Perfiles

Paulo Dybala: la joya enmascarada de Argentina

Paulo Exequiel Dybala nació en noviembre de 1993 en Laguna Larga, Córdoba, Argentina. Sus padres son Alicia Suárez y Adolfo Dybala. Desde niño desarrolló un amor y gusto por el futbol teniendo como ídolos a Juan Román Riquelme, Ronaldinho y Lionel Messi.

Lee más: 10 series sobre futbol en Netflix

Su padre: su inspiración

Pero la razón principal de su pasión por el futbol es que su padre fue jugador de Newell’s Old Boys. A los diez años de edad, en 2003, Paulo Dybala ingresó a las inferiores del Instituto Atlético Central de Córdoba.

Debido al amor y apego a su pueblo, hacía un viaje de ida y vuelta con su papá tres veces por semana (Laguna Larga – Córdoba). Lamentablemente, en 2008, su padre falleció, dejando a Paulo de 15 años sin su más grande ídolo e inspiración.

Después de la muerte de su padre, estuvo a préstamo seis meses en Newell’s Old Boys, donde ganó el campeonato de la quinta división argentina. Al término de su préstamo, regresó definitivamente a Córdoba y se instaló en la pensión del club ubicado en el predio, La Agustina.

Instituto de Córdoba: el despegue de Paulo Dybala

Se mantuvo un tiempo en las divisiones inferiores hasta que fue llamado por Darío Franco para formar parte de la división mayor en la temporada 2011-2012 de la Primera B Nacional. Debutó el 12 de agosto de 2011 contra Huracán donde formó parte del once inicial y jugó 72 minutos.

El 20 de agosto de 2011 anotó su primer gol contra Aldosivi de Mar de Plata, encuentro que terminaría en empate (2-2). Dos meses más tarde, marcó su primer hat-trick contra Club Atlético Atlanta. Dybala tuvo un magnifico desempeño, convirtiéndose en uno de los goleadores del torneo y promesa del futbol argentino.

A siete meses de su debut ya había roto varios récords del club. Por ejemplo, es el único jugador del Instituto en anotar dos hat-tricks en la misma temporada en torneos de la Asociación de Futbol Argentino.

De igual manera se convirtió en el goleador más joven en torneos oficiales con 17 años, marca que sostenía Mario Kempes desde 1972. Al haber sido una de las principales figuras de la Primera B Nacional, muchos equipos se interesaron en él. Terminó fichando por el Palermo para la temporada 2012-2013.

La llegada a Italia con el Palermo y su consolidación en la Juventus

Disputó tres temporadas con el Palermo, donde a pesar de ser el mejor jugador de su equipo, no pudo evitar que el equipo descendiera en la temporada 2012-2013. Al año siguiente, en la temporada 2013-2014, el equipo ascendió con Dybala como una de sus principales figuras.

El gran desempeño que tuvo en 2014 y 2015 lo puso en la mira de Juventus, equipo por el cual firmó para la temporada 2015-2016. A pesar de jugar un par de amistosos, su debut oficial fue el ocho de agosto en la Supercopa de Italia, victoria contra Lazio, donde anotó su primer gol oficial con el club.

En sus primeras tres temporadas con el equipo (2015-2016, 2016-2017 y 2017-2018) marcó, en todas las competencias, 23, 29 y 26 goles. En la temporada 16-17 fue pieza vital para que Juventus accediera a la final de la UEFA Champions League. Inmovilizó al Barcelona en cuartos de final, donde anotó un doblete.

La temporada 2018-2019 fue complicada para él, pues perdió la titularidad tras la llegada de Cristiano Ronaldo y los grandes momentos de Mario Mandzukic, Federico Bernardeschi y Moise Kean.

A principios de la temporada 2019-2020 se pensaba que era inminente su salida de Juventus a clubes como Manchester United, PSG, entre otros. El traspaso no se concretó.

Dybala demostró que merecía un lugar en la Juventus compartiendo la titularidad ofensiva con Gonzalo Higuaín y Cristiano Ronaldo. Poco a poco recuperó su mejor versión, marcando diferencia con su talento individual y buena visión del juego, convirtiéndose en una pieza importante para Maurizio Sarri.

La Selección Argentina: un proceso pendiente

Su paso por la Selección Argentina ha sido complicado. Anotó su primer gol el 21 de junio de 2018 en un amistoso contra México (2-0). Recibió escasos minutos en la Copa del Mundo Rusia 2018 e incluso en la Copa América Brasil 2019. 

Paulo Dybala ha demostrado ser la prueba viviente de que el que persevera, alcanza. A pesar de las complicaciones en el camino, siempre ha encontrado la manera de salir adelante.

A pesar de la deuda pendiente de esta generación argentina con su pueblo de ganar la Copa América que alzaron en el verano del 2021, Dybala no pudo festejar con el resto de sus compañeros. Quedó fuera de la convocatoria pero, casi como premio de consolación, disputó la Finalissima contra Italia y se consagró campeón de este trofeo. El único con la albiceleste.

Es un jugador joven con un talento excepcional. Sigue viviendo el sueño europeo pero ahora con la AS Roma de José Mourinho. Salir de Turín fue un acierto que lo llevó hasta Qatar 2022. Será su revancha con Argentina, con la meta de alzar el Jules Rimet a lado de Leo Messi, Di María y compañía.

Por: Mario Badillo

Comentarios
rabona

Deja un comentario

Entradas recientes

Aleksandar Mitrović, el serbio que conquistó al Fulham FC

El delantero nacido en Serbia Aleksandar Mitrović se ha convertido en uno de los jugadores…

22 horas hace

Leo Dan: unidos por la luna

Leopoldo Dante Tévez, nombre que al leerlo de bote pronto no dice mucho y quizá…

1 día hace

Futbol como duelo, con Stephany Anaya

Si el futbol es un sueño, ¿Qué pasa cuando lo cumples? En este episodio Stephany…

1 día hace

Ascensos ficticios

Apenas hace unos días, el 13 de enero, comenzaron los talleres virtuales para que los…

2 días hace

Óscar Pérez, el último rey azul

Te conocí allá por 1998, cuando solo era un niño, ya eras un referente del…

2 días hace

Pasolini, un poeta del futbol

Conocemos a Pasolini principalmente por su obra fílmica. Una obra que sin duda agita y…

3 días hace