Historias del llano

El día que casi debuto con Necaxa, Anselmo Alonso.

El día de hoy nos acompaña Anselmo Alonso, comentarista y conductor deportivo que trabaja en Televisa desde 1985. Además, ha trabajado para esta empresa en distintos eventos deportivos, entre los que destacan Copas del Mundo y  Juegos Olímpicos.

Escucha la historia de Anselmo Alonso aquí:

Anselmo nos platicó sobre la ocasión en que estuvo a un partido de poder debutar con el equipo de sus amores: el Necaxa. Sin embargo, su sueño se vino abajo de manera inesperada.
Esta historia incluye a un mítico del futbol mexicano, Walter Ormeño, aquel peruano que fuese arquero del América y Atlante. A partir de ahí su vida, en lugar de alejarse del futbol, terminó por acercarlo más.
Además, Anselmo recordó uno de los momentos que más lo han marcado como profesional, el haber podido entrevistar a Romario durante el Mundial de Estados Unidos en 1994.
¿Qué otros momentos importantes han marcado la vida personal y profesional de Anselmo Alonso? Entérate de esto y más en #HistoriasDelLlano.
Comentarios
rabona

Deja un comentario

Entradas recientes

Todo lo que necesitamos es a Rush

Hoy recordamos a Ian Rush, el mítico goleador ‘Rojo’ que construyó una trayectoria casi insuperable…

11 horas hace

Gheorghe Hagi, “el Maradona de los Cárpatos”

Pocos jugadores se pueden dar el lujo de decir que defendieron la camiseta del Real…

12 horas hace

Toni Pressley: la futbolista que venció al cáncer de mama

Toni Deion Pressley nació el 19 de febrero de 1990 en Florida, Estados Unidos. Asistió…

2 días hace

Ser portero de futbol para ciegos, con Luis Zárate

Hoy en Historias del Llano nos acompaña Luis Zárate, portero de Aztecas CDMX, equipo de futbol para…

2 días hace

Washington Tabárez, la patria repartida

Viglietti canta: ...si las manos son nuestras, es nuestro lo que nos den. Washington Tabárez, el…

3 días hace

Estrella Roja vs Dinamo Zagreb, la patada que inició la guerra

El partido se jugaría el 13 de mayo de 1990. La tensión política y social…

3 días hace