Blog

Cerati, amor por Racing de Avellaneda

“Soy de Racing. Pero poco fútbol, porque tuve mucha decepción durante mucho tiempo”. (Gustavo Cerati)

A Cerati no le gustaba el futbol. En 1993, durante el programa de “La Cueva” de la cadena Telefé, le preguntaron a Gustavo a qué equipo le iba, a lo que respondió: “Soy de Racing, pero (veo) poco, poco futbol. Tuve mucha decepción durante mucho tiempo, a lo mejor la recupero ahora, que está bastante bien”.

 

Y aún así, no perdía la oportunidad de gritar el nombre de su equipo, el Racing Club de Avellaneda, en cualquier pausa durante sus conciertos. Dos años después de aquella entrevista, durante una presentación de Soda Stereo en La Plata y mientras interpretaban “Primavera Cero”, Cerati aprovechó para gritar: “¡Dale, Racing!”. Y su vínculo con la Academia no quedó ahí.

*El grito lo hizo en el 1:40.

Tristemente, el último partido que pudo disfrutar de su amado equipo fue a la edad de 51, tiempo después entró en un coma que duró cuatro años antes de perder la vida. Este año, el emblemático cantautor celebraría su cumpleaños número 62.

De igual forma, posiblemente sentiría la decepción de una Selección Nacional que fue eliminada en octavos de final en Rusia 2018, en la etapa de grupos de los Juegos Olímpicos, una Selección que no ha podido quitarse el estigma de ser subcampeón en un Mundial y en dos Copas América. El futbol sólo le seguiría trayendo decepciones.

Nadie podría decir a ciencia cierta las razones por las cuales la afición elige a sus equipos. Si son sus jugadores, su procedencia, sus ideales o simplemente sus colores, eso no se sabe ni realmente quiere ser conocido. Lo único real son los hechos, las vivencias que las personas pueden llegar a tener.

Te puede interesar: Julio Cortázar y Banfield: Punto de encuentro.

Como los días que Soda Stereo se dedicaba a jugar una cascarita antes de algún concierto, o cuando se encontraban en la cúspide de su carrera musical y aún así Cerati presumía su afición al Racing, un equipo que se mantuvo afuera de la Primera División Argentina durante 35 años. Hasta que en el 2001, La Academia se consagró como campeón del Torneo de Apertura, brindándole una de las dichas más grandes al cantautor.

Las decepciones futbolísticas fueron varias a lo largo de la vida de Gustavo Cerati, pero las alegrías que este deporte le dio no pueden negarse. Fue esta relación tan dura y demandante que le hizo merecedor de uno de los homenajes más icónicos que llegó a tener después de su fallecimiento.

Tan solo 3 meses después de su muerte, el Racing Club se volvería a consagrar como campeón de liga, y en la celebración de dicho título, la bancada de La Academia cantó a una sola voz De Música Ligera. Una digna despedida para posiblemente uno de los hinchas más grandes de toda la historia.

 

Por: Redacción

Comentarios
rabona

Deja un comentario

Entradas recientes

Nunca renunciar a tus sueños, con Ana Barbancho

Hoy en #HistoriasDelLlano se encuentra con nosotros Ana Babancho, entrenadora de una de las Academias…

12 horas hace

Carlos Alberto, el inventor del gol perfecto

Carlos Alberto Torres, apodado como “capitán" o "eterno capitán de la Canarinha”, fue un jugador…

22 horas hace

Picasso y el futbol: Discurso sobre ‘Footballeur’

La pasión por el buen futbol no se desvanece, prueba de ello es Footballeur, obra…

22 horas hace

Outsorcing en el periodismo deportivo

Ángel Alfonso García Toraño Rosas Priego es un trabajador que manifiesta haber sido despedido de…

3 días hace

Dorados de Sinaloa, tierra de zares del futbol

Las campanas de la catedral suenan en el corazón de una ciudad que a veces…

3 días hace

Croxteth, el barrio que crió a Wayne Rooney

Su madre, Jeannette, quiso ponerle el nombre a su primer hijo como el de su…

3 días hace