Blog

Los mejores goles en el Estadio Azteca: 5 historias

El Estadio Azteca es un gigante en la historia del futbol nacional. Entre sus gradas se acunaron algunos de los goles más icónicos de la historia. Las gestas que su césped vio florecer supusieron el llanto de muchos, la alegría de otros tantos.

Himnos, abucheos, gritos infames. El Coloso de Santa Úrsula guarda dentro de sí, de manera perpetua, el eco de 87 mil voces (que alguna vez fueron 100 mil) gritando de alegría, de rabia, de tristeza. También atesora silencio: el del incrédulo, el del vencido que ve a su equipo caer una vez más, el que dejó tras de sí Don Melquiades Orozco. Sus tribunas recibieron al Papa y aplaudieron a D10s –Diego Armando Maradona- luego de dejar en el camino a media Inglaterra.

El Azteca tiene en sus redes más de diez mil anotaciones. Mientras vivimos la tensión que supone el silencio previo al clamor del gol, recordamos los tantos que marcaron a una de las grandes casas del balompié en México. Decidimos realizar un conteo sobre los mejores goles en el Estadio Azteca, ¿qué te parece?

Confederaciones 99

Este gol dio uno de los títulos más importantes que posee México. Era la Final de la Copa Confederaciones y el Tri consiguió llegar al último escalón, donde se tuvo que enfrentar a un Brasil que contaba con el mítico Ronaldinho entre sus filas. Era el segundo tiempo y el marcador se encontraba 3-2 a favor de la Selección Mexicana. Sin embargo, tratándose de una de las escuadras más letales del mundo, confiarse no era una opción.

Gracias a un tiro libre mal cobrado por parte de los cariocas, Germán Villa robó el esférico y dio pase a Rafa Márquez, que ya se encontraba en tres cuartos de cancha por la banda izquierda. Cambio de juego con Cuauhtémoc Blanco, que de manera magistral amagó con tirar a portería, para luego rematar y dar uno de los trofeos más queridos por la afición mexicana. Aunque los brasileños lograron hacer un tanto más, la anotación del Temoc ya había sentenciado el partido. Ve el gol a continuación. 

El famoso cabezazo de Moisés Muñoz

El 26 de mayo de 2013, el Azteca fue la sede de una de una de las finales más trepidantes presentadas por el futbol. Cruz Azul visitaba al América, llegaban con la mínima diferencia al partido de vuelta. La expulsión de un jugador de las Águilas, así como un contragolpe firmado por Teófilo Gutiérrez, terminaron por acrecentar la ventaja.

Faltando diez minutos para el final, los aficionados cementeros ya saboreaban la gloria del título largamente ansiado. Sin embargo, el destino tenía preparado un desenlace amargo: un tiro de esquina en el 88 terminó en anotación de Aquivaldo Mosquera.

Ya en tiempo de reposición en una última jugada (que el mismo Moisés Muñoz reconoció fue producto de la desesperación), el arquero azulcrema remató a portería para poner el 2-2 y mandar a tiempos extra. El resto fue historia.

La tijera de Negrete

Votado como la anotación más bella en un Mundial. En México 86, por un mexicano y en el Azteca. La Selección Nacional recibió a Bulgaria en un partido que se encuentra grabado con letras de oro en las páginas de nuestra historia. Y no es para menos, no solamente el minuto 34 de aquel encuentro vio nacer uno de los tantos más estéticos del pasado. Esta tijera (que contó con la colaboración de Javier Aguirre) significó el pase al quinto partido por única vez en la historia del Tri. Un gol que logró resquebrajar una frontera que no ha vuelto a caer en la historia del balompié nacional.

La marca eterna de Maradona

El partido entre Argentina e Inglaterra es uno de los más recordados de aquel mundial, además de todos los tiempos. Y es que no solamente se encontraban dos de las escuadras más poderosas del mundo en aquel momento, sino que estaba rodeado de una inmensa cantidad de símbolos que lo revistieron de un aura que rebasa el ámbito de lo deportivo.

Apenas en 1982 (cuatro años antes) el conflicto de las Islas Malvinas había generado una gran tensión entre ambos países: con un saldo de 649 muertos y poco más de mil heridos. El conflicto convocó a un Diego Armando Maradona, que en su momento donó 100 millones de pesos al Fondo Patriótico Malvinas Argentinas.

El conflicto bélico se trasladó al campo de juego. “Era como ganarle más que nada a un país, no a un equipo de fútbol (…) Sabíamos que habían muerto muchos pibes argentinos allá, que los habían matado como a pajaritos… Y esto era una revancha, era… recuperar algo de las Malvinas (…) ¡Un carajo que iba a ser un partido más!” aseveró el Pelusa.

Si te gustó lee: ¿Seguimos cuestionando la grandeza del Estadio Azteca?

Según afirmó José Luis Brown, el diez argentino motivaba a sus compañeros diciendo: “Vamos eh, vamos que estos hijos de puta capaz nos mataron a un vecino, capaz nos mataron a un familiar”. 

El Azteca vivió un encuentro a la altura de estas tensiones. Con un primer tiempo que dejó el arco en ceros, fue la parte complementaria la que vio a un Maradona en estado de gracia. El primero nació de un pase que El Diego hizo a Vadano, éste no logró controlar el balón y terminó por ser tocado por un inglés, que lo dejó servido para que el polémico argentino anotara con la mano. “Lo hice con la cabeza de Maradona pero con la mano de Dios”, declaró. Sólo iban seis minutos del segundo tiempo.

Apenas 240 segundos después, el 10 de Argentina crearía uno de los goles más extraordinarios en la historia del balompié internacional. Partiendo desde atrás de la media cancha, recibió el balón José Cuciuffo, y enfiló hacia la portería, dejando en el camino a más de la mitad de los seleccionados ingleses él solo. Dos goles, de uno de los más aclamados jugadores de toda la historia en un sólo partido. Ambos en el Azteca. 

¿Qué te parece nuestra selección? ¿Cuáles son para ti los mejores goles en el Estadio Azteca?

 

Por: Alberto Roman / @AlbertoRomanGar

Comentarios
rabona

Deja un comentario

Entradas recientes

Aleksandar Mitrović, el serbio que conquistó al Fulham FC

El delantero nacido en Serbia Aleksandar Mitrović se ha convertido en uno de los jugadores…

22 horas hace

Leo Dan: unidos por la luna

Leopoldo Dante Tévez, nombre que al leerlo de bote pronto no dice mucho y quizá…

1 día hace

Futbol como duelo, con Stephany Anaya

Si el futbol es un sueño, ¿Qué pasa cuando lo cumples? En este episodio Stephany…

1 día hace

Ascensos ficticios

Apenas hace unos días, el 13 de enero, comenzaron los talleres virtuales para que los…

2 días hace

Óscar Pérez, el último rey azul

Te conocí allá por 1998, cuando solo era un niño, ya eras un referente del…

2 días hace

Pasolini, un poeta del futbol

Conocemos a Pasolini principalmente por su obra fílmica. Una obra que sin duda agita y…

3 días hace