Texto

Porto, el vuelo de los Dragones

El Porto y el Mónaco protagonizaron una temporada épica durante la Champions 2003-04, en una edición donde no asistió el Barcelona, los Galácticos del Real Madrid no superaron los cuartos de final, los lusos eliminaron al Manchester United de Sir Alex Ferguson y le arrebataron el sueño de llegar a la final de un sorprendente Deportivo La Coruña.

El inicio de la épica

Los lusos habían calificado tras ser campeones de su país y haber conquistado la Europa League un año antes contra el Celtic de Escocia. Eran dirigidos por José Mourinho y su plantel tenía a significantes piezas que después se encargarían de hacer brillar el futbol europeo tras su paso por el Porto.

Fueron parte del Grupo F, compartieron la división contra el Real Madrid de Ronaldo, Luís Figo, Roberto Carlos, Raúl, Zinedine Zidane y un recién incorporado David Beckham. Asimismo, compitieron en la primera ronda con el Partizán de Belgrado en la primera participación de estos y también se midieron contra el Olympique de Marsella, un panorama relativamente esperanzador para calificar de esta fase.

En la edición 2003-04 se suprimió la segunda fase de grupos, formato que se cambió para este año y en su lugar se jugaron los octavos de final. Ganaron tres duelos y solo cayeron 3-1 contra el Real Madrid como locales, logrando un histórico 1-1 en el Santiago Bernabéu con los Galácticos de frente.

Así pues, avanzaron como segundos del Grupo F y en los octavos jugaron contra los Red Devils del Manchester United. Ganaron el duelo de ida 2-1 y en el de vuelta, en el Teatro de los Sueños empataron ante la mínima con un gol del portugués Francisco José Rodrigues da Costa, mejor conocido como Costinha, que le dio el pase a los cuartos, dejando atrás a Ferguson, Cristiano Ronaldo, Ruud van Nistelrooy, Ole Gunnar Solskjær, Ferdinand, Ryan Giggs y Paul Scholes.

En la tercera ronda de la Champions League, los dirigidos por Mourinho se encontraron a un Olympique de Lyon que había eliminado a la Real Sociedad. En el partido de vuelta, sellaron un 4-2 global que los calificaba a las semifinales después de 17 años, pues desde 1987, cuando ganaron su primera Orejona no habían vuelto a competir en tal instancia. El partido sería todo menos fácil para el técnico y equipo portugués, pues se enfrentarían a un emblemático Deportivo La Coruña.

El Depor había completado una temporada icónica, habían calificado como segundos del Grupo C, por debajo del Mónaco y vencido a la Juventus en octavos y a los vigentes campeones de ese entonces, los del AC Milan, en cuartos. Un duelo entre naciones vecinas produjo que los vuelos arribaran al Estadio de Riazor. La reventa se había disparado, pues la ciudad española recibiría el juego de vuelta y los boletos que costaban alrededor de 80 euros, se vendían en 600.

Aquel 4 de mayo del 2004, en la Coruña, Galicia, estaba el sueño intacto para ambos bandos, el Depor se podía clasificar a su primera final o el Porto podía hacerlo después de 17 años, el duelo podía ser para cualquiera pues el marcador estaba 0-0. Hasta que en el minuto 60, Pierluigi Collina marcó un penal para los lusos tras una falta de César Martín sobre Deco. Derlei se encargó de dispararlo en la portería de José Francisco Molina y después de casi dos décadas, volvieron al partido más importante del futbol europeo.

El inicio de la trayectoria de Mourinho

Los portugueses de Mou fueron quienes comenzaron a hacer historia del técnico que solo había dirigido al Benfica y al Leira en años anteriores. Con los Dragones, primero, obtuvo el tercer lugar de la temporada 2001-02 de su liga, consiguió el bicampeonato del circuito luso y ganó la Europa League. Ahora, se enfrentarían contra un sorpresivo Mónaco que también marcaba época en el continente.

Los del principado con Didier Deschamps habían sido primeros del Grupo C y dejaron fuera al Lokomotiv Moscú, al Real Madrid y al Chelsea. En el último y más relevante duelo del año se enfrentaron desde el ahora llamado Veltins-Arena del Shalke 04. Este partido fue programado para el miércoles 26 de mayo, cuando las finales aún se disputaban a mitad de semana.

A pesar del gran recorrido que tuvieron los de la Ligue 1, poco les duró el sueño de sumar su primera Champions League. Con goles de Carlos Alberto al 39´, Deco al 71´ y Dimitri Alenichev al 75´, los de Portugal alzaron su segunda Orejona y su quinta copa internacional tras ganar la Liga de Campeones, Supercopa de Europa y la  Intercontinental durante la temporada 86-87, además de la Europa League un año antes. Los Dragones habían emprendido su vuelo.

Las figuras del Porto

Sin duda alguna entre los más destacados de esta hazaña está Deco, el naturalizado portugués que fue factor de esa época gloriosa con los Dragones. En la final contra el Mónaco justamente fue nombrado el mejor futbolista del encuentro, además de que entre 1999 y el 2004 obtuvo tres ligas, tres copas, una Europa League y la Champions. Después fichó por el Barcelona, donde tuvo su segunda etapa más galardonada. En ese mismo año quedó en segundo lugar en la disputa por el Balón de Oro.

El defensa Paulo Ferreira fue el jugador que disputó todos lo minutos de aquella temporada con el Porto, se volvió de la confianza de Mourinho y también lo acompañó cuando llegó al Chelsea en ese mismo año, al igual que el central Ricardo Carvalho, otra persona apegada a Mou en la zona defensiva del conjunto.

La escuadra que logró la Champions League en el 2004 estaba valuada en 265 millones de euros según Transfermarkt.

Otros de los personajes que marcaron esta temporada fue Nuno Valente, lateral izquierdo que permaneció un año más en el conjunto después del doble campeonato europeo. Al igual que Pedro Mendes, un pivote de época durante este periodo. Otros nombres que destacan son el de Maniche, Costinha, Dmitri Alenichev e incluso de esa plantilla estuvo Sergio Conceição, actual técnico del Porto. 

La actualidad de los Dragones

El Porto sigue siendo un equipo que domina en la mayoría de las veces su liga aunque en la penúltima edición la perdió ante el Sporting de Lisboa en el 2020-21. La suerte no estuvo de lado de los de Sergio Conceição, pues quedó fuera de la primera ronda tras ser parte del Grupo B, por debajo del Liverpool y Atlético de Madrid.

A pesar de sus diez campeonatos ligueros y seis copas desde la última vez que se coronó campeón de Europa, solo han alcanzado los cuartos de final en tres ocasiones. Es decir que no han vuelto a jugar unas semifinales desde hace 18 años, casi los mismos que hubo entre su primera Champions (1987) y la segunda. ¿Volverán a la cima de Europa pronto?

 

Leer más: APOEL: un sueño griego en Chipre

Síguenos en Google News

 

Por: Samantha González Silva / @ssmanthaglez

Comentarios
rabona

Deja un comentario

Entradas recientes

Selección de Inglaterra: It’s coming home…

Hablar de futbol sin mencionar a Inglaterra es imposible. No solo son los creadores de…

1 día hace

Noticia de un secuestro

"Algunos virtuosos no necesitan más que un palmo de terreno para clavar la pelota en…

3 días hace

Estados Unidos: ¿A qué aspiran en Qatar 2022?

Nuestros vecinos del Norte, la selección de las barras y las estrellas, desde hace unas…

5 días hace

Boicot, desaparecidos y futbol

Boicot, desaparecidos y futbol A Leonardo Costantini La dictadura aparece como indignidad de la cual…

6 días hace

El 11 histórico de México en pintura

¿Cómo se vería el 11 histórico de México en pintura? Si hay dos fenómenos con…

1 semana hace

El 11 histórico de Brasil en pintura

¿Cómo se verían los retratos del 11 histórico de Brasil en pintura? Lo que hicieron…

1 semana hace