Blog

Streetwear y la nueva obsesión del futbol

Los años en los que los tenis de futbol y las camisetas eran verdaderamente accesibles quedaron muy atrás. Actualmente si revisamos tiendas en línea o directamente con los fabricantes, los precios tanto del calzado como de la indumentaria oscilan de los 800 hasta los 4000 pesos. Este incremento de precios responde a la visión del futbol como producto de consumo, hablamos de un fenómeno que paso de lo lúdico a la exclusividad, donde el concepto Streetwear cobra protagonismo.

¿Qué es el Stretwear y cómo se relacionó con el futbol?

En primer lugar hay que dejar en claro a que nos referimos por Streetwear. Este término surgió en 1990 de la mano de deportes como el surf y el skate, posteriormente se sumó la ropa deportiva y los movimientos culturales como el Hip-Hop y el estilo urbano de Japón, quienes la definieron por completo como una forma de vestir que inundó las calles.

En esta etapa del Stretwear podemos decir que se encontraba lejos del escaparate de la alta moda y los diseñadores. Sin embargo, y conforme más gente comenzó a usar este estilo para vestirse, las marcas como Champion, Timberland, Nike y Adidas, dedicaron un espacio para los diseños de Stretwear.

De esta forma el estilo casual que tomo las calles, comenzó a utilizar a emblemas de la época como Michael Jordan, Wu-Tang Clan para difundir sus creaciones. Por otro lado, equipos como los Lakers y los Raiders se volvieron populares por la ropa que comercializaban y encajaron a la perfección en el Stretwear.  

Te puede interesar: Símbolos gráficos de los Mundiales: Cinco ejemplos

Así llegamos a la antesala de la completa comercialización del concepto Stretwear, pues las marcas dedicadas exclusivamente a este estilo proliferaron en el mercado noventero, mismas que encontraron en el deporte su principal recurso para diseñar, modificar o apropiarse de vestimenta. Actualmente no podemos imaginar el estilo Stretwear sin las sub marcas Jordan y Yeezy que pertenecen a Nike y Adidas respectivamente.

Son justamente estas dos trasnacionales las que han dado el giro al diseño y comercialización de las prendas del futbol. Si bien es cierto, que el futbol hizo su incursión en las pasarelas en 2015 cuando Demma Gvasalia diseñador de Vetements incluyó bufandas y el estilo hooligan en una pasarela. Fueron las marcas quienes han aprovechado este nuevo nicho vinculado con el deporte, y el resultado es sumamente lucrativo para sus bolsillos.   

Stretwear: dos perfiles de consumo

Todo este recorrido nos ha llevado a la publicidad que inunda nuestras redes sociales, pues las marcas deportivas de a poco han cambiado el discurso de la venta de camisetas, ahora en la publicidad podemos ver a modelos que portan el jersey de tu equipo. Además nos son presentadas indumentarias que están cargadas de simbolismo y cuyo uso ya no es solo para el estadio.

La cultura del Stretwear aplicada al futbol entendió a la perfección que el diseño de las prendas está pensado para dos públicos potenciales: el primero son los aficionados, a ellos se les ofrece la posibilidad de portar siempre la camiseta de su equipo y que esta cumple con los requerimientos de la moda.

El segundo perfil de consumidor es precisamente para los que siguen los requerimientos que la moda demanda. A ellos, las marcas como Nike y Adidas les ofrecen productos atractivos y que están dentro de las tendencias actuales de la moda. Por lo tanto las piezas obtienen valor por la estética y no por su finalidad, que en este caso es el futbol.

Tres casos de la apropiación del fenómeno del futbol

En la escena del futbol existen tres casos que recientemente ejemplificaron a la perfección la dinámica de consumo del Stretwear y el futbol. El primero de ellos surgió en la Rusia 2018 con una selección africana. Hablamos de Nigeria y su uniforme. Desarrollado por Nike el jersey de las águilas verdes se convirtió en un objeto de deseo de propios y extraños.

Su colorido plasmo por una parte la identidad africana, y por el otro, se posicionó dentro del estilo urbano. Aprovechando esto, la trasnacional lanzó: chamarras, pants, gorros, playeras y conjuntos inspirados en el jersey. Estas prendas no tardaron en agotarse y en ser usadas por los entusiastas del Stretwear.

Otro caso, tal vez el de mayor impacto mediático, es la alianza de Jordan con PSG. En el verano de 2018 la sub marca de Nike sorprendió con el anunció del patrocinio al club parisino, el vínculo entre la marca y Francia no era nuevo, pues dos años antes Jordan abrió una boutique donde se vendían productos Premium.

Te puede interesar: Hooliganismo, de la grada a la boutique

A partir de entonces creció el interés de la marca de posicionarse dentro de la escena de la moda en París, al parecer el futbol le abrió esa puerta. Ya que la alianza fue presentada en la París Fashion Week, donde se dio a conocer toda la línea Stretwear en colaboración con el club, misma que incluye: jerseys, pants, chamarras, tacos de futbol, conjuntos, tenis, inclusive, sandalias. Actualmente los productos del PSG son utilizados por aficionados al futbol y por personajes de la farándula.

Por último, está el caso de Arsenal y Adidas. No olvidemos que recientemente la marca de las tres líneas fichó al club londinense, lo hizo por más de 330 millones de euros. Como era de esperarse la marca volcó todo un aparato mercadológico en el lanzamiento de las camisetas del club.

Mismas que fueron todo un éxito, por un lado los aficionados agradecieron que la marca apostara por la nostalgia, pues los diseños se apegaron a camisetas retro y a la identidad londinense. Por el otro, los entusiastas del Stretwear la recibieron con gusto, pues utilizaron Bruised Banana (uniforme amarillo de la escuadra gunner) como inspiración para la colección del Notting Hill Carnival.

Camisolas, pants, gorros y el escudo de Adidas y Arsenal aderezan la colorida indumentaria que ocasionó expectación en redes sociales y con la que Adidas pretende hacerle frente a Nike en el tema del Stretwear. Es cierto que el espectro de la moda y el futbol es mucho más amplio, pero la finalidad del presente texto es hacer notar lo redituable de la fusión/apropiación de la moda y futbol.

Por: José Macuil García

Comentarios
rabona

Deja un comentario

Entradas recientes

Quini, de los goleadores que ya no hay

“Fue un goleador de los que ya no hay, del estilo Martín Palermo”, así comparó…

1 día hace

Johan Vásquez: una apuesta arriesgada

Johan Vásquez es un futbolista con una carrera por encima del promedio en México. Canterano…

1 día hace

Cracks de Europa que ahora son directores técnicos

Es bien sabido que la mayoría de los directores técnicos, en su momento, fueron cracks…

1 día hace

Pasión del barrio, un futbol donde se juega el honor

Trae puesta la camiseta de aquel Chivas de 1997, con el dorsal ‘7’ y el…

1 día hace

Psicoanálisis y futbol

Durante un largo periodo de tiempo el futbol ha sido parte importante de las sociedades…

2 días hace

De futbolistas a jugadores de la NFL

Ambas disciplinas comparten nombre: “futbol”, pero en la práctica resultan por ser dos deportes muy…

2 días hace