El Watergate culé

Inicio Sin categoría El Watergate culé

-

El año de 1972 sacudió la política de Estados Unidos, tras el caso de Watergate bajo el conocimiento de Richard Nixon. En 2009, en la entidad barcelonista la palabra “espionaje” también se conoció, pues la institución blaugrana investigó las actividades de cuatro vicepresidentes del club por orden de un dirigente de casa.

Cinco hombres, uno de los cuales afirma ser un antiguo empleado de la CIA, fueron detenidos ayer sábado a las 2.30 horas de la madrugada cuando intentaban llevar a cabo lo que las autoridades han descrito como un plan elaborado para espiar las oficinas del Comité Nacional del Partido Demócrata en Washington”. Esta noticia apareció en las páginas del Washington Post el 18 de junio de 1972, citando lo hechos que sucedieron una noche anterior.

Uno de los hombres detenidos fue James McCord Jr., quien era jefe de seguridad del comité para la reelección de Richard Nixon y consejero de seguridad de la CIA. Mientras que los otros cuatro (Bernard Barker, Frank Sturgis, Eugenio Martínez y Virgilio González) eran agentes secretos. A los cinco se les encontró objetos para forzar cerraduras, billetes de 100 dólares con series secuenciadas y un receptor de onda corta que podría interceptar las llamadas de la policía. 

Uno de ellos comentó al ser interrogado por la policía: “Si nos contrataron para evitar filtraciones, es que somos fontaneros”. Es decir, agentes especiales encubiertos y contratados por Howard Hunt y Gordon Liddy, dos hombres vinculados al Comité de Reelección del Presidente, equipo formado por militantes del Partido Republicano.

También te puede interesar: “Los Dreamers”: ¿cuál es su vínculo con el futbol?

Al estar medio de campaña de reelecciones, tanto los medios de comunicación como el gobierno no se adentraron en detalles, de hecho y a pesar de la situación, Nixon fue electo en noviembre, venciendo al demócrata George McGovern. Sin embargo, el Washington Post junto a una investigación del Congreso, concluyeron que de manera directa la Casa Blanca había estado inmiscuida en todo el asunto.

Los periodistas Carl Bernstein y Bob Woodward continuaron investigando sobre el asunto. Y con la ayuda de una fuente conocida como “garganta profunda”, que después fue identificada como el oficial del FBI Mark Felt, escribieron una serie de artículos sobre lo sucedido en Watergate.

Descubrieron que quienes irrumpieron en el complejo Demócrata, intentaron extraer y robar ciertos documentos, para espiar a sus rivales políticos, a reporteros y a cualquiera que consideraran desleal. De hecho la Casa Blanca dispuso de un fondo económico secreto para esto. 

“Se trataba de un patrón de actividades ilegales que involucraba golpear mediáticamente a miembros de la oposición política, robando sus memorandos, interviniendo las líneas de los opositores políticos, irrumpiendo en las oficinas de psiquiatras, bombardeando centros de pensamiento”, declaró Carl Bernstein.

También te puede interesar: Derrumbando muros

Todo parecía ir en favor de Nixon, hasta que James McCord envió una carta al juez que había llevado el caso, y en ella reveló que había cometido perjurio, además de revelar que cada involucrado recibió dinero por parte de la Casa Blanca para no revelar nada. McCord temía por su vida, lo que motivó a que escribiera la carta.

El Tribunal Supremo de los Estados Unidos ordenó al presidente Nixon entregar las cintas secretas donde grabó a sus rivales políticos para utilizarlas en el juicio del caso Watergate contra sus hombres. Desde ese momento, el presidente perdió el apoyo de su propio partido.El 8 de agosto de 1974, Richard Nixon dimitió del cargo de presidente de los Estados Unidos.

Watergate blaugrana

En el año del 2009, se descubrió que el director general de ese entonces, Joan Olivér, investigó a cuatro vicepresidentes de cara a las elecciones presidenciales de la institución del 2010.

Esos cuatro directivos fueron: Joan Boix, Joan Franquesa, Rafael Yuste y Jaume Ferrer, y alguno de ellos sucedería a Joan Laporta como presidente del Barcelona, de quien se dijo, no tenía conocimiento alguno de las decisiones impulsadas por el director general catalán.

Y si bien Nixon en su momento llegó a negar estar implicado en el caso de Watergate, lo contrario sucedió con Joan Olivér, quien incluso llegó a comentar que lo hizo por el bien del club más que un espionaje él lo consideró una “auditoría de seguridad”. Y con más dureza afirmó que si Laporta no estaba enterado del asunto fue porque “sólo se informa acerca de cuestiones relevantes”.

Olivér argumentó que: “Con esta auditoría se verifican las informaciones que hay en los registros y en los lugares públicos sobre esta persona y se pregunta en determinados ambientes si hay informaciones relevantes sobre ella. No se hace un seguimiento a la persona ni se intervienen teléfonos ni correo”.

También te puede interesar: La explotación infantil en el futbol: esclavos de oro

A pesar de cada prueba entregada en su contra, Richard Nixon negó con solidez no conocer nada acerca de Watergate, aunque claro, todo cambió cuando las cintas donde incluso se le escucha hablando fueron fueron escuchadas. Aún más cuando ya en 1977, David Frost lo entrevistó en una serie de entrevistas que en total duraron un total de 30 horas. En ellas prácticamente acorraló al exmandatario sobre su implicación en el caso.

Sin embargo, Nixon mantuvo un discurso sobre haber errado en encubrir una situación que conoció después de haber sido impulsada por gente de su propio partido. Y que él jamás incentivó o propició el inicio de todo, aunque claro, dimitió de su cargo como presidente.

Por su parte, a Laporta se le ha criticado por no haber estado “al tanto” de lo que sucedía en la entidad culé, pues al haber ocupado el puesto de presidente, era claro que tenía responsabilidades. Mucho se habló de que si bien no pudo haber estado al tanto, como él lo dijo, eso no lo exime de no haber cumplido con el cuidado del club, sin embargo no dejó la presidencia.

“La grandeza no llega cuando las cosas te salen siempre bien, la grandeza llega y eres realmente puesto a prueba cuando te has dado algunos golpes (…) porque sólo si has estado en el valle más profundo puedes identificar cuan increíble es estar en la montaña más alta”. Comentaría en parte de su discurso de despedida Nixon tras dejar la Casa Blanca.

En el año del 2017, una juez en Barcelona archivó el caso de espionaje por el que Olivér fue imputado, pues se reconoció que tanto la institución como los vicepresidentes no sufrieron ningún daño.

 

Por: Ricardo Olín García / @ricardo_olin

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Suscríbete a nuetro

Para estar al día en las promociones y notas

- Advertisment -

Lo mas Nuevo: