Texto

Thierry Henry: el cañonero francés

Francia ha sido cuna de muchos de los mejores jugadores del orbe futbolístico, aunque unos cuantos son los que han podido trascender para siempre en la historia de este deporte, Thierry Henry, fue uno de esos que marcaron una época.

Espigado, pero con gran fuerza y potencia, así como su velocidad e inteligencia al momento de saber qué hacer con la redonda, además de su estética y explosividad, son algunas de las tantas características que sobresalen en el francés.

Durante 20 años de carrera profesional, Henry portó más de una camiseta: AS Mónaco (1994-1999; Juventus (1999); Arsenal (1999-2007 primera etapa y 2012 segunda etapa); FC Barcelona (2007-2010); New York Red Bulls (2013-2014); además de vestir la de la Selección Francesa (1997-2010). Pero sin duda, con la que más se le identifica es con la de los Gunners.

Los primeros pasos

Titi, como muchos en Francia, es de padres inmigrantes; su madre es de Martinica y su padre de Guadalupe. Ellos arribaron a Les Ulis un suburbio cercano a París, lugar donde nació un 17 de agosto de 1977. 

Thierry Daniel Henry comenzó a acercarse al balón a partir de equipos locales, mismos en los que comenzó a destacar por su gran velocidad y goles, desde aquel entonces ya jugaba como delantero. 

En 1990, el AS Mónaco no dudó en hacerse de los servicios del joven francés, de solo 16 años de edad, para integrarlo a la academia del club. El ansiado debut como profesional lo hizo un año después de haber llegado; el equipo del principado se enfrentó ante el Niza, esto por la Ligue 1 el 31 de agosto de 1994.

El desencanto italiano

Alguien que fue determinante para la contratación de la joven promesa fue el técnico del Mónaco de ese entonces, Arsène Wenger, quien, sin saberlo, en un futuro terminaría por volver a ser de suma importancia para Henry. 

Es de destacar que al inicio de Titi jugaba como extremo izquierdo, pues Sonny Anderson ocupaba la posición de delantero; sin embargo esto no representó obstáculo alguno para que Henry destacara. Ya comenzaba a ser reconocida su calidad en Francia y, poco a poco, lo sería en el futbol internacional.

Los títulos y su buen desempeño en el balompié francés, hicieron que el mundo lo volteara a ver. Su futbol hizo eco en Italia, pues en 1999 la Juventus de Turín se hizo de sus servicios por la cifra de 12.50 millones de euros. Llegó a la Vecchia Signora como una promesa que parecía consumarse, pues, a pesar de tener solo 21 años de edad, ya había conquistado una Copa del Mundo en la que, además, fue pieza clave. 

Sin embargo, Henry simplemente no logró destacar en el equipo dirigido por Carlo Ancelotti. Es cierto que había grandes futbolistas con los cuales competir por un puesto, como Alessandro Del Piero o Zinedine Zidane, pero el bajo rendimiento que tuvo, se relaciona más con la posición que ocupó sobre el césped, pues Carlito lo habilitó como medio interior por izquierda, algo sumamente defensivo para las cualidades de Titti.

Todo esto desencadenó en un pobre rendimiento, pues apenas anotó en tres ocasiones durante las 16 apariciones que tuvo, por lo que permaneció solamente siete meses en el conjunto de Turín.

 “Cuando estuve en la Juventus, sentí que había perdido el deseo por el fútbol”, Thierry Henry. 

The Boss

Si bien es cierto que el francés ya había mostrado gran calidad dentro de la cancha, aún no se destapaba por completo todo aquello de lo que se suponía era capaz. El destino entonces deparó la entrada en escena de una escuadra interesada en el parisino, un club londinense con historia, una en la que podían presumir de algunos títulos, aunque en su mayoría conseguidos en los años 30 –cinco de sus 13 títulos de liga los consiguió en esa década-: el Arsenal.

Aquel equipo de cañoneros era dirigido por un viejo conocido de Henry, Arsène Wenger. Los Gunners reclutaron al delantero el 3 de agosto de 1999 por 16 millones de euros. Tras arribar a Londres, por fin el artillero jugaría, por primera vez como profesional, en la posición que era su hábitat: la delantera. A partir de esto, sus cualidades terminaron por estallar.

Los Invencibles

¿Y qué sucedió? Logró una química excelsa con todo el cuadro, pero en especial con su compatriota Robert Pirès, con el neerlandés Dennis Bergkamp y con el sueco Fredrik Ljungberg Un ataque de miedo. El equipo londinense por fin encontró a su cañonero, uno que jamás dejaba de disparar.

Con los Gunners, Henry consiguió conquistar la Premier League en dos ocasiones, durante las campañas 2001/02 y 2003/04 y fue precisamente en ésta última donde aquel equipo de Londres marcó un hito en la historia del balompié, pues permaneció invicto durante 49 partidos. Este récord solo lo superan el Bayern Múnich con 53 partidos y el AC Milan con 58. Aún así, 49 encuentros sin perder es una locura. 

Conocidos como “los invencibles”, esa escuadra combinaba grandes jugadores. Además de contar con Henry, Bergkamp, Pirès y Ljungberg, quienes tenían excelente técnica y atacaban desde varios frentes; contaban también con un medio campo equilibrado y una defensa impasable con cracks como Viera, Gilberto Silva y Campbell.

Aunque es una afirmación arriesgada y el futbol ha cambiado, ese equipo es probablemente el mejor que se ha visto en la Premier League. Justamente, esa mística impactó muchísimo en distintas generaciones. Para los adultos ese era un futbol poco visto en una liga famosa por su rudeza y su falta de técnica, y para los jóvenes nacidos en los años ochenta o en los noventa, fue algo completamente nuevo.

Ese Arsenal de inicios de los 2000 era propositivo, expansivo, creativo y divertido de ver. Además, era un momento donde la Premier League no era lo que es hoy, apenas comenzaba su primera expansión para consolidarse como una liga top.

En búsqueda de nuevos retos

Todo parecía brillar para Thierry, pero llegaron las lesiones, mismas que no le permitieron tener una temporada regular en la campaña 2006-2007, apenas con 17 partidos disputados y 10 goles anotados la temporada para él concluyó antes, para así poder recuperarse. 

Y, cuando parecía que poco a poco se recuperaba, el 23 de junio del 2007 el Barça pagó 24 millones de euros para tenerlo en sus filas. Junto a Lionel Messi y Samuel Eto´o en la parte ofensiva, lograron encaminar a un Barcelona a hacer historia.

Después de tres años en España, la Major League Soccer (MLS) en su eterna búsqueda de hacerse respetar en el orbe futbolístico, llevó a Titi a tierra estadounidense. El 14 de julio del 2010 se conoció su nuevo destino dentro de aquella liga, los New York Red Bulls. En el equipo neoyorquino se encontró con Rafael Márquez, compañero con el que también coincidió en el Barcelona. 

El 6 de enero de 2012 Henry regresó al Arsenal a préstamo por dos meses, los cuales aprovechó al máximo, ya que logró marcar en tres ocasiones, además de que fueron goles que ayudaron a los Gunners tanto en FA Cup como en Premier League. Luego de tan emotivo reencuentro con la gente de Londres, Thierry retornó a la MLS, liga donde demostró que aún tenía hambre de títulos y de triunfos, así como una entrega total.

Estos son los números más importantes que cosechó Thierry a nivel club:

. AS Mónaco: Ligue 1(1996-1997), Trophée des Champions (1997).

. Arsenal: Premier League (2001-2002, 2003-2004), FA Cup (2002, 2003, 2005), FA Community Shield (2002, 2004).

. FC Barcelona: Liga Española (2008-2009, 2009-2010), Copa del Rey (2008-2009), Supercopa de España (2009), UEFA Champions League (2008-2009), Supercopa de la UEFA (2009), Copa Mundial de Clubes FIFA (2009).

. New York Red Bulls: Escudo de la MLS Supporters (2013), MSL Conferencia Este (2010, 2013).

. Jugador francés del año (2000, 2003, 2004, 2005, 2006).

. Máximo goleador de la Premier League (2002, 2004, 2005, 2006, 2007).

. Máximo goleador de la Copa FIFA Confederaciones (2003).

. Máximo goleador histórico del Arsenal con 237 goles.

El 12 y el 14

Desde que el parisino comenzó a jugar con el AS Mónaco y con su selección, eligió el dorsal número 12, pues el futbolista al que más admira es Marco van Basten, quien lo portó con los Países Bajos durante la Eurocopa 1988. Cuando Henry llegó al Arsenal en 1999, su compañero Christopher Wreh, ya tenía “su número”, por lo que se decantó por utilizar el número 14, dorsal mítico de otro futbolista neerlandés, el de Johan Cruyff. Con Francia, Titi conservó el número 12 hasta su retiro.

Les Blues

El primer acercamiento que tuvo con la selección nacional de su país fue en 1997, año en que se disputó el Campeonato Mundial Juvenil de la FIFA. Y, aunque la sub-20 a la que perteneció perdió en cuartos de final ante su similar de Uruguay en penales (6-7), llamó de inmediato la atención del técnico nacional Aimé Jacquet, quien lo convocó a la categoría absoluta en 1997.

Titi hizo su debut en la mayor el 11 de octubre de 1997 con tan sólo 20 años de edad en un juego en contra de Sudáfrica.

En 1998 Francia fue sede de la Copa del Mundo y Thierry apenas contaba con 21 años de edad, sin embargo esto no fue impedimento para que terminara como máximo goleador (3) de su selección. A esto se le suma que les Blues terminaron por coronarse como campeones del mundo al derrotar a Brasil 3-0.

La mayor de Francia no solamente venía con una buena generación y con el Mundial tras de sí, además, jugaban bien al futbol. La Euro 2000 también fue el torneo para Henry, pues volvió a ser el máximo artillero de su selección (3) y se alzaron con el campeonato al derrotar a Italia 2-1. 

En el 2003 se vieron frente a su similar de Camerún en la final de la Copa Confederaciones, el parisino terminó con el título de goleo del certamen con 4 tantos, de los cuales uno terminó por anotarlo en la final, de hecho, fue el único de aquel partido y con el cual ganaron el campeonato. 

El Mundial de Corea-Japón 2002 mostró una pobre exhibición por parte de Francia, pues ni siquiera pasaron de la fase de grupos. En Alemania 2006 su participación fue mucho mejor, ya que terminaron por convertirse en subcampeones ante Italia, empatando 1-1 en tiempo regular, pero cayeron en la tanda de penales 5-3.

Sudáfrica 2010 volvió a recordarnos a la Francia que jugó en 2002 al no superar de nueva cuenta la fase de grupos, este Mundial marcó la carrera de Thierry, pues se convirtió en el único jugador francés –hasta el momento- en disputar cuatro ediciones de Copa del Mundo, además de que fue su despedida de la selección.

Aquí lo número que Henry cosechó con su selección:

. Copa Mundial (1998).

. Eurocopa (2000).

. Copa FIFA Confederaciones (2003).

. Máximo goleador histórico de la selección francesa con 82 goles.

Au revoir, Henry

El 16 de diciembre de 2014, y con 37 años de edad, Thierry Henry anunció su retiro de las canchas de manera profesional. Promulgó un mensaje en el que, entre otras cosas comentó:

Después de 20 años he decidido retirarme del futbol profesional. Fue un viaje increíble ()“. 

Titi conquistó cada uno de los campos en los que jugó y cada uno de los equipos en los que militó. Es una de las figuras más destacadas, no solamente del futbol francés, sino de la historia del balón. Su fuerza física y mental, así como su exquisito juego con la redonda nos regalaron pases, dribles, goles, pero sobre todo una entrega en cada partido que disputó. Si el ser Gunner fuera una nacionalidad, seguro que Thierry Henry sería el primero en tenerla.

Ver más: Cinco canciones que hoy son himnos del futbol

Síguenos en Google News

Por: Ricardo Olín García / @ricardo_olin

Comentarios
rabona

Deja un comentario

Entradas recientes

Álex Aguinaga: un relámpago de futbol

Necaxa es sinónimo de una afición fiel que se divide entre la capital del país…

10 horas hace

¿A quién le vamos?

La primera vez que pisamos un estadio es inolvidable. Pasar un túnel y encontrarnos inmediatamente…

18 horas hace

Los Osos Grises de Toluca, el futbol de la memoria

La tierra del Estado de México -tan castigada últimamente- es un terreno en donde entre…

2 días hace

Leonardo Cuéllar: ¿Acierto o error su regreso al futbol femenil?

En marzo se anunció que Leonardo Cuéllar volvería a Pumas, pero en esta ocasión como…

2 días hace

Los Colibríes de Morelos, el futbol de la memoria

El futbol es bello y trágico como la vida, lo que sucede con la historia…

3 días hace

José Castilho, el guardameta que se cortó un dedo por amor al futbol

Un portero es un ser enigmático, cuyo trabajo muchas veces es de un tinte un…

4 días hace