el modelo antes explicado, el acierto por parte de los bianconeri no solamente radica en lo deportivo, en el caso de CR7. Desde que se supo que el luso jugaría en tierras italianas, la popularidad del club a nivel mundial se disparó de manera importante. 

También puede interesarte: La Juventus en la mira: de la mafia a comprar árbitros

Además de conseguir colapsar las tiendas de jerseys del conjunto italiano, el efecto de CR7 se hizo sentir en las redes sociales, por ejemplo. En Instagram el club vio un crecimiento de un millón 400 mil de seguidores, mientras que en Twitter superó el millón y en Facebook se acercó la mitad. Lo que vale la pena resaltar de este movimiento fue la visibilidad que le dio a la marca “Juventus” a lo largo del mundo la llegada de un jugador. El conjunto de Turín se ha preocupado por posicionarse como una marca reconocida a nivel global. Quiere entrar al juego de gigantes como Barcelona, Real Madrid o Manchester United: ser una marca reconocida en toda la orbe.

El magnetismo

Todo lo anterior hace que resulte sumamente atractivo para grandes jugadores llegar a la Vecchia Signora. El fichaje de Matthijs de Ligt en la presente temporada ilustra de manera cristalina el magnetismo que comienza a ejercer en la élite del balompié: en un encuentro entre Holanda y Portugal, Cristiano Ronaldo insistió al joven, que en aquel entonces pertenecía al Ajax, a unirse a la Juventus. Como era de esperarse, esa fue una oferta que el defensa no pudo rechazar. 

Los de Turín dejaron atrás a todos sus competidores a fuerza de generar un conjunto plagado de jugadores de primer orden, con lo que no solamente despliegan el mejor futbol de su país, sino que además consiguen resultado tras resultado. Todo lo anterior termina por convertirse en un círculo virtuoso, ya que entre más estrellas mundiales acumulen, más atractivo resulta llegar a éste equipo, lo que, por lo menos en el papel, también debe de generar posibilidades importantes de competir en el primer plano de cada uno de los torneos en los que se juegue.

 

Por: Alberto Roman / @AlbertoRomanGar

Comentarios
rabona

Deja un comentario

Entradas recientes

Veleta: la mujer que se vistió de hombre para jugar futbol

“Entraba al campo como mujer, saltaba al campo como hombre y luego salía otra vez…

2 días hace

Fotoperiodista deportivo, con Juan Carlos Sánchez

Hoy en Historias del Llano nos acompaña Juan Carlos Sánchez, quien, con cámara en mano,…

3 días hace

Futbol barro: el lodo es tu amigo; el balón, tu aliado

Ensuciar la pelota por diversión: así se vive el futbol barro en Finlandia  Ellos no…

3 días hace

F.C. Barcelona, una heráldica que evoluciona

El F.C. Barcelona mantiene una relación cercana con Cataluña, localidad que hoy en día se encuentra…

3 días hace

El Encuentro de los Ocho Barrios: una pausa

Canal Nacional es un punto de encuentro y de división. Este cauce de agua fue…

3 días hace

Un plan para 11

El plan en marcha En apariencia todo estaba fríamente calculado. Se reunirían a la 1:45…

3 días hace