Sundhage y las canarinhas: una proyección a los próximos Juegos Olímpicos

Inicio Blog Sundhage y las canarinhas: una proyección a los próximos Juegos Olímpicos

-

El 24 de marzo se anunció que los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 serán pospuestos por primera vez en la historia. La suspensión acordada por el Comité Olímpico Internacional (COI) es de un año y el evento tendrá lugar entre el 23 de julio y 8 de agosto de 2021. Este año los espectadores se perderán de muchas competencias, una de ellas es el futbol femenil

El futbol femenil se reconoció como disciplina olímpica hasta los Juegos de 1996, mientras que el varonil lo fue desde el año 1900. A pesar de una brecha de noventa y seis años, el balompié femenil cada vez es más competitivo y reconocido a nivel mundial. Sin duda, Tokio 2020 hubiera sido una oportunidad para ver el desarrollo del deporte y el caso especial de una selección: Brasil

La verdeamarela por primera vez en la historia – en selecciones femeniles y varoniles- tiene una dirección técnica extranjera, Pia Sundhage, quien dirige a la selección femenina de Brasil desde el 2019. En su carrera como entrenadora ha ganado tres medallas olímpicas y un segundo lugar en la Copa Mundial del Fútbol Femenino. Desde el 2008 hasta el 2012 dirigió a la selección de Estados Unidos, equipo con el cual consiguió dos medallas de oro en Beijing 2008 y Londres 2012, y el segundo lugar en la Copa Mundial 2011. 

Lee más: Mia Hamm, la pionera del gol

En el 2012 dejó a la selección estadounidense para dirigir a Suecia. Ese mismo año ganó el galardón de la FIFA a mejor entrenadora femenina, premiación en la cual dejó clara su visión del balompié: El futbol se trata de sentimientos y decisiones, cada señal cuenta, por eso si juegas muchos juegos puedes imaginar que pasará. 

Tiene una trayectoria de cuarenta y dos años en el futbol, debutó en Suecia en 1978, fue seleccionada nacional, jugó dos mundiales y unos Juegos Olímpicos. En su carrera como futbolista y entrenadora se ha destacado por romper barreras y explotar el potencial de las jugadoras, a través de un planteamiento de juego que se enfoca en el orden de las transiciones de ataque y defensa. 

En el primer año en que se hizo cargo de la selección sueca logró una semifinal en la EUROCOPA 2013. En Río de Janeiro 2016, fue la primera vez en los Juegos Olímpicos en que EEUU no llegó a la final. La entrenadora Pia Sundhage esta vez dirigía a Suecia, país que disputó el oro olímpico frente Alemania. Aunque las campeonas fueron las alemanas con un resultado de 2 a 1, Sundhage obtuvo su tercera medalla olímpica como entrenadora. 

Las canarinhas tienen renombre por la habilidad y el talento de las jugadoras, destacan nombres como Marta y Cristiane, quienes tienen una técnica natural para mostrar destreza en el ataque dentro del campo. Brasil ha disputado dos finales olímpicas (Atenas 2004 y Beijing 2008) y un mundial (China 2007), sin embargo, nunca han sido campeonas. 

Las dos veces en las que Brasil fue subcampeón olímpico la escuadra rival fue Estados Unidos. En el torneo de Pekín 2008, cuando Brasil perdió 2 a 1 frente a EEUU, la directora técnica fue Pia Sundhage. En una entrevista realizada por la FIFA, la nueva entrenadora de las canarinhas, señaló que bajo su dirección técnica integraría en la selección brasileña la organización sueca, la actitud americana you can do it , la pasión y técnica brasileña. 

Tal vez te interese ver: Futbol femenil disidente: ¿prohibir el juego por 50 años?

La cancelación de los Olímpicos es una oportunidad para repensar el fútbol femenil y las nuevas proyecciones. Después de la eliminación de Brasil frente a Francia en el Mundial 2019, la jugadora Marta Vieira Da Silva hizo un llamado a las nuevas generaciones: “No tendrán a Formiga por siempre, no tendrán a Marta o Cristiane por siempre. El futbol femenil depende de ustedes para sobrevivir, piensen eso, aprecienlo más”. 

Hay una percepción generalizada en América Latina de que el futbol, es solo para hombres. En Brasil durante casi 40 años el futbol estuvo prohibido para las mujeres. En 1941, durante la época de la dictadura de Getúlio Vargas, se emitió un decreto-ley que prohibía a las mujeres hacer cualquier tipo de deporte que pusiera en peligro su función reproductiva, la prohibición terminó en 1979 . 

En estos Olímpicos el futbol femenil continuará con el llamado que promueve la participación de las mujeres en el espacio público. Brasil, uno de los países pioneros puede consolidar esta narrativa con un oro olímpico en el cuello, una oportunidad para las brasileñas y las nuevas generaciones para cumplir el sueño de las mujeres como futbolistas y referentes nacionales. Es un sueño que depende de las piernas de una selección y de Pia Sundhage, pero espectadores, hinchas y amateurs tendrán que esperar un año más. 

 

Por: Margarita Morett

Suscríbete a nuetro

Para estar al día en las promociones y notas

- Advertisment -

Lo mas Nuevo: