Categorías: Perfiles

Samuel Eto’o, el rey león de Camerún

África es una tierra de fieras; un continente que ha visto nacer a jugadores como Didier Drogba, Yaya Touré o Michael Essien. Uno de los nombres más sonados y admirados de este territorio es Samuel Eto’o, leyenda viviente de Camerún. Nació el 10 de marzo de 1981 en la localidad de Nkongsamba, cerca de la capital camerunesa de Yaoundé. Bajo el hirviente sol, el joven Eto’o comenzó a mostrar sus primeras habilidades con el balón.

La oportunidad llegó para el jugador africano y pudo debutar en un club de su país natal, el Kadji Sports. Tras su participación en este equipo, Eto’o logró captar las miradas de visores. Su capacidad para moverse con y sin el esférico provocó su fichaje con el Real Madrid de Castilla en 1997 a la edad de 15 años. Comenzaba el nacimiento de una leyenda.

Los primeros años de Samuel Eto’o en el futbol español no fueron fáciles. Con la filial de los merengues el camerunés descendió de categoría. Posteriormente fue prestado al Espanyol de Barcelona, equipo con el cual disputó partidos de poca relevancia. Parecía que el futuro de Eto’o en España estaba a punto de perderse, sin embargo, el Mallorca le abrió las puertas. Justo ahí, su carrera despegó.

Su llegada al club de las islas baleares se gestó en el 2000. Con el Mallorca, Samuel Eto’o demostró las capacidades por las cuales fue en un principio contratado por el club blanco. Potencia, pegada con ambos pies, regate en corto y gran desmarque. Su máximo logro en la escuadra fue haber ganado la Copa del Rey en la temporada 2002-2003, anotando dos goles ante el Huelva y proclamándose campeón de goleo de dicho torneo.

Eto’o no solo brillaba con la escuadra española, con su selección pudo coronarse en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000 al ganar el oro. Conquistó también la Copa Africana de Naciones en ese mismo año y en 2002 lo volvió hacer tras vencer a Senegal en tanda de penales. La diosa fortuna le sonreía al jugador.

Checa sus mejores goles en el siguiente video.

La gran actuación que generó con el Mallorca y con su selección provocó que saltara a un equipo grande de Europa, el Barcelona. Con los culés logró consolidarse como una de las estrellas de La Liga. Ganó tres ligas, dos Supercopas de España, una Copa del Rey y dos Champions League.

Su carrera en España acabó cuando en 2009 pasó al calcio italiano con el Inter de Milán. Los campeonatos no pararon para el jugador camerunés, quien pudo levantar una Serie A, dos Copas de Italia y nuevamente una Champions League. La carrera de Samuel Eto’o parecía estar destinada al éxito, había conseguido los mayores logros posibles y también tenía ya establecido una dentro de los clubes, pero todo lo que inicia tiene un fin.

Su salida del Inter de Milán generó un declive en su carrera. Llegó a la Liga Rusa en 2011 con el Anzhí Majachkalá, un club poco conocido pero con fuerte poder económico que terminó por seducir al futbolista. Tras dos años en las estepas rusas, volvió a fichar para un grande del futbol en 2013, el Chelsea, con el cual tuvo una modesta actuación. Posteriormente ,el Everton le dio cabida en 2014, sin embargo, dejó al club a media temporada para trasladarse con la Sampdoria de la liga italiana, pero nuevamente abandonó al equipo tras una corta campaña.

Sin regularidad ni grandes actuaciones, la leyenda del futbol africano comenzaba a apagarse. Tal es así que en la Copa del Mundo de Brasil 2014 no reflejó el nivel que anteriormente había desarrollado con los Leones Indomables. Fue hasta el 2015 cuando llegó a la liga turca con el Antalyaspor, donde el rey camerunés pudo volver a recuperar su ritmo y parte de sus habilidades, convirtiéndose en uno de los mayores anotadores del club.

Pareciera que todo marchó bien para el jugador, sin embargo, los actos bárbaros e inhumanos por parte de aficionados y directivos turcos mancharon la carrera de Eto’o. En 2016 denunció ante los medios las agresiones y faltas de respeto por parte del club turco y algunos seguidores de éste debido a su color de piel. Esto molestó a los dirigentes de la escuadra del Antalyaspor y terminó por suspender al camerunés algunos partidos.

Esa no fue la primera vez que fue víctima de ataques por su color de piel. En 2006 el jugador amenazó con abandonar la cancha en un partido contra el Real Zaragoza mientras militaba con el Barcelona. El motivo de su decisión fue porque ya no aguantaba más los insultos racistas que escuchaba desde la grada de los aficionados rivales. Ronaldinho logró convencer al jugador de que continuara en el juego, y así lo hizo.

El 7 de septiembre de 2019, Samuel Eto’o anunció su retiro del futbol profesional. El camerunés ha generado tras de sí una leyenda que crece como uno de los jugadores más exitosos del mundo y del continente africano. Pero el orgullo más grande para Samuel es ser el rey de los Leones Indomables.

 

Por: Manuel Vázquez Laguna /@HayManolo

Comentarios
rabona

Deja un comentario

Entradas recientes

Todo lo que necesitamos es a Rush

Hoy recordamos a Ian Rush, el mítico goleador ‘Rojo’ que construyó una trayectoria casi insuperable…

13 horas hace

Gheorghe Hagi, “el Maradona de los Cárpatos”

Pocos jugadores se pueden dar el lujo de decir que defendieron la camiseta del Real…

14 horas hace

Toni Pressley: la futbolista que venció al cáncer de mama

Toni Deion Pressley nació el 19 de febrero de 1990 en Florida, Estados Unidos. Asistió…

2 días hace

Ser portero de futbol para ciegos, con Luis Zárate

Hoy en Historias del Llano nos acompaña Luis Zárate, portero de Aztecas CDMX, equipo de futbol para…

2 días hace

Washington Tabárez, la patria repartida

Viglietti canta: ...si las manos son nuestras, es nuestro lo que nos den. Washington Tabárez, el…

3 días hace

Estrella Roja vs Dinamo Zagreb, la patada que inició la guerra

El partido se jugaría el 13 de mayo de 1990. La tensión política y social…

3 días hace